Las asociaciones de consumidores advierten contra fusión de Bankia y Caixabank

El tipo medio de las hipotecas cayó al 1,836% en julio, según la AHE

No solo el vicepresidente Iglesias muestra sus reticencias a una fusión entre dos de las entidades bancarias más grandes del Estado Español, la catalana Caixabank y la madrileña Bankia. Por otros motivos, las distintas asociaciones de consumidores y usuarios se muestran inquietas y preocupadas por la posible unión, dado que consideran que la operación renta pocos beneficios para los consumidores de productos bancarios. 

¿Puede el banco cambiar unilateralmente las condiciones de mi cuenta?

¿Puede el banco cambiar unilateralmente las condiciones de mi cuenta?

A continuación se exponen los principales "puntos calientes" de la futurible fusión que pueden mermar los derechos de los usuarios, puntos sobre los que los que las distintas organizaciones en advertido y respecto a los cuales aseguran que estarán vigilantes

Pérdida de la oferta competitiva

La Organización de Consumidores de España, OCU, abre uno de sus comunicados proclamando que "la fusión entre entidades y la desaparición de un competidor es una mala noticia en un mercado ya de por si bastante concentrado como consecuencias de las fusiones a las que se vieron abocadas muchas entidades tras la ultima gran crisis financiera". 

En consecuencia OCU teme que el consumidor será víctima de la disminución de la capacidad de elección entre distintas ofertas, "A falta de un autentico mercado europeo de servicios financieros que en la practica no existe, la desaparición de un competidor en España limita las posibilidades de elección de los consumidores", sentencia. Como consecuencias de esta disminución de oferta señala la subida de precios de los servicios financieros a medio y largo plazo, como se ha podido comprobar después de la crisis financiera. 

Con mayor contundencia se pronuncia FACUA a este respecto: "La concentración de las entidades financieras provoca entre otros aspectos pérdida del poder negociador del consumidor y que haya menos oferta, lo que acaba perjudicando a los usuarios que asumen el aumento de comisiones por sus servicios bancarios y ven deteriorada la atención con el previsible cierre de oficinas". 

Reducción de oficinas, mayor riesgo de exclusión financiera

El cierre masivo de oficinas, que se presume uno de las consecuencias más inmediatas de la fusión, también preocupa, y mucho, a las principales entidades. La OCU alerta que el cierre masivo puede "agravar el riesgo de exclusión financieraen que se encuentran muchas zonas de España que no tienen un acceso adecuado a los servicios financieros presenciales". 

También FACUA advierte que el cierre de oficinas, si se hace de forma masiva, puede dejar muchas zonas de la "España vaciada" sin servicios acceso a servicios financieros, algo especialmente grave en los pueblos de menor número de habitantes, donde por la edad de los moradores, la brecha digital se superpone con la falta de servicios presenciales

Riesgos para el cliente actual

Todas las asociaciones se apresuran a dejar claro que la posible fusión no debería afectar al estatus y las condiciones contractuales de los actuales clientes de una u otra entidad, aunque muestran su preocupación por determinados aspectos que consideran poco asegurados. Uno de ellos es, según OCU, la reducción de los importes protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos que pasaría de 200.000 a 100.000 al tratarse con la fusión de una única entidad, si bien esto ocurriría excepcionalmente en el caso de clientes con depósitos en ambas entidades. 

Por su parte la Asociación de Usuarios, Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) advierte en un comunicado que a este respecto que "vigilará que los contratos de los consumidores con CaixaBank y Bankia no se modifiquen si hay fusión. La asociación asegura que sus equipos técnicos "dedicarán todos sus esfuerzos a vigilar estrechamente que los servicios contratados por los 13,7 millones de usuarios clientes de CaixaBank y los más de ocho millones de Bankia no se vean modificados". 

También la aplicación de reclamaciones de consumidores Reclamador.es ha emitido un comunicado explicando a sus usuarios que "todo aquello que está firmado en un contrato, por ejemplo de préstamo hipotecario, no puede modificarse de forma unilateral por parte de la entidad financiera, por lo que, llegado el momento de unificación de ambas entidades, los consumidores de productos financieros en uno de estos bancos -por ejemplo hipotecas- no podrán sufrir la modificación de sus condiciones".

En todo caso, apostilla Reclamador.es, "para llevar a cabo cualquier modificación de las condiciones firmadas en la hipoteca deberá realizarse una novación en la que estén de acuerdo ambas partes, es decir, banco y cliente". 

No obstante sí recuerda que dicha inviolabilidad de las condiciones solo afecta a "todo aquello que esté detallado en el contrato firmado ante notario, por ejemplo, las posibles bonificaciones de las que se beneficia el consumidor para rebajar el tipo de interés de su hipoteca". Si esto no estuviera detallado, sí podrían ser modificadas, si bien siempre debe comunicarse por parte del banco al cliente. 

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2020 - 00:14 h

Descubre nuestras apps

stats