Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Al menos 89 personas han muerto y 70 han desaparecido al volcarse un cayuco cerca de la costa en Mauritania

Foto de archivo de un cayuco hundido y arrastrado por Salvamento Marítimo al sur de Tenerife

elDiario.es

8

El pasado 1 de julio, un cayuco que transportaba a aproximadamente 170 migrantes hacia Europa a través de la peligrosa ruta atlántica volcó a unos cuatro kilómetros de la costa de Ndiago, en el suroeste de Mauritania. Las autoridades locales han confirmado la recuperación de 89 cuerpos y el rescate de nueve supervivientes, entre ellos una niña de cinco años, según ha informado la Agencia Mauritana de Información. Al menos 70 personas continúan desaparecidas.

El cayuco zarpó de la frontera entre Senegal y Gambia con la esperanza de llegar a las Islas Canarias. Sin embargo, tras varios días en el mar, la embarcación quedó a la deriva y eventualmente se volcó debido a los vientos y las difíciles condiciones del océano Atlántico y la sobrecarga de pasajeros, según recoge el diario The Guardian. Los supervivientes relatan que el bote llevaba 170 personas a bordo.

La ruta atlántica, que conecta las costas de África Occidental con las Islas Canarias, se ha vuelto cada vez más popular entre los migrantes debido al aumento de la vigilancia en el Mediterráneo. No obstante, el camino es extremadamente peligroso debido a las fuertes corrientes y la larga distancia que deben recorrer las embarcaciones, muchas veces en condiciones precarias y sin suministros.

En 2023, el número de migrantes que llegaron a las Islas Canarias se duplicó en comparación con el año anterior, alcanzando un récord de 39.910 personas, según el Gobierno de España.

La comunidad internacional y las organizaciones de derechos humanos han renovado sus peticiones para una mayor acción para abordar la crisis migratoria en África Occidental. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y otras entidades han enfatizado la necesidad de crear rutas migratorias seguras y legales, y en abril de este año se reunieron los ministros de los cinco países frontera sur de la Unión Europea para abordar en Canarias la situación migratoria.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, visitó a finales de junio Senegal y Gambia para reforzar la cooperación en materia de control migratorio y promover el diálogo político con las autoridades locales. Aun así, las salidas desde Mauritania, especialmente desde los alrededores de la ciudad de Nuadibú, han aumentado significativamente. La Unión Europea prometió al país africano a comienzos de este año una ayuda financiera por valor de 210 millones de euros para hacer frente a la migración y poder proporcionar ayuda humanitaria a los migrantes.

Las Islas Canarias de España se encuentran a 100 kilómetros de distancia del punto más cercano a la costa de África. Pero muchos barcos y cayucos parten desde mucho más lejos, zarpando de Marruecos, el Sáhara Occidental, Mauritania, Gambia o Senegal.

Etiquetas
stats