Qué es el óxido de etileno y por qué está provocando la retirada de algunos helados del mercado

¿Por qué retiran los helados del mercado? Seis preguntas sobre la alerta sanitaria

Bélgica fue el país que, el pasado agosto de 2020, advirtió a 33 países europeos (entre ellos, España) de que había detectado un compuesto cancerígeno presente en las semillas de sésamos procedentes de la India. Entonces, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ya emitió una advertencia en noviembre de 2020: el óxido de etileno “no es apto para consumo”.

Los 8 problemas de salud más frecuentes en verano (y cómo tratarlos)

Los 8 problemas de salud más frecuentes en verano (y cómo tratarlos)

Desde entonces, Francia -uno de los estados que retiraron las semillas de sésamo- ha sido uno de los más certeros y más transparentes en su detección. A lo largo de este, casi, año han retirado más de 7.000 productos del mercado por “la presencia de óxido de etileno en un contenido superior” al establecido. La última batida ha sido especialmente contundente con un producto muy veraniego: los helados (y sorbetes).

La AESAN, ya el pasado 24 de junio, emitió una alerta en este sentido sobre la presencia de óxido de etileno en uno de los aditivos que se utiliza en la fabricación de helados. Por ello, han pedido retirar los lotes que lo contengan.

¿Qué es el óxido de etileno?

Según la ATSDR (Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades), el óxido de etileno es “un gas inflamable de aroma dulce” que se disuelve fácilmente en la mayoría de los solventes orgánicos. 

En general, y tal y como indica esta agencia gubernamental estadounidense, no es habitual que las personas “estén expuestas” al óxido de etileno. 

¿Para qué se utiliza este compuesto?

Se usa en anticongelantes, poliéster y, como demuestra la alerta sanitaria, en algunos aditivos; pero, ¿para qué sirve exactamente?

“[El óxido de etileno] se produce en grandes cantidades y se utiliza, principalmente, para elaborar otras sustancias químicas en la producción de anticongelantes y poliéster”, explica el análisis de la ATSDR. Por lo tanto, su uso mayoritario es el de fabricar otros productos.

Además, en algunos casos, se usa como esterilizante -en material médico o de laboratorio-, ya que tiene la capacidad de eliminar organismos dañando su ADN. 

¿Es peligroso para la salud?

En grandes cantidades, sí. El óxido de etileno está clasificado en la UE como “posible mutágeno, posible cancerígeno y posible tóxico para la reproducción”. Desde los 90, su uso en la industria agrícola y productos fitosanitarios -plaguicidas- está prohibido.

En Estados Unidos, el valor habitual que se puede encontrar de este químico en los alimentos vegetales es de “3,5 ppm [partes por millón]”, aunque avisan de que con el paso de los días esta cantidad suele bajar. En España, por normativa europea, no puede exceder las 0,1 ppm en la mayoría de productos agrícolas y 0,2 ppm en unos pocos (como, por ejemplo, los brotes de bambú). 

¿Cuáles son los efectos directos sobre la salud?

Según la ATSDR, la exposición prolongada de bajas cantidades al óxido de etileno puede provocar “irritación en los ojos, quemaduras en la piel, problemas cerebrales y fallas del sistema nervioso”.

“En los estudios a gran escala sobre trabajadores expuestos al óxido de etileno [...] se ha observado un aumento de los casos de leucemia, cáncer de estómago, de páncreas y de la enfermedad de Hodgkin”. Además, en animales “se ha demostrado que causa cáncer”.

¿Por qué ahora se están retirando helados?

El 24 de junio de 2020, la AESAN emitió un comunicado que advertía de la presencia de óxido de etileno en el aditivo alimentario E410, goma de algarrobo, que es utilizado “principalmente en helados”. Un comunicado que, a día 23 de julio, se ha convertido en una alerta sanitaria.

Tal y como indica la OCU, este aditivo “no solo se usa en helados, sino en postres lácteos, salsas, etc.”. 

¿Qué lotes o marcas están afectados?

Tanto la OCU como FACUA han exigido a la AESAN que identifiquen los lotes y marcas afectados por la contaminación de óxido de etileno, ya que “muchos consumidores podrían tener estos helados en su nevera”. Hasta el momento, la Agencia Española no ha comunicado ningún lote retirado ni a qué marcas afecta.

En el caso francés, a fecha de 23 de julio, son 540 los lotes de helados retirados en el país. Esto ha afectado a 68 marcas distintas, entre las que se encuentran algunas que también operan en nuestro país: Carrefour, ALDI, Lidl, Glaces des Alpes, Leclerc y  Extreme, La Lechera y Smarties (estas tres últimas de Nestlé).

Aunque no se debe extrapolar el caso galo a nuestras fronteras, sí sirve para vislumbrar la magnitud de esta alerta sanitaria. En total, hablamos de medio millar de estos productos retirados en el mercado francés.

¿Se puede detectar el óxido de etileno en el cuerpo?

Sí, a través de un examen de sangre o un análisis de orina. A pesar de ello, desaparece por completo del cuerpo humano pasados dos o tres días.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats