eldiario.es

Menú

Cultura

Martín Saurí recoge hoy el Gran Premio, porque ayer no le avisaron a tiempo

- PUBLICIDAD -
Martín Saurí recoge hoy el Gran Premio, porque ayer no le avisaron a tiempo

Martín Saurí recoge hoy el Gran Premio, porque ayer no le avisaron a tiempo

El veterano dibujante Josep Maria Martín Saurí, ganador del Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona, ha recogido hoy el galardón, ya que por un despiste de la organización se le comunicó con retraso y no pudo acudir a la ceremonia de entrega celebrada ayer noche junto al resto de premiados.

Hoy, tras recibir el premio a toda una trayectoria de las manos del presidente del Gremio de Editores, Patrici Tixis, Martín Saurí ha explicado a Efe que desde la organización le llamaron sobre las 21.45 horas -la ceremonia empezaba a las 21:00 horas- cuando estaba paseando a su perro Logan cerca de su casa en Sant Feliu de Guixols.

"Cojo el teléfono y me dicen: '¿pero dónde estas? ¿cómo es que no estás aquí?' y yo les pregunté, 'pero ¿qué pasa?' y fue cuando me dijeron que me habían dado el Gran Premio del Salón, pero ya era tarde para acudir a Barcelona", ha comentado el dibujante de "La Odisea", cuyos hijos, que viven en Suiza, Marruecos y Madagascar, se enteraron de la concesión del premio antes que él por las redes sociales.

"De repente, me empezó a llamar gente, y fue un poco locura", ha dicho Martín Saurí, aún sorprendido y con las secuelas de una noche de insomnio: "Con los nervios casi no he podido dormir en toda la noche".

Con el galardón en su poder (y un premio en metálico de 10.000 euros), y junto al resto de premiados en un acto para el público del salón, Martín Saurí ha querido recordar a algunos de los guionistas con los que ha trabajado a lo largo de su carrera, desarrollada en España, pero sobre todo para editoriales extranjeras, una vía exterior de la que fue pionero.

"Agradecérselo a Mariano Calvo, a Montse Vives, a Sanchéz Abulí y a un sinfín de guionistas extranjeros sin los que hoy no estaría aquí", ha rememorado el dibujante que comenzó su carrera en 1972.

"Han sido 45 años de trabajo sin parar, es un premio al esfuerzo de tantos años y algunos malos ratos", ha resumido el veterano dibujante, quien tras muchas negativas de editores nacionales, tuvo que irse a Estados Unidos en 1979 para poder publicar allí "La Odisea", realizada junto a Francisco Pérez Navarro, y ya con ese acuerdo en el bolsillo volver a España y comprobar que entonces sí que interesaba.

Unas epopeyas comiqueras que sufrían los dibujantes y autores españoles que debían coger sus trabajos y visitar, una a una, las editoriales para ver si aceptaban sus proyectos.

"Muchas veces ibas con tu carpeta, cogías un avión o un tren y, tras esperar, no te recibían. Ahora todo es más fácil con internet y la contestación puede ser inmediata, antes podían tardar meses en decirte algo", comenta este prodigioso dibujante que cita a Hal Foster y a Alberto Breccia entre sus autores de cabecera, "siempre en blanco y negro".

Unos problemas de salud le tienen temporalmente apartado de la mesa de dibujo y, aunque confía en poder retomar la actividad, "lo primero es la salud", insiste.

Por su parte, Jaime Martín, que ayer se alzó con el premio a la mejor obra española publicada en 2016, por "Jamás tendré 20 años", está encantado del reconocimiento a ésta historia centrada en la represión que sufrieron sus abuelos durante la Guerra Civil y la postguerra "que permite aportar algo nuevo a esa estantería de fragmentos de la memoria para las generaciones futuras".

Martín ha adelantado que tras las novelas gráficas dedicadas a sus padres ("Las guerras silenciosas") y a sus abuelos (la premiada este año), le anda dando vueltas a un guión sobre sus hermanos, una generación que ronda los cincuenta años, aunque no ha avanzado cuál sería el hilo argumental.

"Basta ya de hacer el hippy, 'Jamás tendré 20 años' la entregué el pasado agosto y ahora me tengo que poner a escribir" ha bromeado el autor barcelonés.

La ausencia de mujeres en el palmarés de esta edición ha provocado algún tuit y comentarios en las redes sociales en los que se criticaba la poca pluralidad de género no sólo entre los ganadores sino también entre las obras candidatas a los premios.

El jurado de profesionales de los galardones del salón eligió además a Javier Rey como autor revelación por "Intemperie", a "La visión", de Gabriel Hernández Walta y Tom King, como mejor obra extranjera publicada en España, mientras que "Paranoidland", logro el premio a Mejor Fanzine.

"Fantasy West", de Carlos Díaz Correia y Jacobo Márquez, autoeditado por crowdfunding, obtuvieron el galardón de votación popular a mejor obra española.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha