Los mejores food trucks que ruedan por las carreteras de España

Foodtruck

En los últimos años se han puesto de moda los foodtrucks o gastronetas, furgonetas equipadas con cocina donde, en un espacio mínimo, pueden cocinar verdaderas exquisiteces que ya quisieran en algunos restaurantes mucho más amplios. 

Algunas se alquilan para eventos, bodas o celebraciones privadas de toda índole. Otras están especializadas en festivales y conciertos, para gusto de los asistentes, pues no es lo mismo comerte un bocata con cuatro rodajas de chorizo que una quesadilla, una hamburguesa gourmet o una lasaña de morcilla. Hasta de postres las hay, para los más golosos.

Sin más dilación, nos damos una vuelta por la península en busca de esos restaurantes rodantes.

De Madrid al norte

Food truck Street-xo: ya te hablamos aquí de Goxo, la marca de comida callejera a domicilio que el chef Dabiz Muñoz creó en mayo de 2020. E, inmerso en el Gourmet Experience de El Corte Inglés de Serrano (Madrid), tienes su gastroneta, donde debes ir antes de las 13 horas para que no te toque una fila tremenda para catar su hamburguesa, porque está hipersolicitada.

Villada Street food truck: es una extensión gastronómica de la fábrica de morcillas de Villada, en Palencia, con las que hacen una versión street food de comidas ricas y divertidas como croquetas de morcilla, lasaña de morcilla o arancini de morcilla (elaboradas por la pizzería siciliana Kuro).

También sacan unos impresionantes brioche de carne a baja temperatura que elaboran en sus instalaciones, el pulled pork a su manera o el sándwich de pastrami. 

La Manoleta es un negocio asturiano de molletes gourmet como el de cerdo asado, aunque tiene un montón de exquisiteces más superatractivas como cachopos, tapas o brioches. Se pueden alquilar sus servicios en distintos formatos: la caravana plateada, el motocarro o el carrito bici, dependiendo de las particularidades de cada evento, acceso, ubicación, menú escogido o por afinidad estética con el entorno.

Desde Cataluña con amor

Les Nenes Road: es la gastroneta del Celler Les nenes, el local más hiperactivo de Canet de Mar (Barcelona). Si dentro de su terraza organizan conciertos, en la furgo van a festivales, y sus cocineros siguen haciéndolo con mucho arte. De pica pica, no dejes de probar su bravas o los nachos con queso fundido, guacamole, salsa de remolacha y frijoles.

O dale al bocadillo de pastrami, pepinillos encurtidos, mostaza y coleslaw de lombarda; o al de aguacate, brotes de soja, zanahoria, col lombarda, endivia y hummus, además de empapar con el mojito de la casa.

KomoToLoko: meter un foodtruck dentro de un garaje en una carretera llegando a Palafrugell (Girona) es el colmo de la originalidad, espacio suficiente para poder cocinar comida japonesa y, sobre todo, la mejor carne de kobe del mundo al mejor precio de España, a 670 euros el kilo.

Te encantará tanto en filete como en hamburguesita, aunque no son renunciables las vieiras con foie, ni otras propuestas como el soft cell crab (el cangrejo, vamos). 

Läufer tiene un restaurante y un obrador propio que proveé a sus tres food trucks para festivales y conciertos. Carnes de la Cerdanya para sus hamburguesas, ingredientes naturales, platos veganos y, lo mejor, sus lauferin’s, esos canelones crujientes rellenos, por ejemplo, de alcachofa y atún. 

Corazón de Agave de Barcelona es la furgoneta de comida mexicana del restaurante y las taquerías homónimas. Nachos, tacos, burritos, quesadillas y todos los sabores típicos que ponen mucho colorido y picante en festivales y fiestas privadas.                                                                          

De Aragón al mundo

Carniceros Viajeros: hace ocho años que esta furgoneta especializada en productos cárnicos recorre la península gracias a la iniciativa de David Gómez Gometas, que lleva más de 30 años en el sector de la carne al por mayor, con base en Zaragoza.

Para acercarse al por menor, o sea, nosotros los consumidores, decidieron tomar una nueva rama y llevar a festivales gastronómicos de toda la geografia española sus mejores cortes y piezas seleccionadas a través de sus hamburguesas y salchichas.

Food truck Los Olivos: en las Torcas de Chodes, cerca de Morata de Jalón (Zaragoza), destaca por su belleza este punto de encuentro para los amantes de la montaña y todo lo que tenga que ver con la naturaleza. A pesar de que dan de picar, está permitido llevar comida de fuera para disfrutar del entorno que les rodea. Siempre te puedes pedir sus refrescos, cervezas, cafés, infusiones, snack y helados para descansar un rato si haces senderismo, escalada u otras actividades.

Al sur del sur

Hanna Fubuki: Sushi Food Truck sito en la gasolinera Shell Alhaurín de la Torre (Málaga), porque nadie dijo que en una estación de servicio no se pudiera comer buena comida japonesa. Es más, por primera vez, te va a costar más barato repostar tú que el vehículo. El especial Futomaki que lleva de todo lleva la tentación escrita en la carta, que es bastante amplia, por cierto. 

La Quícara: solo decir que su burger de pollo va acompañada con cecina y queso curado durante 30 meses ha ganado el premio a la Mejor Hamburguesa de Canarias. También en las Palmas de Gran Canarias hallamos Costumbres argentinas, sito frente al Atlántico, sirviendo empanadas, choripan y hamburguesas tales como la Black Patagonia, la Mediterránea, Bondiola burger, de cerdo, Big Messi o Frida Khalo.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats