La portada de mañana
Acceder
El PSOE hace equilibrios para renovar el Poder Judicial entre los vetos del PP a Podemos
Los 15.000 inmuebles que la Iglesia sumó a su patrimonio con inmatriculaciones
Opinión - No, no ha lugar, por Esther Palomera

Por qué el vestido era azul, pero en tu cabeza no

¿De qué color es este vestido? No es una pregunta sencilla, porque este vestido rompió internet en el año 2015.

Algunas personas lo ven azul con un bordado negro, mientras que otras lo ven blanco y dorado. Lo más interesante es que todo el mundo está convencido de tener la razón, y piensan que quienes lo ven de otro color están locos.

El vestido lo compró una mujer en Escocia para la boda de su hija y le envió una fotografía, y la hija lo veía de un color diferente. Entonces la buena señora puso la foto en Facebook para que la gente opinara, más tarde apareció en otras redes, y en un solo día millones de personas estaban discutiendo sobre el color del vestido.

¿Qué está pasando?

Mirar la foto del vestido no es igual que mirar el vestido. Hay mucha menos información disponible para nuestro cerebro. Y como ya hemos visto en otros episodios, cuando al cerebro le falta información, se la inventa.

Si estás pensando que no, que lo blanco es blanco y lo negro es negro, aquí hay otro ejemplo para ti. ¿De qué color son estas fresas?

Rojas, ¿verdad? Pero si ampliamos la imagen, no hay un solo punto de color rojo. En esa foto, las fresas son de color gris. El motivo por el que las ves de color rojo es algo llamado consistencia del color, y es algo que has podido comprobar en la discoteca cuando hay luces de colores.

Si la luz es verde, una camiseta blanca parecerá verde, mientras que una camiseta roja parecerá gris oscuro. Percibimos la camiseta roja de ese color porque refleja solo las ondas de luz roja y absorbe las demás. Pero si la luz es de de color verde, como en la foto de las fresas, los colores rojos aparecen como grises. Tu cerebro hace una corrección basada en la luz ambiente, se inventa un color que no está ahí, y tú ves las fresas rojas.

Pero hay algo más, y es que tu cerebro sabe de qué color son las fresas, y por eso se inventa el color rojo y no otro. Esto explica la controversia del vestido. Los colores están difuminados y con poco contraste.

Si piensas que la foto está tomada de noche, con luz artificial amarilla, tu cerebro decide que los colores son azul y negro. Si crees que la foto está tomada de día, con una luz natural, más azulada, tu cerebro lo corregirá para lo veas blanco y dorado.

Los investigadores lo comprobaron con unas zapatillas Crocs, que vienen en 28 colores diferentes y NO patrocinan este vídeo. Si no sabes de qué color son las zapatillas y ves esto bajo una luz verde, pensarás que las zapatillas son grises. Si entonces las ves con luz natural, las verás de su verdadero color, en este caso rosa chicle. Lo interesante es que cuando las veas de nuevo con luz verde, tu cerebro las verá de color rosa. Ahora que sabe cuál es el color verdadero, lo introduce aunque no seas capaz de verlo.

Los científicos crearon una foto de crocs con calcetines. Si crees que los calcetines son verde brillante, las zapatillas son grises. Si crees que los calcetines son blancos, las zapatillas te parecerán de color rosa.

¿Por qué es esto importante? Porque lo que nuestro cerebro cree que es real depende de cuáles son nuestras ideas anteriores. Y esto se aplica tanto al color de un vestido como a interpretar una noticia política. Nuestras experiencias anteriores colorean lo que vemos, y quienes no lo ven como nosotros es porque están locos.

Por cierto, el vestido era azul y negro ;)

Etiquetas
Publicado el
24 de enero de 2021 - 21:53 h

Descubre nuestras apps

stats