El juez cita como imputado a Torra el 23 de septiembre en su segunda causa por no retirar una pancarta a favor de los presos del procés

Torra ya ha sido condenado por no retirar otra pancarta con lazos amarillos a favor de los presos

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) Carlos Ramos ha citado como investigado para el próximo 23 de septiembre al president de la Generalitat, Quim Torra, por un presunto delito de desobediencia en la segunda causa abierta al jefe del Govern por su negativa a retirar una pancarta en favor de los presos del procés del balcón del Palau.

La semana pasada Ramos pidió a la secretaría de la Sala Civil y Penal del TSJC que consultara a la oficina del president "la fecha más adecuada" para que Torra compareciera como investigado. La fecha, agregó el instructor, debía "conciliar las obligaciones públicas" del president con "las licencias y permisos ya autorizados al personal" del juzgado.

El ofrecimiento del instructor permitía en cierto sentido a Torra decidir si comparecía antes del verano o después. No obstante, Torra ha obviado la solicitud del magistrado, que en un primer momento fijó la fecha del 29 de julio para la declaración de Torra. Sin embargo, Torra comunicó que esa fecha estaba "comprometida por la agenda oficial", por lo que el juez ha fijado la nueva fecha del 23 de septiembre.

El letrado de la administración de justicia de la sala Civil y Penal del TSJC, había detallado en una diligencia que "pese al tiempo transcurrido a día de hoy no se ha obtenido respuesta" por parte de la oficina del president a la petición para consensuar una fecha de declaración.

Los orígenes de este nuevo caso se remontan al 20 de septiembre de 2019. En aquella fecha, los magistrados de lo Contencioso Administrativo del TSJC ordenaron a Torra retirar en 48 horas la pancarta del balcón de la Generalitat en favor de los "presos políticos y exiliados". Lo hicieron al aceptar la medida cautelar solicitada Impulso Ciudadano, la entidad liderada por el exdiputado de Ciudadanos José Domingo y que ejerce la acusación popular en la causa. Al igual que ocurrió en el caso de los lazos, Torra amagó con negarse a retirar la pancarta, que siete días después terminaría igualmente descolgada del balcón del Palau.

La declaración de Torra a la vuelta de vacaciones servirá para encarar la recta final de la investigación del caso, que al igual que el anterior no supone una causa compleja de instruir habida cuenta de que se trata de discernir si el president cumplió o no con una orden para retirar una pancarta. En este ocasión además, la orden provino directamente de un tribunal y no de la Junta Electoral Central (JEC), que según Torra no era un órgano superior jerárquico competente para darle órdenes.

Todo ello mientras, casi con total seguridad, el Supremo inhabilitará definitivamente a Torra tras la vista para revisar la primera condena por los lazos que tendrá lugar a la vuelta de vacaciones el 17 de septiembre. Una vez confirmada la primera condena, se precipitarán las elecciones anticipadas en Catalunya.

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2020 - 11:52 h

Descubre nuestras apps

stats