eldiario.es

9

El impuesto al sol o la “oportunidad perdida” de reactivar la economía

La Unión Española Fotovoltaica celebra en Ciudad Real un encuentro informativo para abordar los retos del sector y su futuro próximo

Este colectivo lamenta que las regiones tengan que destinar dinero público al autoconsumo cuando “sería una medida rentable” sin este impuesto

Confía en que la futura Directiva europea del Paquete de Invierno, que sanciona los ‘peajes’ a las renovables, termine por neutralizar esta medida

Cuatro escuelas iberoamericanas optan a premios de sostenibilidad en los Emiratos Árabes

EFE

Más de dos años y medio lleva vigente el denominado ‘impuesto al sol’, o lo que es lo mismo, el decreto por el que se penaliza el autoconsumo en España con una carga tributaria que consumidores y usuarios no han dejado de tachar de “desproporcionada”. Aunque la gran mayoría de comunidades autónomas no lo están aplicando y su recorrido parece tener “las horas contadas”, se trata de uno los temas que la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) aborda en un encuentro en Ciudad Real. Expertos en la materia quieren poner sobre la mesa los retos del sector y su futuro próximo, con las posibilidades del autoconsumo como núcleo central.

La sesión organizada por la UNEF arranca este miércoles a las 9.15 horas con el director general de esta asociación, José Donoso, presentando el plan estratégico de la entidad que dirige, a lo que seguirá un debate entre las empresas castellano-manchegas asociadas. A las 10.15 horas, y tras el registro en las jornadas, el director general de Industria, Energía y Minas del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Cabezas, será el encargado de acompañar a Donoso en la apertura oficial de la jornada.

El director de proyectos de la empresa ciudadrealeña I+D Energías y delegado de la UNEF en la región, Julio Espadas, argumentará sobre casos de éxito en el autoconsumo en el sector de distribución alimenticia. Precisamente, Espadas, en una entrevista con eldiarioclm.es, ha detallado los objetivos más apremiantes de la energía fotovoltaica, el primero de ellos conseguir superar “una campaña de difamación” contra esta renovable a cuenta de la subida de las tarifas.

En segundo lugar, ha destacado el objetivo de conseguir una normativa de autoconsumo que permita que esta actividad se desarrolle con normalidad en España, y que choca frontalmente contra el decreto del Gobierno de Mariano Rajoy sobre esta práctica, y que actualmente es la normativa “más restrictiva del mundo”. Recuerda que por una parte regula el sector, pero también establece una serie de barreras económicas y técnicas para su desarrollo en el país.

Reino Unido ya ha instalado hasta 20 veces más megavatios que España

“El resultado es que desde 2013 en España se han instalado 50 megavatios de autoconsumo mientras que en Reino Unido, han sido más de 12.000, unas veinte veces más. Aquí, la falta de lógica del Ministerio de Industria es total, porque no se está pidiendo ningún tipo de apoyo público sino que se catalogue el autoconsumo como medida de eficiencia energética”, argumenta.

La Unión Fotovoltaica siempre ha defendido que este ‘impuesto al sol’, exclusivo de España, está evitando que se desarrolle una tecnología que permitiría hacer instalaciones que generarían mucho empleo y actividad en la industria a nivel nacional. Por ello, este colectivo está convencido de que “se está perdiendo la oportunidad de reactivar la economía de una manera sostenible y sin que el Estado tuviera que aportar un euro”.

Al final, interpreta Julio Espadas, se ha impuesto una regulación “disuasoria” al incluir sanciones “totalmente desproporcionadas” en base a la Ley del Sector Eléctrico. “La instalación de tres placas solares por parte de un particular para ahorrar el 15% de la energía que consume, si no está legalizada, se considera como muy grave, y las multas son desorbitadas”, destaca. Pero también destaca que una sanción administrativa no puede ser cuatro veces superior al coste evitado con la acción, por lo que “no es aplicable”. Recuerda asimismo que la responsabilidad es de las comunidades autónomas, cuyas delegaciones o direcciones de Industria no están ejecutando el decreto.

Placa solar doméstica / Monsolar.com

Placa solar doméstica / Monsolar.com

En Castilla-La Mancha, existe un bloque de medidas para incentivar la eficiencia energética y el autoconsumo. La UNEF las valora y agradece pero lamenta que se destine dinero público a una medida como el autoconsumo que “sería totalmente rentable por sí misma”, de forma que esos fondos públicos pudieran servir para incentivar otras políticas sociales o medioambientales.

Por otra parte, a nivel legislativo, el delegado de la Unión Fotovoltaica recuerda la iniciativa parlamentaria de Unidos Podemos para promover una ley de autoconsumo, y que obtuvo el respaldo de todos los partidos políticos en el Congreso excepto el PP y Ciudadanos. La esperanza para el sector reside ahora en Europa: el Consejo tiene previsto tramitar durante este año la Directiva conocida como Paquete de Invierno, que establece una serie de objetivos de impulso a las renovables, entre ellos que los estados miembros “no puedan establecer ningún tipo de barrera técnica o peaje económico al desarrollo de las energías renovables”.

Por último, el tercer reto es que la tecnología fotovoltaica sea "lo más competitiva posible" sobre todo en grandes plantas industriales, aquellas producen energía para el mercado mayorista, sobre todo líneas de distribución y transporte. "Es un objetivo que España está apunto de cumplir, con instalaciones medianas que ya producen al mismo precio que una nuclear, una térmica o una de ciclo combinado".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha