Seat y Nissan paran su producción en Barcelona por la alerta del coronavirus

Nissan convoca a los sindicatos para tratar un posible ERTE en la planta de Barcelona

ACN

Barcelona —

0

Seat y Nissan, las dos principales plantas de producción automovilística catalanas, dejan en pausa su producción por la crisis sanitaria del coronavirus. El fabricante español, con más de 12.000 trabajados en Martorell, ha anunciado a su plantilla que impondrá la inactividad a partir del próximo lunes y por tiempo indefinido. Según ha explicado la dirección, se trata de una medida tomada debido a las dificultades logísticas que están encontrando después de las drásticas medidas tomadas por las autoridades para contener el brote. 

Los 65.000 habitantes de la zona de Igualada amanecen confinados entre controles de Mossos: "No sabemos si nos dejarán ir a trabajar"

Los 65.000 habitantes de la zona de Igualada amanecen confinados entre controles de Mossos: "No sabemos si nos dejarán ir a trabajar"

Seat y los sindicatos habían pactado ofrecer la totalidad del salario a los trabajadores confinados a los municipios de Igualada, Vilanova del Camí, Òdena y Santa Margarida de Montbui. Ese acuerdo, sin embargo, se ha producido antes de que la compañía decidiera pausar su producción, y mientras apostaba por mantener la producción con normalidad salvo este sábado. La empresa no descarta aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) si la situación se agrava en los próximos días.

Por su parte, Nissan ha detenido la producción de sus plantas en la Zona Franca de Barcelona y Montcada i Reixach por la crisis del coronavirus y los problemas derivados del confinamiento de la zona Igualada (Barcelona), donde la compañía tiene algunos de sus proveedores, como la empresa Trire de Òdena. En el mediodía de este viernes se ha parado la producción de vehículos y solo funciona la planta de motores y cambios, que está también en la Zona Franca.

El comité de empresa y la dirección tienen una reunión de urgencia esta tarde y por ahora no se trabajará, tampoco, lunes, según fuentes sindicales. En una rueda de prensa, el consejero de Interior, Miquel Buch, ha admitido que el confinamiento de Igualada ha generado alguna "incidencia" a nivel económico porque es una situación que nunca se había hecho nunca, y que están intentando para ver si "se puede resolver el problema".

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2020 - 17:20 h

Descubre nuestras apps

stats