Etiquetas

Jim Irvine nunca olvidará aquel paseo por la finca familiar en el que tropezó con un fragmento de cerámica. Otra persona hubiera pasado de largo. A él le picó la curiosidad. ¿De dónde vendría esa pieza de arcilla que parecía trabajada por el ser humano? De vuelta a casa, buscó imágenes de satélite de los terrenos de su padre. "Vi una marca de corte muy clara, como si alguien hubiera dibujado en la pantalla de mi ordenador con una tiza. Este fue realmente el momento ‘oh, guau’, y el comienzo de la historia". Una historia de más de 1.500 años que termina con el hallazgo de un mosaico romano único en Reino Unido.

Fue durante el confinamiento por la pandemia, en 2020. Hijo de un granjero del condado de Rutland, en el corazón de Inglaterra, tras aquel paseo Irvine no sabía todavía que la finca de su familia escondía los restos de una villa romana. Tampoco sabía que bajo la tierra baldía dormía desde hace siglos una refinada joya artística: un mosaico que –"casi como un cómic"– muestra a Aquiles y su batalla con Héctor al final de la Guerra de Troya. El hallazgo ha sido difundido este jueves por la Universidad de Leicester, cuyos arqueólogos han participado en la excavación.

Intrigado por las piezas de cerámica –pronto halló más– y por las líneas rectas en el terreno mostradas en las imágenes de satélite, Irvine se puso en seguida en contacto con especialistas. Pronto la finca se llenó de arqueólogos yendo y viniendo, realizando catas y mediciones. A Irvine le permitieron colaborar en las excavaciones. "Entre mi trabajo normal y esto, me ha mantenido muy ocupado, y ha sido un viaje fascinante. El último año ha sido muy emocionante por haber participado y trabajado con los arqueólogos y los estudiantes en el yacimiento, ¡y sólo puedo imaginar lo que se desenterrará después!".

De momento, lo que esos arqueólogos han desenterrado son los restos de un mosaico de 11 por siete metros: una obra que, conjeturan, forma parte del suelo un triclinium, un gran comedor o zona de esparcimiento. Los mosaicos se utilizaban en diversos edificios privados y públicos del Imperio Romano, y a menudo presentaban figuras famosas de la historia y la mitología.

Sin embargo, el mosaico de Rutland es único en el Reino Unido y es uno de los pocos ejemplos que existen en toda Europa con escenas de 'La Ilíada', el relato que Homero hizo de la Guerra de Troya.

Es la primera representación de estas historias que hemos encontrado en Gran Bretaña

John Thomas Director adjunto del Servicio de Arqueología de la Universidad de Leicester

John Thomas, director adjunto del Servicio de Arqueología de la Universidad de Leicester y director del proyecto en las excavaciones, considera que se trata sin duda "del descubrimiento de mosaicos romanos más emocionante del último siglo en Reino Unido". "Nos da nuevas perspectivas sobre las actitudes de la gente de la época y sus vínculos con la literatura clásica. También nos dice mucho sobre el individuo que encargó esta pieza. Se trata de alguien con conocimiento de los clásicos, que tenía dinero para encargar una pieza tan detallada. Es la primera representación de estas historias que hemos encontrado en Gran Bretaña".

La estancia excavada forma parte de una villa de la época romana tardía, entre los siglos III y IV d.C. La casa señorial está rodeada de otros edificios y elementos revelados por una prospección geofísica y una evaluación arqueológica, entre los que se encuentran lo que parecen ser graneros rectangulares, estructuras circulares y una posible casa de baños, todo ello dentro de una serie de fosos. Es probable que el complejo haya sido ocupado por un individuo adinerado, con conocimientos de literatura clásica.

Los expertos han identificado daños causados por fuego en el pasado, así como roturas en el mosaico que sugieren que el lugar fue reutilizado y reacondicionado. Además, entre los escombros que lo cubrían se han encontrado restos humanos. Se trataría de enterramientos realizados después de que el edificio dejara de estar en uso.

Todavía se desconoce la edad exacta de los restos, pero son posteriores al mosaico y estaban conforme a la estructura del edificio. Esto sugiere que la villa se reutilizó en una fecha muy tardía de la época romana o de la Alta Edad Media, un periodo poco investigado en Reino Unido.

Por cierto, la granja es privada, así que de momento quien quiera ver en vivo a Aquiles y Héctor guerreando, se queda con las ganas. En este enlace, algo es algo, se puede ver en alta resolución el mosaico completo (una vez dentro, hay que darle a la lupa).

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2021 - 14:16 h

Descubre nuestras apps

stats