La portada de mañana
Acceder
España encara la recta final de la pandemia sin estado de alarma
Ayuso, un liderazgo construido sobre un enemigo exterior llamado Sánchez
Opinión - Y la felicidad llegó a España (que es Madrid), por Rosa María Artal

La Confederación Brasileña de Fútbol niega el perjuicio que mantiene a Sandro Rosell en prisión

El expresidente del F.C. Barcelona Sandro Rosell

El próximo 25 de mayo se cumplirá un año del ingreso en prisión del expresidente del F.C. Barcelona Sandro Rosell. Hasta en diez ocasiones ha pedido a la Audiencia Nacional salir de prisión. Sin éxito. Un nuevo documento aportado a la causa que instruye la jueza Carmen Lamela podría dar un giro a su situación: la Confederación Brasileña de Futbol (CBF) niega, en un certificado, que haya resultado perjudicada por la intermediación que realizó el expresidente para comercializar los partidos amistosos de la selección.

La jueza envía a la cárcel a Sandro Rosell por blanqueo de capitales y organización criminal

La jueza envía a la cárcel a Sandro Rosell por blanqueo de capitales y organización criminal

A Rosell se le investiga por, presuntamente, haberse quedado con 6,5 millones de euros procedentes de la venta de derechos audiovisuales de 24 partidos amistosos de la selección brasileña que luego habría blanqueado en Andorra. El expresidente de la CBF, Ricardo Teixeira (en libertad en Brasil) habría obtenido 8,3 millones. Según Lamela, Rosell y Teixeira habrían creado un entramado societario con ramificaciones en Nueva Jersey (EEUU) y Panamá y canalizado a través de sociedades en Andorra.

La CBF niega, tras una investigación interna, que haya resultado perjudicada por la labor de intermediario de Rosell en la venta de los derechos de los partidos de su selección. De hecho, la CBF asegura que el contrato suscrito con la mercantil International Sports Events (ISE) en el que medió Rosell fue positivo para la federación. "El contrato supuso unas condiciones más favorables a los intereses de la CBF", indica en certificado de la confederación al que ha tenido acceso este diario.

"No consta que la referida intermediación [de Rosell] produjera ningún perjuicio a la CBF", añade el certificado. La CBF recuerda además que es una entidad privada y que no recibe fondos públicos. La defensa del expresidente del F.C. Barcelona ya ha presentado un escrito ante la jueza para que el certificado de la CBF forme parte de la causa y Lamela lo tenga en cuenta "a los efectos legales oportunos".

El certificado de la CBF no sólo podría afectar a la situación personal de Rosell –investigado por blanqueo y organización criminal–, sino para el conjunto de una causa en la que se entremezclan el fútbol y los negocios: el documento desmiente la declaración como testigo del senador y exfutbolista del Barça Romario de Souza, que el pasado mes de marzo aseguró ante la Audiencia Nacional que Rosell y Teixeira se quedaron dinero de la entidad al apropiarse de parte del precio de los partidos amistosos.

La declaración testifical de Romario ha sido una de las dos que, en total, se han practicado en la causa tras once meses de instrucción. La jueza ha pedido además dos comisiones rogatorias a Brasil cuyo resultado de momento se desconoce.

El pasado mes de enero, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional volvió a negar la libertad Rosell porque persistía, a criterio de los magistrados, un "altísimo riesgo de fuga". Sostuvo la sala que el expresidente del Barça habría estado moviendo sus influencias para conseguir un refugio blindado a la extradición en Tailandia o Dubai para una persona cercana a Ricardo Teixera.

El auto recogía una conversación telefónica mantenida entre Teixera y Rosell el 16 de abril de 2017 –un mes antes de su detención– en la que el primero le asegura que una tercera persona le puede conseguir una licencia para viajar a Tailandia y Dubai. Le pide a Rosell que le mire "la posibilidad" de obtener esto mismo para una amiga. "Ah sin problemas. ¿Para ir a Qatar?", le responde el exdirectivo, y le dice que no se preocupe para "nada". La defensa del expresidente del Barcelona asegura que esa conversación en nada está vinculada con un supuesto plan de fuga.

De esta forma, la Audiencia Nacional rechazaba la libertad de Rosell, que a lo largo del procedimiento ha pedido, sin éxito, salir de la cárcel a cambio del pago de 400.000 euros de fianza, la retirada de su pasaporte, la prohibición de salir de España, estar localizable a través de una pulsera electrónica y comparecencias diarias en el juzgado.

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2018 - 00:54 h

Descubre nuestras apps

stats