eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Sandro Rosell, a la jueza: "Hacienda me hizo casi 30 inspecciones desde que me convertí en presidente del Barça"

"Le juro, como persona y como católico, que jamás me fugaría", dijo a la magistrada Lamela durante su declaración

"Soy completamente inocente y lo voy a demostrar", lanzó el expresidente del F.C. Barcelona en su última comparecencia judicial del pasado 28 de mayo

Sandro Rosell cumple un año en prisión acusado de un delito de blanqueo

- PUBLICIDAD -
Niegan la fianza a Rosell por haber buscado un refugio blindado a su extradición

El expresidente del F.C. Barcelona, Sandro Rosell EFE

"Le juro como persona y como católico que jamás me fugaría". Con estas palabras se dirigió el empresario y expresidente del F.C. Barcelona Sandro Rosell a la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, en su última declaración judicial del pasado 28 de mayo. El expresident dejó caer una relación entre el caso por el que se le investiga y su paso por la presidencia del Barça. A preguntas de su abogado, Andrés Maluenda, Rosell explicó que antes de ser presidente no había recibido ninguna inspección de Hacienda. Desde que pilotó la entidad azulgrana, sin embargo, ha sufrido "casi 30" inspecciones tributarias, lamentó Rosell.

Tras más de un año en prisión provisional, Rosell intentó convencer a la magistrada y a la Fiscalía de que no existe riesgo de fuga y rebatir las acusaciones que le señalan por quedarse con 6,5 millones de derechos televisivos de la selección brasileña. En una extensa declaración en la que respondió a las preguntas de todas las partes, Rosell alegó su arraigo en España –toda su familia reside en Catalunya y él dirige su empresa desde Barcelona– para que, después de diez intentos negativos, se acordara su puesta en libertad.

"No me imagino yo cruzando las montañas con una mochila. A parte con todo mi patrimonio bloqueado.... No entiendo como se puede pensar que yo voy a huir. Si no se me conoce lo entiendo eh. Pero si se me conoce... no lo entiendo", aseveró Rosell ante la jueza.

Además de la inexistencia del riesgo de fuga por el que se puede decretar la prisión provisional, Rosell volvió a negar cualquier conducta delictiva en la intermediación que realizó para comercializar los partidos amistosos de la selección brasileña. "Soy completamente inocente y lo voy a demostrar", aseguró durante la declaración judicial, a cuyo contenido ha tenido acceso eldiario.es.

Sobre el fondo de la causa, el expresidente siguió  la línea de lo que certificó la propia Confederación Brasileña de Futbol (CBF), esto es, que la intermediación de Rosell no produjo ningún tipo de perjuicio en la entidad. De hecho, la CBF recalcó que el contrato suscrito por Rosell supuso unas "condiciones más favorables a los intereses" de la confederación. "Si le doblamos el dinero. ¿Cómo se van quejar? Pasaron a ser la selección mejor pagada del mundo", aseveró Rosell en la Audiencia Nacional.

El expresidente del Barça se mostró especialmente disgustado con el calificativo de "comisionista" que usa la Fiscalía en sus escritos. "Quiero decirle al ministerio fiscal y con todo el cariño que cuando ustedes escriben que yo voy allí a hacer de comisionista, me ofende. Me ofende mucho, porque es el trabajo de 30 años de sudor. Ustedes pueden decir lo que quieran, pero por favor, no ofendan a las personas con su trabajo", espetó Rosell, inmediatamente cortado por la jueza Lamela, que le instó a "limitarse" a su declaración.

La jueza Lamela y el fiscal interrogaron a Rosell no sólo sobre la operación de la vente de derechos audiovisuales de los partidos amistosos de la canarinha. También le preguntaron sobre la liquidación de una sociedad de Rosell en Brasil, Alianto, y sobre un préstamo por una operación inmobiliaria en Andorra que no llegó a fructificar. Rosell no devolvió al momento los cinco millones de euros que le había prestado el expresidente de la CBF Ricardo Teixeira porque, en sus propias palabras, "aparecieron otras oportunidades de inversión y las aproveché".

Del contenido de su declaración también se desprende que Rosell pasará al ataque para contrarrestar las acusaciones que le ha lanzado el exfutbolista y senador brasileño Romario. Rosell comunicó la interposición de "acciones penales" contra Romario por su declaración como testigo, en la que aseguró que el expresidente del Barça y Teixeira se quedaron con dinero de los partidos amistosos. Por contra, las conclusiones de la comisión de investigación del senado brasileño exculparon a los dos investigados.

Sobre los documentos bancarios intervenidos en los que se citan grandes cantidades de dinero como "reintegro en efectivo", Rosell negó haber salido "nunca" con dinero en efectivo del banco andorrano Andbank, y achacó a la "forma de operar del banco" la expresión "reintegro en efectivo", tal y como le había trasladado la auditora KPMG.

"A mí personalmente me gustaría que el banco estuviera aquí sentado, el AndBank, y nos contara por qué lo hacía, pero en cualquier caso, todas las operaciones eran 100% legales y todas tenían un por qué, empresarial o personal, sea inversión personal o gasto personal", zanjó Rosell. Asimismo, Rosell negó tener dinero en el extranjero y aseguró que cerró todas sus cuentas en Andorra: "Ni un euro, no tengo nada. Cero. Lo tengo todo declarado. Cuando pasé a ser presidente del Barça declaré todo lo que tenía y lo que no tenía".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha