Un tribunal de la Universitat Jaume I filtra por error un vídeo en el que los profesores llaman "becerros" e "inútiles" a los alumnos que se examinan

Facultad de Ciencias Sociales de la Universitat Jaume I de Castellón.

Los alumnos de Periodismo del último curso en la Universitat Jaume I de Castellón (UJI) recibieron en su correo electrónico un mensaje poco habitual tras la defensa de sus trabajos de final de grado, que tuvieron que realizar por videollamada debido a las medidas derivadas de la COVID-19. El tribunal evaluador de sus proyectos había publicado por error el vídeo de su evaluación en la plataforma Google Drive vinculada a las cuentas de correo corporativo, que envió el correspondiente mail a las cuentas de los alumnos examinados. En la grabación, a la que ha tenido acceso este diario, se escucha a varios profesores mofarse de los alumnos y sus trabajos.

El vídeo fue retirado al día siguiente, al ser conscientes de su publicación en una carpeta a la que sólo se tenía acceso desde el enlace del correo electrónico, pero buena parte de los examinados ya habían comprobado las opiniones de algunos responsables del grado. En ellas, dos profesores califican a los alumnos como "becerros", "vaquillas" a las que "torear" o "inútiles". En algunos casos, los docentes se burlan de los apellidos de una alumna o consideran que "son tan inútiles que no hay que perder tiempo". Parte del alumnado lo considera una falta de respeto y ve especialmente grave que sus evaluadores reconozcan no haberse leído todos los trabajos, según explican a este diario. No son declaraciones propias de un tribunal con esta responsabilidad, señalan.

Algunos estudiantes se pusieron en contacto con el tribunal, el rectorado y la vicerrectora de Asuntos Estudiantiles de la Jaume I para manifestar su decepción. El tribunal evaluador, compuesto por siete docentes, examinaba de manera rotativa a los alumnos, que debían realizar la defensa de su proyecto de final de grado por turnos, entrando y saliendo de la videollamada. Al recibir el escrito de queja, el tribunal emitió una carta de disculpa hacia los alumnos, enmarcando estos comentarios en el ámbito privado, ya que se realizaron entre docentes en los espacios previos a las evaluaciones. En respuesta a una queja, la universidad admite que son comentarios "desafortunados" y advierte de que la evaluación del trabajo se realiza posteriormente, no durante la presentación, por lo que no ve vinculantes los comentarios de los docentes.

Eran "momentos de descanso"

El gabinete del rectorado explica a elDiario.es que la grabación incluye "no solo el acto académico, sino los momentos de descanso. No se pueden circunscribir [los comentarios] al acto académico, se tienen que entender en ese contexto". Insiste en enmarcarlos en el ámbito privado de los docentes, aun considerándolos poco decorosos. Respecto a las cuestiones relativas a la privacidad, el rectorado explica que su sistema de aula virtual –el foro interno de la universidad– se desarrolla a través de un convenio con Google, que facilita los correos corporativos, la suite y las herramientas de trabajo. Las defensas se realizaron a través de una de sus herramientas de videollamada y se grabaron para documentar el proceso en caso de que hubiera reclamaciones.

Según explica la universidad, los profesores han planteado a los alumnos un acto de mediación para insistir con sus disculpas, ya que los estudiantes no han quedado conformes con una carta genérica y un aprobado general. Los alumnos no han querido continuar con reuniones de disculpas a través de viodeollamadas porque consideran que no es la respuesta que han solicitado. La UJI da por zanjado el tema, aunque los alumnos insisten en que no se les ha dado un trato justo en su última prueba de la carrera.

Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2020 - 22:09 h

Descubre nuestras apps

stats