La portada de mañana
Acceder
PSOE y Podemos buscan in extremis un acuerdo sobre la ley del ‘solo sí es sí’
El brote de gripe aviar en una granja de visones acerca la transmisión entre humanos
OPINIÓN | 'Y a Sánchez se le acabó la paciencia', por Esther Palomera

Antes y después de uno de los (supuestos) Caravaggios más eróticos

El Arzobispado de Toledo ha presentado este jueves la resturación de San Juan en el desierto atribuido a Caravaggio, realizada por el Cabildo de la Catedral Primada y que se ha devuelto a su lugar en la catedral toledana.

El cuadro llegó a la catedral en 1785. Desde ese momento, el lienzo fue tratado con restauraciones indebidas, añadidos, barnizados y repintes, en el intento de mejorar la pintura, pero estas intervenciones 'tergiversaron' la verdadera imagen de la espectacular pintura.

La investigación y el proceso de restauración han durado un año y medio, y ha sido realizada por un equipo de historiadores, archiveros, especialistas en fotografía infrarroja y ultravioleta y técnicos en físico-química especializados en material artístico no destructivo.

En España solo hay cuatro cuadros sobre los que no se cierne ninguna duda de la autoría de Caravaggio. Uno de ellos, Salomé con la cabeza del Bautista, se devolvió a la vista pública el pasado 15 de febrero en el Gabinete de Estucos del Palacio Real de Madrid. El Ecce homo que se le ha atribuido, ha sido declarado Bien de Interés Cultural pero su autoría sigue en disputa.

El Arzobispado de Toledo ha presentado este jueves la resturación de San Juan en el desierto atribuido a Caravaggio, realizada por el Cabildo de la Catedral Primada y que se ha devuelto a su lugar en la catedral toledana.

El cuadro llegó a la catedral en 1785. Desde ese momento, el lienzo fue tratado con restauraciones indebidas, añadidos, barnizados y repintes, en el intento de mejorar la pintura, pero estas intervenciones 'tergiversaron' la verdadera imagen de la espectacular pintura.

La investigación y el proceso de restauración han durado un año y medio, y ha sido realizada por un equipo de historiadores, archiveros, especialistas en fotografía infrarroja y ultravioleta y técnicos en físico-química especializados en material artístico no destructivo.

En España solo hay cuatro cuadros sobre los que no se cierne ninguna duda de la autoría de Caravaggio. Uno de ellos, Salomé con la cabeza del Bautista, se devolvió a la vista pública el pasado 15 de febrero en el Gabinete de Estucos del Palacio Real de Madrid. El Ecce homo que se le ha atribuido, ha sido declarado Bien de Interés Cultural pero su autoría sigue en disputa.

El Arzobispado de Toledo ha presentado este jueves la resturación de San Juan en el desierto atribuido a Caravaggio, realizada por el Cabildo de la Catedral Primada y que se ha devuelto a su lugar en la catedral toledana.

El cuadro llegó a la catedral en 1785. Desde ese momento, el lienzo fue tratado con restauraciones indebidas, añadidos, barnizados y repintes, en el intento de mejorar la pintura, pero estas intervenciones 'tergiversaron' la verdadera imagen de la espectacular pintura.