eldiario.es

Menú

La partida que más crece en los presupuestos de 2016 es la destinada a empleo

El consejero de Hacienda defiende el "realismo" de las nuevas cuentas frente a la "infradotación" de los gastos o la inflación de los ingresos en documentos anteriores

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente de la Junta, señala que es "imprescindible" modificar los objetivos de déficit de la UE

- PUBLICIDAD -
Presentación presupuestos 2016 Castilla-La Mancha

JCCM

Tres ejes principales son los que sostienen el anteproyecto de los presupuestos para 2016 de la Junta de Comunidades, según ha señalado el vicepresidente del Ejecutivo, José Luis Martínez Guijarro. Entre ellos, el principal es el de atender las necesidades de los "más desfavorecidos", pensado para revertir el "abandono de decenas de familias" de los presupuestos. En este sentido, la Junta defiende que más del 70% del gasto no financiero se ha dedicado a servicios básicos como la educación o la sanidad.

El segundo eje es el del ajuste a los impuestos a la capacidad económica de los ciudadanos, a modo de "mejorar" el conjunto del sistema fiscal de la Comunidad Autónoma. En este sentido, el Gobierno regional ha vuelto a asegurar que no se "tocará" el IRPF ni tampoco la tasa sobre los patrimonios, los "grandes impuestos con los que el PP había amenazado", según criticó Martínez Guijarro.

Finalmente, el Gobierno regional se ha propuesto "fomentar" la creación de nuevas empresas para así impulsar también el crecimiento económico y el empleo en la región. La Junta pretende, además, fomentar la creación de las empresas que ya existen en la región. Esto se ve claramente reflejado en las partidas de gasto difundidas por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina. El gasto en el programa de Desarrollo Económico y Empleo crece en un 43,8% en relación a 2015, la partida que más sube, muy por encima del 9,7% de Sanidad y el 5,8% de los Servicios Sociales.

En términos absolutos, el Gobierno de Emiliano García-Page destinará prácticamente 75 millones de euros más al desarrollo económico y al empleo que el de María Dolores de Cospedal, dejando la cifra presupuestaria en 245 millones de euros. Sanidad, por su parte sube hasta los 2.600 millones de euros, 208,5 millones más que los dedicados por el Gobierno 'popular'. A diferencia de lo que sucedió con las partidas en 2014, cuando bajaron prácticamente todas las partidas, incluidas Educación y Sanidad, este año las partidas que caen son las de Fomento y Hacienda, incluyendo deuda pública.

Ruiz Molina ha insistido en que las partidas presentadas cumplen con "todos" los compromisos adquiridos por el Gobierno de Emiliano García-Page, y que las medidas ya iniciadas, como el Plan Adelante, van en consonancia con los objetivos que se han propuesto en estas cuentas. De hecho, ha señalado que las políticas prioritarias, es decir el empleo, son las que crecen "muy por encima" de la tasa media del aumento de gasto. El consejero de Hacienda también ha justificado las que bajan en el "realismo" que se ha pretendido otorgar al documento, lejos del de la anterior legislatura. Además, ha señalado que lo que crece es el relacionado con la burocracia. 

El representante de Administraciones Públicas ha asegurado que se destina el 70% del presupuesto no financiero al gasto social, es decir, siete de cada diez euros que se gasten. Esto lleva a que se dediquen "más de 900.000 euros al día más" en Estado de Bienestar que en la anterior legislatura. El Plan de Emergencia Ciudadana, por ejemplo y como ya se conocía, recibe 629 millones de euros, que están blindados ante la administración, ya que no podrán realizarse modificaciones presupuestarias para bajar los importes y se reducen a la mitad los plazos para su tramitación y resolución. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha