Catalunya no prorrogará el toque de queda tras el 21 de enero si se confirma una mejora de la pandemia

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja.

El toque de queda en Catalunya podría tener los días contados si los indicadores de la pandemia no empeoran durante la próxima semana. El Govern ha anunciado este martes que no prevé prorrogar el confinamiento nocturno más allá del 21 de enero si se confirma una mejora de la pandemia que la comunidad está ya comenzando a notar. El toque de queda, impuesto desde el pasado 24 de diciembre, sería la primera restricción en caer pero el Ejecutivo catalán aún no está pensando en una relajación generalizada de las medidas.

La portavoz del Govern, Patricia Plaja, ha asegurado este martes que las cifras de contagios siguen siendo "desorbitadas", una situación que ha relacionado con la incidencia de la variante ómicron. De hecho este mismo lunes se registró el récord de visitas a la atención primaria en Catalunya, con prácticamente 100.000 usuarios atendidos en un solo día.

Pese a esto, Plaja ha asegurado que las autoridades sanitarias catalanas están observando una desaceleración en los contagios y en el aumento de presión sobre el sistema sanitario, por lo que consideran que podría haber una futura mejora en las próximas semanas. Si estos indicadores se confirman, ha afirmado la portavoz, el Govern no planteará prorrogar el confinamiento nocturno vigente actualmente de 1 a seis de la mañana.

"Las restricciones están consiguiendo el objetivo marcado", ha asegurado Plaja, que ha añadido sin embargo que no se plantean por el momento una flexibilización del resto de medidas, como el cierre del ocio nocturno o la prohibición a reuniones de más de 10 personas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats