Nueva manifestación en Barcelona por la libertad de expresión y contra las detenciones de los últimos disturbios

La protesta, al salir de la Plaça Tetuan, tras la pancarta 'Llibertat preses per lluitar'

Unas 500 personas han participado este sábado en una nueva protesta en Barcelona en contra de las detenciones por los altercados recientes, por la libertad de expresión y para reclamar distintos derechos sociales. Menos numerosa que en anteriores ocasiones, la concentración ha sido esta vez en Plaça de Tetuan. Desde ese punto han salido detrás de la pancarta 'Libertad presas por luchar' coreando lemas como “libertad Pablo Hasél”, “vergüenza me daría ser policía” o “anticapitalistas”. 

Las dos almas de las protestas de Barcelona: los saqueos de comercios de una minoría dividen a los manifestantes

Las dos almas de las protestas de Barcelona: los saqueos de comercios de una minoría dividen a los manifestantes

Al poco de arrancar la marcha, los manifestantes se han encontrado con una línea policial de los Mossos d’Esquadra en la calle Roger de Flor, que les ha impedido el paso. Ha habido momentos de tensión y algunos lanzamientos de objetos a los antidisturbios, pero el episodio no ha ido a más. De hecho, los manifestantes han logrado hacer retroceder a la policía y han seguido con su marcha por Passeig Sant Joan.

Pasadas las 20:00 horas, y tras dar varias vueltas por el centro de la ciudad sin que se produjeran incidentes comparables a las protestas precedentes, los que encabezaban la manifestación han desconvocado. Aun así, varias decenas se han reagrupado y han seguido con la marcha hasta llegar a la comisaría de la Guardia Civil en Travessera de Gràcia.

Este era el segundo sábado consecutivo que se convocaba en la capital catalana una manifestación bajo el lema Hasta que caigan, que aglutina reivindicaciones como la regulación de los alquileres, el fin de los desahucios, de la ley de extranjería o de la reforma laboral. También la “libertad de los presos”. La semana pasada fueron miles las personas que acudieron a la protesta, que transcurrió de forma pacífica hasta que acabó derivando en graves altercados y barricadas. Trece personas fueron detenidas esa tarde, y en los días siguientes se arrestaron a varias personas más acusadas de intentar prender fuego a una furgoneta de la Guardia Urbana con un agente dentro

A su vez, estas protestas cogen el testigo de las que se desataron durante la semana de la detención y encarcelamiento de Pablo Hasel. Aquellas terminaron también en disturbios y a día de hoy, en total, suman más de 130 detenidos. Durante una de las protestas, una joven perdió un ojo, “todo indica” a que por el impacto de una bala de foam, según ha reconocido recientemente el conseller de Interior. 

Etiquetas
Publicado el
6 de marzo de 2021 - 19:49 h

Descubre nuestras apps

stats