La portada de mañana
Acceder
Prohibición de fumar, más restricciones sociales y cribados: las comunidades buscan más medidas ante el aumento de contagios
Juan Carlos I, un capitán general del Ejército en paradero desconocido
Las irregularidades en la contratación de temporeros mediante intermediarios dificultan el control de la COVID-19

La noche alternativa del cine español

Imanol Arias y Javier Ruiz Caldera con su galardón. // Fotografía: Jorge Castro

"La gala de los olvidados del cine español". Así define su director, Santiago Alverú, los Premios Yago, cuya segunda edición se celebró anoche en la sala El Sótano. Presentada por el cómico y guionista Luis Fabra, el discurso durante la gala tuvo dos hilos conductores: la broma sobre la posibilidad del "destrone" a los Goya en unos años, y la solidaridad con los guionistas ninguneados en dicha ceremonia.

Los Goya esconden a sus guionistas debajo de la alfombra roja

Los Goya esconden a sus guionistas debajo de la alfombra roja

Esta suerte de antítesis de lo academicista tiene cuatro categorías. La primera fue la de "nominado no ganador", que fue a deparar en Pedro Casablanc. El actor está en Galicia rodando, así que David Ilundain fue el encargado de otorgárselo al compañero de reparto del actor en B, Carlos Olalla. En el agradecimiento recordó las dificultades que tuvieron para grabar dicha cinta, que recrea el juicio del caso Bárcenas. Casablanc estuvo nominado al Goya a Mejor Actor, que fue a parar a Ricardo Darín. Olalla recordó el mensaje que le mandó el pasado 12 de febrero, al conocerse al ganador: "Pedro, sé fuerte".

Después llego el turno de Javier Ruiz Caldera, premiado como "no nominado". Antes, Imanol Arias, su Anacleto Agente Secreto, se convirtió con su monólogo de presentación en el rey de la gala. Comparó a los premios Yago con el Eibar, por "ser auténticos" y se metió un poco con los Goya, en los que acapara cuatro nominaciones y nunca ha sido premiado. Después, más serio, relató cómo Javier Ruiz Caldera le enseñó "a no tomarse en serio y a disfrutar, maestro". El director no pudo más que agradecérselo, y vestido con la chaqueta que le había dejado Borja Cobeaga, afirmó que el premio Yago era el que "más ilusión me hace de toda mi carrera". También es el primero, eso sí.

Un 100% de acierto

La actriz Leticia Dolera presentó a la banda The Bright, uno de los grupos que forman parte de la banda sonora de su debut Requisitos para ser una persona normal, encargados de poner música a la velada. Tras ellos, el premio a Ángela Molina. La actriz, que no pudo acudir por encontrarse de rodaje en Argentina, estuvo representada por Pablo Berger, director de Blancanieves. Sólo tuvo palabras de cariño hacia la diva:"todo el mundo debería tener una Ángela en su vida". Cabe recordar que en esta categoría honorífica el año pasado, en la que fue primera edición, fue premiado Mariano Ozores. Quien este año ha sido el beneficiario del Goya de Honor. 

El último galardón fue para el "no reconocido" José Antonio Luna, cofundador de Filmin. Tanto él como Miguel Morales, su presentador, destacaron las cualidades de Filmin, su sarriesgada apuesta y dedicaron el premio a todos los que habían pasado por allí esa noche. "Nuestro trabajo es nuestra razón de ser", afirmaron.

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2016 - 12:43 h

Descubre nuestras apps

stats