eldiario.es

Menú

Puy du Fou, una agresión medioambiental para Toledo

"Construir en terrenos de protección paisajística y forestal de Toledo es la opción más barata para la empresa; sin duda, la más cara para los toledanos"

- PUBLICIDAD -
Finca Zurraquín

Finca Zurraquín Europa Press

La empresa Puy du Fou (PdF) pretende construir un parque temático en las proximidades de la ciudad de Toledo, en Zurraquín, un paraje de extraordinario valor ambiental para la flora, la fauna e incluso para los toledanos… Sí, para los toledanos y las toledanas en sentido amplio, para quienes requieren una tregua en su rutinario quehacer, para quienes quieran impregnarse de naturaleza en cualquier momento y a un paso de su casa. Una ciudad Patrimonio de la Humanidad que cabalga desbocada hacia la gentrificación precisa de algo más que turistas o parques de ocio,  necesita preservarse como hábitat propio de su ciudadanía.

Es su gente, la que siente y vive cotidianamente en la localidad, la que le da el significado genuino de ciudad e impide que deje de serlo para transmutarse en un aparato turístico sobredimensionado. Animamos a quienes no conozcan Zurraquín a disfrutar de un paseo a pie o en bicicleta por el camino público que lo atraviesa.

Zurraquín se encuentra en el margen derecho del arroyo de Guajaraz, a mitad de camino entre el embalse de Argés y su desembocadura en el Tajo; un espacio de colores variados,  aromatizado por tomillos y cantuesos, al gusto de las abejas; donde espartos, retamas, encinas, enebros, encarnan un monte que negocia por el suelo con los cultivos de cereal y unos pocos olivos. Ambos, monte y cultivo, han llegado a un acuerdo repartiéndose el terreno a partes casi  iguales, en un pacto centenario en el que mediaron los afloramientos de granito y las aguas de dominio público que cursan estas tierras tras los periodos de lluvias. Destaca el Arroyo de la Cierva por su mayor envergadura, que le permite conquistar territorio natural a medida que se acerca al Guajaraz y así da cobijo a fresnedas y tamujares que añaden riqueza paisajística y singularidad.

En Zurraquín se han definido nueve tipos de hábitat, según el informe de evaluación ambiental ordinario del proyecto PdF, de los cuales seis son considerados ‘Habitats de Importancia Comunitaria’ conforme a la Directiva de la Unión Europea (1992/43/CEE), que tiene por objeto la conservación, la protección y la mejora de la calidad del medio ambiente, así como de la flora, fauna y hábitats naturales. El catálogo de fauna y flora (anexos I y II del citado informe) también  enumeran como presentes en Zurraquín: 4 especies de anfibios, 7 de reptiles, 57 de aves, 12 de mamíferos y 257 especies de plantas. El 75% de esas especies faunísticas están incluidas en el Catalogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla La Mancha (Decreto 33/1998, DOCM de 15/05/1998) o en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (RD 139/2011, BOE de 23/02/2011). 

Los redactores del informe ambiental PdF afirman que la diversidad vegetal que encontraron en Zurraquín era alta. También reconocen que se quedaron cortos en sus conteos y puede ser incluso bastante mayor de lo que observaron, “teniendo en cuenta que especies de fenología primaveral temprana y otras tardías de ciclo otoñal, no se han podido detectar en las campañas primaverales de campo”.

Un listado de fauna "incompleto"

Nos consta que el listado de fauna también se quedó bastante incompleto. Aparte de haber ignorado todas las especies de invertebrados, también faltan al menos un 10% de especies de vertebrados que crían en Zurraquín. En concreto, echamos en falta vertebrados de hábitos crepusculares o nocturnos, como tejón (Meles meles),  erizo europeo (Erinaceus europaeus), chotacabras (Caprimulgus ruficollis), alcaraván (Burhinus oedicnemus) o búho real (Bubo bubo), entre otros. A ese listado le faltan, además, tres especies en grave peligro de extinción: buitre negro (Aegypius monachus), águila imperial (Aquila adalberti) y águila perdicera (Aquila fasciata), que crían en lugares muy próximos y utilizan Zurraquín habitualmente como zona de campeo. La propia finca Zurraquín está incluida en los Planes de Recuperación de las águilas imperial y perdicera que ha elaborado la Junta conforme a la Ley de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha (Ley 9/1999, de 26 de mayo). El área donde se pretende instalar el PdF había sido definida como ‘zona de dispersión’ para las águila imperial y perdicera, y está a tan solo 525 metros de un ‘área crítica’ para la supervivencia de esa segunda especie.

Zurraquín es uno de los pocos rincones del término municipal toledano considerados de ‘protección ambiental, ‘protección paisajística’ y de ‘protección forestal’. En consecuencia, ha sido considerada  área no urbanizable en los diferentes Planes de Ordenación Municipal. Ahora, el proyecto Puy du Fou pretende construir allí un gran parque temático, donde parte del espectáculo estrella consiste en el uso de fuegos artificiales. Para que todo ello sea legal, necesitan la modificación de varias leyes municipales y autonómicas que les permitan hacer más ruido del permitido durante cada una de las noches de 7 meses del año y el uso de pirotecnia en una zona y en un periodo de máximo riesgo de incendios.  

El proyecto Puy Du Fou ha suscitado numerosas dudas entre los ciudadanos. Una de ellas es por qué se elige su ubicación precisamente en una de las áreas de mayor interés medioambiental del municipio. Cualquier analista que examine un balance de costes y beneficios para la empresa, hallaría una respuesta rápida a la pregunta: la ubicación no se ha escogido pensando en los toledanos, sino en los intereses económicos de la promotora.

El terreno rústico es muchísimo más barato que el urbano; además se paga menos por la hectárea de monte y pastos que la de cultivo. Esas diferencias de costes suponen muchos millones euros; así que, el ahorro que supone la compra los terrenos protegidos de Toledo compensa con creces los costes de convencer al Gobierno de Castilla La Mancha para que declare el PdF como Proyecto de Singular Interés (PSI), una figura legislativa de pomposo nombre que tiene por objeto la ordenación y transformación urbanística del suelo; es decir, autoriza la construcción allí donde las normativas municipales o regionales ordinarias no lo permitirían.

Por tanto, salvados los impedimentos legislativos, construir en terrenos de protección paisajística y forestal de Toledo es la opción más barata para la empresa del parque; sin duda, la más cara para los toledanos.

José Miguel Aparicio. Investigador Científico, CSIC

Pedro J. Cordero. Profesor Titular, UCLM

Joaquín Ortego. Científico Titular, CSIC

Vicente García Navas. Investigador “Juan de La Cieva”, CSIC

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha