eldiario.es

9

Denuncian “acoso laboral” en Ibercacao

En la factoría de Quintanar de la Orden (Toledo) los trabajadores llevan año y medio viviendo acoso laboral y miedo.

La gerencia de la empresa ha despedido a numerosos empleados de manera "disciplinaria".

Vicente Jiménez y José Sánchez de los Silos, representantes de Ibercacao en CCOO / Foto: CCOO

Vicente Jiménez y José Sánchez de los Silos, representantes de Ibercacao en CCOO / Foto: CCOO

Los responsables de la Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras, Vicente Jiménez y José Sánchez de los Silos, han denunciado que la fábrica de Ibercacao en Quintanar de la Orden (Toledo) “se ha convertido desde hace 16 meses en un nido de miedo, incertidumbre y desconfianza” debido al acoso laboral del gerente, quien “multiplica las amenazas, las sanciones y los despidos ‘disciplinarios’, con especial ensañamiento contra los representantes legales de los trabajadores”.

Desde el sindicato se han presentado denuncias ante la Inspección de Trabajo y se ha solicitado una reunión con la Fiscalía –a la que también la Inspección de Trabajo remitió alguna de sus actas-; además de recurrir todas las sanciones y todos los despidos “disciplinarios” ejecutados por Ibercacao, que el sindicato no duda que serán declarados improcedentes o nulos.

CCOO también considera que el gerente de Ibercacao está incurriendo en “acoso laboral en toda regla” por “hostigamientos y faltas de respeto reiteradas e intencionadas a algunas trabajadoras, prevaliéndose de su relación de superioridad”.

El deterioro del clima laboral en Ibercacao comenzó tras la firma del convenio provincial del sector, que la empresa decidió no aplicar, tal como anunciaron a su plantilla, según relatan los representantes sindicales.

Al parecer el gerente comunicó entonces a los trabajadores que el grupo Lacasa, que compró la fábrica de Quintanar en 2009 a la antigua Chocolates Dulcinea, tenía buenas perspectivas pero pretendía “ganar más” para amortizar de inmediato la inversión en la planta toledana, y con ese fin propuso reducir los salarios e incrementar la jornada establecida en el convenio provincial, además de otros recortes. Al rechazar los operarios sus intenciones comenzó el acoso a los miembros del comité de empresa, las amenazas generalizadas, las sanciones y los despidos que se denuncian.

CCOO considera que el gerente de Ibercacao “ha impuesto en Quintanar la ley de la jungla para engordar los beneficios de sus patronos a costa de los derechos, la salud y los riñones de los trabajadores” que no lo van a tolerar.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha