Selección 10ª Edición del Atlántida Film Fest

Siete películas europeas del Atlántida Film Fest que nos ayudarán a entender la crisis que viene

Katherine Parkinson crucificando a unos despistados en 'Cómo inventarse una guerra'

Cuando los grandes festivales de cine despertaron, Filmin todavía estaba allí. La crisis del coronavirus ha obligado a multitud de certámenes a suspender sus programaciones, pero también a abrirse a nuevas formas de exhibición online para llegar a gran parte de un público que aún no puede volver a los cines convencionales. 

Guía para no perderse las grandes películas de 2020 retrasadas por el coronavirus

Guía para no perderse las grandes películas de 2020 retrasadas por el coronavirus

Por mencionar unas pocas iniciativas que han migrado a las celebraciones digitales: festivales de cine como Cannes, Venecia y San Sebastián se unieron en junio para celebrar el We Are One, una muestra online para recaudar fondos contra el coronavirus que se vio libremente en YouTube. También un buen puñado de festivales y muestras españolas, como el D’A Film Festival o la Muestra de Films de Mujeres optaron por celebrar sus respectivos eventos de forma online. Y lo hicieron al calor de Filmin. 

La plataforma española lleva doce años defendiendo un catálogo de VOD antes de la llegada de gigantes como HBO o Netflix. Y diez años celebrando uno de los primeros festivales online del mundo: el Atlántida Film Fest, que ahora celebra su actual edición con una programación del mejor cine europeo online y hasta el 27 de agosto. Rescatamos algunas películas imprescindibles de este certamen pionero. Cintas que abordan los problemas políticos y sociales más acuciantes de la Europa de hoy y nos previenen de los de mañana. 

Cómo inventarse una guerra, de Rudolph Herzog

¿De qué va? Kate, a quien da vida una brillante Katherine Parkinson, es la relaciones públicas de un célebre rapero llamado Harry Hope, interpretado por el también rapero y cómico Jay Pharoah. Hope quiere ofrecer un concierto benéfico contra la guerra en Georgia que sería clave para limpiar su imagen, pero una vez se declara la paz en el país Kate decide inventarse un conflicto armado inexistente con tal de llevar a cabo el evento sí o sí.

¿Por qué verla? Las fake news se han convertido en el pan nuestro de cada día, debilitando la información como derecho y deber democrático, convertida en arma arrojadiza en una sociedad cada día más virtual. Y ese es el panorama que aborda Rudolph Herzog —hijo del célebre cineasta Werner Herzog—, en una comedia satírica llena de mala uva e inteligentes comentarios sobre el consumo de imágenes y la sociedad mediatizada de hoy que recuerda a los mejores tiempos de Barry Levinson. Cualquier parecido con la campaña presidencial de Kanye West es pura e inesperada casualidad. 

¿Cuándo podré verla? Ya está disponible en la plataforma, en el canal del Atlántida Film Festival. 

Merkel, de Stephan Wagner

¿De qué va? En 2015, la canciller alemana Angela Merkel —a quien da vida una impresionante Imogen Kogge— tomó una decisión que hizo tambalear la alianza de su partido, la CDU, con la CSU de Baviera. Vivió una crisis interna que la puso contra las cuerdas, y que abrió viejos debates sobre política migratoria en Alemania: Merkel había dado la orden de abrir las fronteras a los refugiados atrapados en una estación de trenes en Budapest.

¿Por qué verla? La canciller alemana Angela Merkel lleva en el cargo desde 2005. Ha sido presidenta del G8 en dos ocasiones, presidenta de la CDU durante casi veinte años, y es considerada la mujer más poderosa del mundo. Se trata de una de las figuras políticas claves de la Europa actual y así la retrata Stephan Wagner en un biopic nada complaciente que además adapta The Driven Ones, (Random House) best-seller escrito por el periodista Robin Alexander.

¿Cuándo podré verla? A partir del 1 de agosto en el canal  Filmin. 

Bait, de Mark Jenkin

¿De qué va? Martin, interpretado por Edward Rowe, es un joven pescador que malvive como puede de un trabajo cada día peor pagado y más depauperado, pero un oficio tradicional que, en el fondo, es lo único que sabe hacer. Cuando su hermano decida convertir la embarcación de su padre en un Airbnb para turistas, Martin empezará una cruzada particular contra él y esta forma de turismo. 

¿Por qué verla? Rodada con una cámara Kodak de 16mm del año 1976 y procesada a mano, la nueva película de Mark Jenkin es, ante todo, un experimento formal que va de cara y propone la recuperación de un audovisual de texturas olvidadas. Pero además es un drama que reflexiona pertinentemente sobre cómo el capitalismo ha minado profesiones tradicionales y potenciado el consumo rápido y destructivo de culturas, ciudades y formas de vivir enteras. 

¿Cuándo podré verla? Bait ya está disponible en el canal del festival en Filmin. 

Dirty God, de Sacha Polak

¿De qué va? Un ataque con ácido dejó a Jade —la actriz no profesional Vicky Knight—, con el rostro y gran parte del cuerpo desfigurado. Hasta entonces su vida como madre de familia de clase trabajadora no era ningún sueño, pero el ataque la sumirá en un círculo de depresión y autoodio destructivo, potenciado por un entorno que juzga mucho más las apariencias de lo que quiere admitir. 

¿Por qué verla? Además del increíble trabajo de Vicky Knight, Dirty God se resuelve como un drama modélico con aire al Ken Loach primitivo que explora inteligentemente la psique de personajes empujados al margen de la sociedad. Que enfrenta al espectador a una visión de su entorno que invita a la reflexión y el tomar partido desde lo íntimo. Y confirma a Sacha Polak como una realizadora de talento indómito y personal, como ya vimos en New Boobs, un documental autobiográfico que filmó cuando le detectaron un cáncer de mama hereditario. Nuestras relaciones afectivas son, en su cine, un terreno de batalla político. 

¿Cuándo podré verla? Dirty God ya está disponible en el canal del festival en Filmin. 

This is not a movie: Robert Fisk, de Yung Chang

¿De qué va? Entre 1993 y 1997, Robert Fisk fue uno de los pocos periodistas occidentales en entrevistar a Osama Bin Laden. Desde entonces se convirtió en una de las plumas más certeras y honestas de cuantas cubrían la actualidad en Oriente Medio, y de las que mejor cubrieron la mal llamada guerra contra el terror iniciada por Estados Unidos y apoyada por la OTAN. 

¿Por qué verla? Yung Chang, que desde el título parece hacer un guiño al cine de Jafar Panahi, consigue destilar en este documental sobre la figura del periodista del título múltiples lecturas sobre una realidad acuciante en Europa. Los conflictos bélicos de principios de siglo han cambiado radicalmente las tornas del poder en países con los que ahora se negocian paces y tratados comerciales. Y para contarlo, el periodismo veraz y comprometido es imprescindible, y lo será más en una era postcovid y ‘posTrump’. 

¿Cuándo podré verla? A partir del 31 de julio en el canal del festival en Filmin. 

El emperador descalzo, de Jessica Woodworth y Peter Brosens

¿De qué va? En una realidad no muy distinta a la nuestra, un buen día, el conocido como 'rey de los belgas' despierta en un sanatorio perdido de Croacia y sin recuerdos. Y dada su posición, los profesionales de su entorno deciden fingir que no ha ocurrido lo inevitable: el colapso financiero y el fin de la Unión Europea tal y como la conocíamos. Un engaño de difícil equilibrio cuando al centro llegue una doctora nacionalista dispuesta a agitar el gallinero. 

¿Por qué verla? Suerte de secuela de la interesantísima El rey de los belgas, también dirigida por la dupla que forman Jessica Woodworth y Peter Brosens, esta sátira aporta una inteligente lectura sobre algunos de los retos de la Europa contemporánea. El auge de los nacionalismos y la extrema derecha se mezcla con los atavismos de clase frente a los apellidos nobles que ya perpetuaban viejas desigualdades. Todo en un manicomio en el que cada chiste apunta a una realidad más bien triste. 

¿Cuándo podré verla? Ya disponible en el canal del Atlántida Film Fest en Filmin. 

Journey to Utopia, de Erlend Eirik Mo

¿De qué va? Un matrimonio con tres hijos decide hacer frente a una realidad a la que muchas otras familias dan la espalda: el cambio climático y sus consecuencias. Pero cuando se establecen en una población que vive acorde a los principios de una cooperativa de agricultura orgánica y autosuficiente en Dinamarca, la realidad les golpeará más de lo previsto. 

¿Por qué verla? El realizador Erlend Mo predica con el ejemplo: él y su familia son los protagonistas reales de un documental que parte de la honestidad y la veracidad de sus experiencias como su principal arma discursiva. Y resulta estimulante en su apuesta por poner el dedo en la llaga de quienes ya están concienciados con la ecología o el consumo de proximidad pero no son conscientes de su huella ambiental.

¿Cuándo podré verla? Disponible el 30 de julio en el canal del Atlántida Film Fest en Filmin.

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2020 - 22:46 h

Descubre nuestras apps

stats