Junts preguntará la semana que viene a sus bases sobre su salida del Govern

Turull, Borràs y Puigneró a su llegada a la sede de jUNTS

Junts preguntará la próxima semana a sus bases sobre si debe salir del Govern después de la crisis provocada por el cese del vicepresidente, Jordi Puigneró. Será una consulta interna que se celebrará los días 6 y 7 de octubre tras un nuevo ultimátum al president de la Generalitat, Pere Aragonès, al que los posconvergentes han dado de plazo hasta el domingo para responder a un documento sobre las exigencias de Junts para mantener el acuerdo de legislatura.

Aragonès se cobra la cabeza de su vicepresidente y complica la supervivencia del Govern

Aragonès se cobra la cabeza de su vicepresidente y complica la supervivencia del Govern

Así lo han anunciado en rueda de prensa la presidenta de Junts, Laura Borràs, y el secretario general de la formación, Jordi Turull, que han destacado que ambos acuerdos –la consulta interna y la nueva exigencia al president– se han tomado por unanimidad de toda la Ejecutiva. Ambos dirigentes buscan así mantener la imagen de unidad del partido pese a las voces discrepantes sobre la continuidad en el Govern.

La de este jueves ha sido una jornada de digestión en Junts del golpe de autoridad que dio al filo de la medianoche Pere Aragonès. El president cesó a su vicepresidente, Jordi Puigneró, cabeza visible de Junts en el Ejecutivo, al no perdonarle que no le avisara de la intención de su grupo de exigirle una cuestión de confianza si no cumplía con el acuerdo de Govern.

La decisión de Junts es un paso más en la partida de ajedrez en que se ha convertido la crisis con ERC. Ninguno de los dos partidos quiere quedar públicamente como el responsable de la ruptura del Ejecutivo, y la batalla del relato se centra en culpar al otro. Por ello Turull ha recalcado que antes de consultar a las bases quieren volver a negociar con Aragonès. Nadie quiere quedar como el que rompe la baraja.

Según Turull, Junts trasladará al president una propuesta de “concreciones, garantías y plazos” sobre los tres puntos que Junts viene reclamando a Aragonès desde el mes de septiembre, limitar la mesa de diálogo a autodeterminación y amnistía, crear un órgano de coordinación soberanista y unidad de acción en Madrid. “Hasta el domingo no tenemos otro trabajo que intentar ponernos de acuerdo”, ha incidido Turull.

No ha querido detallar el secretario general el contenido de la propuesta que trasladarán a Aragonès. “Cuando quieres hacerlo bien no quieres que el otro se entere por los medios de comunicación”, ha justificado Turull. Por su lado, Borràs ha remarcado que Junts “quiere que se cumpla el acuerdo de Govern” porque, a su juicio, es “el camino para alcanzar la independencia”.

La reunión de la Ejecutiva de Junts se ha alargado todo el día y ha servido para demostrar que en la formación no hay una posición unánime. Aunque a primera hora todos los consellers de Junts se han puesto a disposición del partido para decidir su continuidad en el Ejecutivo, ya al mediodía la titular de Acción Exterior, Victòria Alsina, expresaba desde Ginebra que veía “margen” para reconducir la crisis entre Junts y ERC.

Tras la destitución de Puigneró, sigue habiendo seis consellers escogidos por JxCat: Jaume Giró (Economía), Victòria Alsina (Acción Exterior), Gemma Geis (Universidades), Josep Maria Argimon (Salud), Violant Cervera (Derechos Sociales) y Lourdes Ciuró (Justicia). Aragonès invitó este miércoles a Junts a proponer un nuevo vicepresidente y titular de Territorio, pero Borràs ha indicado que el partido no piensa proponer el cargo hasta conocer el resultado de la consulta interna.

Son los consellers los más partidarios de seguir en el Govern. En cambio dirigentes como la presidenta del partido, Laura Borràs, defienden la salida del Ejecutivo. Lo que todos los sectores tienen claro es que la última palabra recaerá en los militantes de la formación. Una vez testada el domingo la respuesta de Aragonès, empezará el debate interno para concretar la pregunta a trasladar a las bases –que en función de cómo se dirija puede anticipar un resultado u otro. “La pregunta será clara”, ha anticipado Turulll.

También hay consenso en el enfado con Aragonès por fulminar a Puigneró. El secretario general de Junts, Jordi Turull, ha defendido este jueves en RAC-1 que Puigneró no pudo informar con antelación a Aragonès de que iban a plantear una cuestión de confianza porque lo decidió la cúpula del partido mientras intervenía el presidente del grupo parlamentario, Albert Batet. “Nos sentimos bastante expulsados del Govern”, ha apostillado Turull. La semana que viene, votación definitiva.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats