eldiario.es

9

Cultura

El Gobierno premia en sus presupuestos la cultura del espectáculo del cine y los museos, los sectores más maltratados con el PP

Los Presupuestos Generales del Estado contemplan una subida de la partida para Cultura de 953 millones, un 9,7% más

Cine y museos son los sectores más beneficiados, una apuesta por la cultura que recibe más espectadores y visitantes

Fuegos artificiales para celebrar el bicentenario del Museo del Prado.

Fuegos artificiales para celebrar el bicentenario del Museo del Prado. EFE

El cine y los museos son las dos joyas de la corona de los Presupuestos Generales del Estado perpetrados por el Ministerio de Hacienda para la cartera de Cultura y las comunidades en 2019. De los 953 millones presupuestados -un 9,7% más que en 2018 y la cifra más alta en los últimos siete años- 632 los gestionará directamente Cultura.  100,3 millones irán para la cinematografía, lo que supone un 13% más, y 180 millones para los museos nacionales y estatales, es decir, un 12,5% más que en el ejercicio del año pasado.

Los datos no son baladíes ya que ambos sectores habían sido dos de los más maltratados durante los Gobiernos del PP. Tampoco se esconde que el cine y los museos son dos apuestas vistosas por la cantidad de espectadores y visitantes –y ahí hay un guiño al turismo- que reciben, respectivamente.

Para el año 2009, cuando los presupuestos en Cultura se dispararon hasta los 1.284 millones de euros durante el Gobierno del PSOE y con César Antonio Molina como ministro de Cultura, la partida para el cine fue de 137 millones de euros. Desde entonces su presupuesto fue en caída llegando a los 50 millones en 2014 con el popular José Ignacio Wert de ministro. A partir de 2017 comenzó a arañar más euros, aunque sin superar nunca el centenar de millones.



En este 2019, de esos 100,3 millones presupuestados, 85 millones de euros irán para el Fondo de la Cinematografía, que es la entidad que se encarga de repartir las ayudas a la producción. Esta entidad ha recibido un aumento de más del 20%.

Desde hacía años el sector se había quejado de la disminución de esta partida, que llegó a quedarse en unos mínimos 37 millones de euros en los ejercicios de 2016 y 2017. De hecho, a finales del año pasado el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) tuvo que insuflar con siete millones de euros este Fondo, ya que no hacerlo pondría en riesgo las posibilidades producción de varias películas "y la consiguiente paralización del sector de la producción cinematográfica que más riqueza y empleos, directos e indirectos, genera", según matizaron entonces desde el ICAA. Otra cuestión es el consiguiente control que debe haber de la distribución de este presupuesto, aunque es probable la ovación para José Guirao en la gala de los próximos premios Goya.



Museos: guiño al Prado en su Bicentenario

José Guirao fue director del Museo Reina Sofía en los años noventa y conoce bien el sector de la gestión cultural relacionada con las pinacotecas. No les ha defraudado. De los 180 millones totales para museos y exposiciones, el Museo del Prado recibe el mayor apoyo con 59 millones de euros, lo que supone diez millones más que el año pasado. Nueve millones se destinarán a las programaciones culturales para celebrar el Bicentenario, que en 2018 recibió la cantidad de cero euros, y para las obras del Salón de Reinos, que no obstante se habían presupuestado en más de cuarenta millones de euros, y el PP sólo había destinado de forma directa un millón de euros.

Hace una semana el propio director del Prado, Miguel Falomir, en declaraciones al periódico Cinco Días, afirmaba: "Nos gustaría que una institución así estuviese dotada como se merece, y creo que nuestra situación se puede mejorar. Lo lógico sería que se incrementase la aportación estatal, y en eso estamos". De momento, desde Hacienda se les ha hecho un guiño –aunque no parece del todo suficiente- a este museo que recibe más de tres millones de visitantes al año.

El Reina Sofía y el Thyssen también aumentan su cantidad. El primero recibirá 41,5 millones de euros, dos más que en 2018, y el segundo, 7,5 millones, también casi dos millones más que en el ejercicio anterior. Las dos pinacotecas se encuentran entre las preferidas por los visitantes puesto que el Reina Sofía alcanza casi los tres millones y el Thyssen roza el millón. Con este último además Cultura se encuentra en plenas negociaciones con Carmen Thyssen por su colección privada por lo que el aumento parece un cierto gesto de acercamiento.

Por otra parte, en este terreno Hacienda tampoco se ha olvidado de Catalunya puesto que el Museo Nacional de Arte de Catalunya se lleva casi toda la totalidad del presupuesto destinado a las comunidades autónomas.

El Libro y el Patrimonio no se recuperan

En el ámbito de las letras es el Instituto Cervantes el más beneficiado, ya que contará con una partida de 129 millones de euros, un 4,3% más que en 2018, una cantidad destinada principalmente a "relanzar" la presencia internacional de la institución, como indicó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Esto significa que el dinero irá a parar a nuevas sedes como la de Dakar, en Senegal, o la de Abiyán, en Costa de Marfil y para que el centro de Washington efectúe los trabajos previos a su apertura.

Pero el sector del libro tiene poco más de lo que alegrarse. La partida para promoción del libro y publicaciones culturales desciende un 2,2%, pasando de 8,2 millones en 2018 a 7,9. Sí se ha aumentado en tres millones la partida para Bibliotecas, que pasan de los 47 millones a los 50 millones de euros, en un plan destinado en principio para la compra de libros, que hasta la fecha contaba con cero euros.


Tampoco han salido bien parados los programas para la protección del Patrimonio Histórico que alcanza los ocho millones de euros, casi la mitad de lo que se destinaba en 2009. Las dotaciones del programa de Administración del Patrimonio Histórico Nacional llegan a los 119 millones de euros, con apenas un incremento del 1,2%, también  lejos de los 159 millones de euros que se alcanzaron en 2009. Incluso son diez millones de euros menos de lo que se presupuestó en los años 2015 y 2016 cuando las cifras estaban cerca de los 130 millones de euros. Los números cayeron en 2017 y apenas se han recuperado.



Sin gestos para las artes escénicas 

Los programas de teatro, música y danza se mantienen prácticamente como en los ejercicios anteriores. No ha habido gesto para las artes escénicas. El teatro recibe 52 millones, un millón más que el año pasado. La música y la danza pasan de los 101 millones a los 102. Es paradójico cuando el INAEM se encuentra en plena reestructuración  y con la propuesta de una nueva ley propia sobre la mesa.

Este continuismo se mantiene en otras partidas como la de la Fundación del Teatro Real, que recibe 9, 3 millones de euros, de los cuales solo medio millón irá a la celebración de su 200 aniversario, o la de la Biblioteca Nacional, que continúa con 31 millones de euros. En otros casos, como la Promoción y Cooperación Cultural incluso se pierde un millón de euros (9 millones en total).

Son unos Presupuestos Generales de campanillas para una política cultural, que aunque ya no sufre los recortes de los años del PP, tiene cierto regusto en lo espectacular, ya que en parte las cantidades están destinadas a obras públicas y grandes eventos. En cualquier caso, es lo que se ha puesto sobre la mesa, ya que todavía falta mucho para que todos estos euros  traspasen el papel y se hagan realidad.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha