eldiario.es

Menú

Cultura

James Nachtwey se hace con el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades

El reportero de guerra y documentalista de la revista Time ha conseguido el galardón en la categoría de Comunicación y Humanidades

Su trabajo sobre la hambruna en Somalia le granjeó numerosos premios, pero solo fue una de las catástrofes que ha cubierto en más de 30 países

- PUBLICIDAD -
Nachtwey: Ojalá no hubiera tenido que sacar ninguna de las fotografías que he hecho

Nachtwey: Ojalá no hubiera tenido que sacar ninguna de las fotografías que he hecho EFE

Dos veces ganador del World Press Photo y cinco Medallas de Oro Robert Capa, James Nachtwey ha engrosado hoy su estantería de premios con el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. El fotógrafo de de guerra se ha impuesto en esta categoría sobre otros veintidós contrincantes como el cineasta chino Zhang Yimou o el guionista Aaron Sorkin.

Pero Nachtwey no es un novato en nuestros palmarés. El año pasado también recibió el premio de Comunicación de la Universidad de Navarra para aquellos profesionales que impregnan su trabajo de dignidad humana y libertad. La cámara del neoyorquino ha sido testigo de los principales movimientos sociales y dramas humanitarios en más de una treintena de países. Su interés por la fotografía surgió en la década de los sesenta, cuando fue consciente de que una imagen podía cambiar las cosas. Era el momento en el que las masas inundaban las calles de la gran manzana para frenar la Guerra de Vietnam. James Nachtwey resume esa época en una instantánea: la concentración en Central Park tras la retirada de las tropas estadounidenses de suelo asiático. 

Esa crispación política le sirvió de resorte para entregar su vida a cubrir dolor de la guerra, a retratar la pobreza y a visibilizar a los marginados. Su primer trabajo internacional dirigió su objetivo hacia el conflicto civil de Irlanda del Norte en 1981 durante una huelga de hambre de miembros del IRA. "Estaba más verde que la hierba", ha recordado en alguna ocasión. Su pasión se convirtió de pronto en una obligación moral con unas tragedias que hubiese preferido no tener que capturar. Pero que también le convirtieron en mejor persona.

Rumanía, Afganistán, Kosovo, Líbano, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, India, Ruanda, Sudán, los atentados del 11S... son muchos los lugares que ha pisado este fotoperiodista y no se arrepiente de ninguna de sus coberturas.  "El fotógrafo busca descubrir la verdad y transmitir el sufrimiento y la lucha de quienes fotografiamos", dijo en Madrid hace un año.

“La fotografía pone un rostro humano a los problemas que, desde lejos, pueden parecer abstractos o ideológicos o monumentales en su impacto global”

Natchwey siempre ha exigido el necesario apoyo de las publicaciones influyentes para denunciar los horrores de la guerra. Como miembro de la plantilla de la revista Time desde 1984, el reportero entiende la importancia de esta apuesta mediática. "Si una fotografía no se publica, no cumplirá su propósito". Reconoce que distribuir esas imágenes no resulta muy atractivo para los anunciantes en los medios, pero siempre recuerda que  su trabajo sobre la hambruna en Somalia en 1992 generó una movilización que salvó un millón y medio de vidas.

"Por fin todo el mundo se dio cuenta y esto hizo que valiera la pena toda mi carrera", reflexionó sobre ese momento. Un compromiso que le ha valido la etiqueta -avalada por muchos jurados- de fotógrafo más grande de las últimas décadas.

James Nachtwey en acción. Foto: Christian Frei / Flickr

James Nachtwey en acción. Foto: Christian Frei / Flickr

Más fotógrafos, revistas y la Quinoterapia

El pasado año, el premio fue p ara el filósofo sevillano Emilio Lledó, mientras que en 2014 distinguió a Joaquín Salvador Lavado, conocido popularmente como Quino y por ser el creador del personaje de Mafalda.

También han ganado este galardón, entre otros, la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz, el creador japonés de videojuegos Shigeru Miyamoto, la comunidad científica The Royal Society, Google, las revistas Nature y Science, la National Geographic Society, la Agencia Efe o la Universidad Autónoma de México.

La pasada semana, por su parte, se falló el Premio Princesa de las Artes a favor de la actriz, directora y escenógrafa Núria Espert.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha