La portada de mañana
Acceder
La nueva versión de Sánchez provoca fisuras con sus socios de coalición
150 días de guerra entre el Gobierno y las eléctricas
OPINIÓN | La consulta anticonstitucional de Batet, por Javier Pérez Royo
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Udo Jürgens, la voz de la música popular en alemán de la postguerra

Austria llora la muerte de Udo Jürgens, uno de sus artistas más reconocidos

EFE

Viena —

Primer ganador de Eurovisión para Austria, compositor prolífico y cantante carismático, Udo Jürgens, fallecido hoy a los 80 años de edad, fue uno de los artistas en lengua alemana más exitosos después de la Segunda Guerra Mundial.

Su longeva carrera profesional, de más de cinco décadas, comenzó a consolidarse a nivel internacional tras su victoria en el festival de Eurovisión en Luxemburgo con el tema "Merci, Cherie" en 1966.

Aquel éxito fue un punto de inflexión en la trayectoria del joven austríaco, que a partir de entonces se convertiría en un habitual de las galas de televisión y festivales en Alemania, Suiza y Austria.

Jürgen Udo Bockelmann, como se llamaba en realidad, nació el 30 de septiembre de 1944 en la localidad austríaca de Klagenfurt, en el sureño estado de Carintia, cerca de Italia.

Sus padres, ambos alemanes y miembros de familias acomodadas, le dieron una completa formación musical, por lo que Jürgens solía tocar temas al piano durante sus conciertos, en los que se hacía acompañar frecuentemente de una orquesta.

En 1977 trasladó su residencia a Zurich, en Suiza, país del que obtendría la ciudadanía 30 años más tarde.

El legado musical del artista cuenta con cerca de un millar de canciones, vendidas en más de cien millones de discos.

Entre sus éxitos se encuentran temas como "Griechischer Wein", "Mit 66 Jahren", "Aber Bitte, mit Sahne", "Vielen Dank für die Blumen" o "Buenos días Argentina", que se convirtieron con el tiempo en clásicos de la canción en alemán.

Sus temas han sido traducidas a otros idiomas y versionados, como fue el caso de "Aber bitte, mit Sahne", versionada en los años noventa por la banda metalera alemana Sodom, o "Griechischer Wien", traducida al inglés como "Come share the wine" por Bing Crosby.

Jürgens se mantuvo profesionalmente muy activo, con giras frecuentes, la última de ellas, interrumpida por su muerte, ocurrida de forma inesperada en la localidad suiza de Gottlieb a causa de un paro cardiaco mientras paseaba.

El cantante, que siempre aparentaba menos edad de la que tenía, era un conocido galán y mujeriego, que tuvo cuatro hijos de tres matrimonios.

Etiquetas
Publicado el
21 de diciembre de 2014 - 20:37 h

Descubre nuestras apps

stats