La portada de mañana
Acceder
Defensa asume el gasto en sueldos de los 1.500 efectivos de la Guardia Real que sirven a la monarquía
Carpetazo a la Kitchen del PP, por Ignacio Escolar
La batalla por el legado de John McAfee

El empresariado catalán se posiciona a favor de los indultos: "Vivimos una oportunidad histórica para la concordia"

El president Aragonès y Javier Faus se saludan en la primera jornada de la reunión del Cercle d'Economia

Claro mensaje de apoyo a los indultos por parte del empresariado catalán representado por el Cercle d'Economia. Javier Faus, presidente del foro que comienza este miércoles su reunión anual, ha dado la bienvenida a Pere Aragonès remarcando que la política catalana viven una "oportunidad histórica para la concordia", por lo que el Cercle apoyará cualquier iniciativa para el entendimiento "dentro del marco legal". "Y los indultos lo son", ha subrayado Faus, que ha bendecido así las medidas de gracia que el Gobierno planea aplicar de forma inminente para los líderes independentistas presos.

Faus ha defendido los indultos en la sesión inaugural de las jornadas del Cercle, donde esta misma tarde se recibirá al rey Felipe VI y, el jueves a primera hora, a Pablo Casado. El foro empresarial catalán vuelve a posicionarse de esta forma respecto a uno de los debates políticos candentes, como ya lo hizo para censurar la ruptura que suponía la independencia durante el procés y, de forma tradicional, por un nuevo diseño territorial de España en lo político pero también en lo económico.

"Creemos que se inicia un momento idóneo par buscar una solución que encaje el conflicto político que vive Catalunya", ha continuado Faus, que ha propuesto a los presentes "trabajar todos por un nuevo ciclo de concordia, por superar el conflicto y apostar por un mañana en común". La organización empresarial ha aprovechado la presencia del president de la Generalitat elogiando los primeros pasos dados por el nuevo Govern, de los que ha dicho que marcan una dirección que el Cercle valora "muy positivamente".

Aragonès se compromete con el diálogo con el Gobierno

En su intervención, el president de la Generalitat ha resumido ante los empresarios las recetas de gobierno que viene exhibiendo desde su investidura, como la necesidad de enfocarse en las políticas verdes o la urgencia por adaptar la economía a un crecimiento que se centre en el bienestar social. Pero, en un foro económico que le daba la oportunidad de dirigirse por primera vez como jefe del Govern al gran empresariado catalán, Aragonès ha optado por reafirmar su apuesta por el diálogo y la negociación para resolver el conflicto catalán. "Abrimos una nueva etapa", ha proclamado el republicano, que ha afirmado que la mesa de diálogo con el Gobierno central debe servir para que "todas las opciones estén sobre la mesa" y para llegar a soluciones "que puedan ser ratificadas por la ciudadanía".

Con todo Aragonès, que se ha presentado ante los empresarios como un "independentista y progresista", ha puesto deberes al Gobierno para que el diálogo funcione. "El Estado tiene la obligación de presentar su propuesta y a partir de aquí estar dispuesto a debatirla y confrontarla", ha afirmado el de Esquerra, que ha remarcado que todas las salidas acaban en un referéndum. En esa línea, el president se ha referido a los indultos, sin citarlos, como una muestra de la voluntad del Ejecutivo de Pedro Sánchez por avanzar a una solución para Catalunya. "Si se producen pasos adelante las próximas semanas significa que se puede avanzar hacia aquí", ha dicho. "Se debe gestionar de una forma diferente el conflicto político, y ese es el compromiso que nosotros adquirimos", se ha reafirmado.

Aragonès ha abierto las jornadas de la reunión del Cercle como es tradicional que haga el president de la Generalitat. Pero tanto por la recibida del auditorio como por el mensaje pronunciado, el papel del líder de ERC ha sido muy diferente al de su predecesor, Quim Torra, que inauguró las últimas jornadas celebradas, en 2019. Si al expresident los socios de la organización le trasladaron frialdad e incluso reproches, Aragonès ha sido saludado por varios de los presentes a su llegada y, durante las preguntas, se ha constatado un tono de interés sobre las visiones del Govern en materias económicas y políticas públicas.

Tras Aragonès ha sido el turno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que en esta edición asumía también el papel de anfitriona por haber elegido el Cercle la capital catalana para celebrar su reunión, en vez del tradicional emplazamiento de Sitges. La primera edil ha defendido las políticas que se han aplicado por su consistorio, entre las que ha destacado liderar el gasto social en España o haber impulsado, a través de la iniciativa público-privada, la construcción de vivienda de alquiler social. Más allá de esto, Colau ha defendido una reconstrucción económica tras la pandemia que transforme el modelo productivo para mejorar las condiciones sociales.

La alcaldesa además ha hablado de los sectores "más afectados" por la crisis, entre las que ha citado a la economía asociada al turismo, pero ha lanzado una dura advertencia respecto al "monocultivo" del sector. Según ha defendido Colau, una economía demasiado basada en el turismo es "un desastre", por lo que ha abogado por diversificar y no volver a "recetas del pasado".

El Cercle reafirma su apuesta por la España diversa

Sobre la cuestión territorial, Faus ha recordado que la apuesta de su organización es por una visión de España diversa y desde las periferias. "El Cercle apuesta por una autonomía política auténtica, de forma pragmática y sin rupturas. Queremos lanzar otra mirada desde la periferia y hablar del modelo territorial español", ha indicado, tras recordar que en las jornadas de este año estarán invitados cuatro presidentes autonómicos, además del catalán, como son el gallego Alberto Nuñez Feijoo, el andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla, el valenciano Ximo Puig y la balear Francina Armengol. "El Cercle aposta per una España menos radial, más alemana que francesa", ha resumido Faus.

Pese a esto, Faus ha llamado la atención de Aragonès sobre dos proyectos importantes para la organización, como es la iniciativa privada en las energías renovables y la ampliación del aeropuerto de Barcelona. "En algunos momentos somos los propios catalanes quienes perdemos oportunidades para políticas públicas contra la iniciativa privada o por no tener claros cuales son nuestros objetivos", ha destacado el presidente del Cercle d'Economia.

Catalunya, ha asegurado el presidente del foro económico, tiene capacidad para ser "muy competitiva" en la nueva economía, pero para ello debe centrarse en la recuperación, que ha descrito como una visión combinada entre el crecimiento económico y la protección social. A la vez, Faus ha abogado por cerrar el conflicto territorial defendiendo un nuevo encaje en el Estado. Si el Govern Aragonès sigue estas recetas, podrá contar con la ayuda de los actores económicos del Cercle, ha transmitido.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2021 - 16:15 h

Descubre nuestras apps