Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Gobierno y Generalitat retoman este miércoles el diálogo para cerrar la crisis por el espionaje de Pegasus

Vilagrà y Bolaños, en la reunión que ya mantuvieron en Barcelona en abril

Arturo Puente


0

El Gobierno y la Generalitat están tratando de reconducir las relaciones que llevan bloqueadas más de dos meses por el caso de espionaje con el programa Pegasus. Para conseguirlo, el ministro Félix Bolaños y la consellera Laura Vilagrá se han citado para reunirse mañana miércoles en una reunión en el Ministerio de la Presidencia, en Madrid. El Govern espera salir del encuentro con explicaciones y garantías de no repetición de la cuestión del espionaje, así como poner sobre la mesa los casos de “represión” que afectan a independentistas.

Esta reunión se celebrará a un nivel diferente al que reclamaba el president Pere Aragonès, que había pedido verse cuanto antes con el presidente Pedro Sánchez, hasta el punto de que ambos se habían emplazando a una cita “cuanto antes”. Pero este encuentro no ha llegado y sin embargo serán sus respectivos números dos quienes lo hagan. “Esto no normaliza las relaciones”, afirman fuentes del Govern, quienes sin embargo no ocultan que la visita de Vilagrà a Madrid podría ser un paso previo a la reunión entre presidentes que buscan.

Bolaños y Vilagrà ya fueron los encargados de reunirse el 24 de abril pasado, cuando estalló el caso Pegasus. Aquel encuentro sin embargo no logró reconducir las relaciones, que se han mantenido congeladas en la parte política desde entonces. Pese a esto, los contactos entre ejecutivos se han mantenido, precisamente a través de los responsables que ahora se han citado en el Ministerio.

Desde el equipo de Pere Aragonès tienen interés en saber hasta dónde está dispuesto a llegar el Gobierno para recuperar la mayoría de la investidura, que consideran hundida desde la primavera. Por esta razón el Govern llevará ante Bolaños la lista de incumplimientos, que tienen que ver con una respuesta insuficiente, a su parecer, al caso de Pegasus, pero que también pasa por la cuestión del incumplimiento del pacto de los presupuestos por los reiterados déficits de ejecución de inversión en infraestructuras catalanas.

Este intento de retomar las relaciones entre gobiernos llega la semana después de las elecciones andaluzas, una fecha que había esgrimido el Gobierno para ir retrasando la cita con el Ejecutivo catalán. Sin embargo, desde el Govern también creen que los resultados de las andaluzas han dejado en una situación de debilidad a Sánchez, por lo que consideran que ahora puede tener más interés que antes en retomar la mayoría de izquierdas en el Congreso.

Desde que se conoció el informe de Citizen Lab, que certificaba que se había espiado a decenas de cargos y personalidades independentistas, incluido el actual president de la Generalitat, ERC se retiró del bloque en el que el Gobierno se apoya para sacar adelante su agenda legislativa. Si bien el Ejecutivo ha conseguido no perder desde entonces ninguna votación importante, gracias a los pactos puntuales, los republicanos venían avisando de que su posición de no colaboración se mantendría hasta que hubiera cambios en el Gobierno sobre diferentes temas, sobre todo en la cuestión del espionaje.

Etiquetas
stats