La Universitat Jaume I aparta de la evaluación a los profesores que llamaron "becerros" e "inútiles" a los estudiantes

El ágora de la Universitat Jaume I de Castellón

La Universitat Jaume I de Castellón ha decidido relevar al tribunal evaluador de los trabajos de final de grado de Periodismo que aparecen en un vídeo insultando a sus alumnos. Según confirma el rectorado a elDiario.es, la Facultat de Ciències Humanes i Socials ha acordado cambiar a los miembros del tribunal evaluador del trabajo de final de grado (TFG) que filtraron por error un vídeo en el que llamaban a los estudiantes "becerros" e "inútiles" o hablan de ellos como "vaquillas" a las que "torear".

Algunos alumnos que tenían que ser evaluados en segunda convocatoria pidieron a la universidad que cambiara los miembros del tribunal, temiendo que algunos profesores pudieran penalizarlos por tomar medidas frente a los comentarios. La UJI confirma que el cambio del tribunal para la segunda convocatoria se ha realizado a petición de los estudiantes y asegura que los profesores han reiterado sus disculpas por los comentarios vertidos, que enmarcan en el ámbito privado. La grabación de la defensa de los trabajos, necesaria para posibles reclamaciones, incluyó también los tiempos de descanso entre exámenes, donde los profesores realizaban los comentarios. El tribunal evaluador, compuesto por siete docentes, examinaba de manera rotativa a los alumnos, que debían realizar la defensa de su proyecto de final de grado por turnos, entrando y saliendo de la videollamada. El vídeo, realizado desde una extensión de Google, fue compartido por error en una carpeta de Drive y los examinados recibieron el enlace en sus correos electrónicos para acceder.

La dirección de la universidad castellonense no se ha pronunciado sobre si expedientará a los profesores implicados pese a las denuncias de los estudiantes. Los alumnos reiteran su descontento y califican lo sucedido como una tremenda falta de respeto. Algunos profesores se burlan de problemas personales de algunos alumnos, como una crisis de ansiedad. El vídeo fue retirado de la plataforma al día siguiente, al ser conscientes de su publicación en una carpeta a la que sólo se tenía acceso desde el enlace del correo electrónico, pero buena parte de los examinados ya habían comprobado las opiniones de algunos responsables del grado.

Días después de la filtración algunos estudiantes se pusieron en contacto con el tribunal, el rectorado y la vicerrectora de Asuntos Estudiantiles de la Jaume I para manifestar su decepción. Al recibir el escrito de queja, el tribunal emitió una carta de disculpa hacia los alumnos, enmarcando estos comentarios en el ámbito privado, ya que se realizaron entre docentes en los espacios previos a las evaluaciones. En respuesta a una queja, la universidad admite que son comentarios "desafortunados" y advierte de que la evaluación del trabajo se realiza posteriormente, no durante la presentación, por lo que no ve vinculantes los comentarios de los docentes. El equipo docente ha planteado un acto de mediación con los alumnos y respondió con un aprobado al 90% de la clase en la primera convocatoria.

Etiquetas
Publicado el
17 de julio de 2020 - 21:59 h

Descubre nuestras apps

stats