eldiario.es

9

El nuevo Hospital de Toledo, ¿recortado y además privatizado?

El Anteproyecto cede la prestación de los servicios "no clínicos" a la gestión privada

Vista del Hospital Universitario de Toledo, febrero 2014

El edificio a medio construir que albergará al futuro Hospital Universitario de Toledo.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha paralizaba en enero de 2012 las obras del nuevo hospital de Toledo, en las que ya se habían invertido 140 millones de euros. El gobierno del PP alegaba la delicada situación económica de las arcas regionales y el retraso en las obras para tomar la decisión de rescindir el contrato a la unión temporal de empresas (UTE) formada por 'Acciona', 'Ferrovial' y 'Contratas La Mancha'.

En agosto de 2013 el ejecutivo castellano-manchego anunciaba que se iban a reanudar todas las actuaciones necesarias para reiniciar las obras del Hospital de Toledo y ya en septiembre el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) de la Junta de Comunidades ha sometido al trámite de información pública el Anteproyecto del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo (CHUT) junto con su Estudio de Viabilidad Económico-Financiera. Se trata de una condición exigida en la normativa de contratación pública antes de licitar la obra de finalización del nuevo Hospital del Polígono su dotación de equipamiento y la gestión de sus servicios, junto con los de los Hospitales de Parapléjicos, Provincial y Virgen del Valle.

En eldiarioclm.es hemos analizado el Anteproyecto del CHUT. Os dejamos algunas de las conclusiones a las que hemos llegado:

1.- Se recorta sustancialmente el proyecto de Hospital Universitario de Toledo, tras la paralización de obra cuando estaba ejecutada en un 30 % y extinción de contrato, alegando supuestas necesidades asistenciales (pg.17) que no se argumentan, pero que supuestamente exigen replantear el proyecto. Se dejan sin concluir 99.820 m2, de ellos la tercera parte corresponde al edificio F de Hospitalización del que se prescinde de dos alas completas (el Hospital tendrá 678 camas frente a las actuales 619 del Virgen de la Salud, que desaparecen). Otros 4.174 m2 no se construirán y 16.742 m2 correspondientes al edificio A, cuyo destino era administrativo, quedará concluido pero sin un fin definido todavía y sin concretar siquiera quién lo explotará o utilizará. En definitiva un recorte de una tercera parte del proyecto original que no queda suficientemente justificado.

2.- El Hospital Universitario, una vez redimensionado, se concluirá acudiendo a una fórmula de colaboración público-privada tanto en la construcción y el equipamiento del Hospital, argumentando la necesidad de financiación privada adicional a la ya disponible y evitar un mayor déficit público, como en los servicios "no clínicos" que se entregan al mismo gestor, unos para ser prestados previo pago por parte de la Administración y otros para su explotación comercial por el gestor sin que la Administración participe de sus ingresos. En ningún momento se justifica la conveniencia de entregar a un mismo adjudicatario la obra y el equipamiento junto con la prestación de servicios.

3.- Para "compensar" el recorte del proyecto inicial del Hospital Universitario se incorporan "sinergias", creando un Complejo Hospitalario Universitario de Toledo (CHUT) agrupando junto a él a los hospitales existentes, con la excepción del Virgen de la Salud, es decir Parapléjicos, Provincial y Virgen del Valle. Se consolida así un modelo asistencial disperso que antepone criterios de pretendida eficiencia a las necesidades de los usuarios y que en la práctica puede suponer que lo que se "ahorre" la Administración sanitaria lo paguen los usuarios en forma de costes de desplazamiento, lo cual es especialmente grave en el caso de la población envejecida que, según las previsiones del propio Anteproyecto, se duplicará durante el periodo concesional.

4.- Una vez creado el nuevo ente que integra un edificio de obra nueva y varios ya construidos se toman dos decisiones, nuevamente sin justificación: que la mayoría de los servicios "no clínicos" de todos ellos (limpieza, lavandería, seguridad, gestión de historias clínicas, alimentación...) se entreguen a un gestor privado, sin valorar sus implicaciones, y que éste sea el mismo para todos, es decir el que se encargue de la obra y el equipamiento del Hospital Universitario y de la totalidad de sus servicios, será el gestor de buena parte de los de Parapléjicos, Provincial y Virgen del Valle.

Este modelo, que recuerda al utilizado por el PP en la Comunidad de Madrid, ha suscitado las críticas de los vecinos de Toledo. Para la Federación de Asociaciones de Vecinos "se utiliza la actual situación de crisis económica a fin justificar la iniciativa público-privada como única solución a la construcción del mencionado Complejo Hospitalario Universitario de Toledo (CHUT ), pero no se tienen en cuenta los efectos que la misma crisis tiene para la ciudadanía quien en su día a día se ve cada vez más afectada por serios problemas como el desempleo, la subida de precios en servicios básicos, etc".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha