eldiario.es

9
Menú

DESALAMBRE

A bordo del Open Arms

A bordo del Open Arms

Desalambre se embarca en el Open Arms, el barco de la ONG catalana Proactiva Open Arms, para contar su nueva misión de rescate en el Mediterráneo, la primera después de que el barco fuera secuestrado por la justicia italiana.

- PUBLICIDAD -
  • FOTOS | La llegada del Open Arms con 60 personas a bordo a Barcelona, en imágenes

    Uno de los migrantes rescatados por el Open Arms se despide de la tripulación.
  • Óscar Camps, tras la llegada del Open Arms: "En el mar no hay inmigrantes, hay náufragos, vidas en peligro"

    "En el mar no hay inmigrantes, hay navegantes y náufragos, y nosotros salvamos vidas en peligro". Pocas horas después de la llegada del Open Arms a Barcelona con 60 rescatados a bordo, el director de la ONG que lo opera, Óscar Camps, ha cargado con dureza contra los gobiernos como el de Italia o Malta, que niegan el puerto a los buques de salvamento en el mar Mediterráneo.

    "¿Quién hace cumplir la ley a los países que actúan como porteros de discoteca?", ha reclamado en una rueda de prensa con autoridades como la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, o el secretario de Inmigración de la Generalitat, Oriol Amorós. 

    Seguir leyendo...

    Balance llegada Open Arms
  • Activistas de Open Arms colocan un chaleco salvavidas gigante en la estatua de Colón en Barcelona

    Dos escaladores, activistas de la organización Proactiva Open Arms, han colocado este miércoles un chaleco salvavidas gigante en la estatua de Cristóbal Colón en Barcelona, coincidiendo con la llegada al puerto del barco Open Arms con 60 personas rescatadas a bordo.

    Los dos escaladores han colocado el chaleco, de color naranja y con las letras Open Arms escritas en negro, en el brazo extendido del emblemático monumento barcelonés, de 60 metros de altura, ante la expectación de los numerosos turistas que transitan por la zona.

    Colocan un chaleco salvavidas gigante en la estatua de Colón en Barcelona

    Foto: EFE

  • Los migrantes rescatados por el Open Arms tendrán finalmente 30 días de permiso excepcional en España, según el Gobierno

    Las 60 personas que el barco Open Arms rescató en el Mediterráneo, y que se encuentran ya en el Puerto de Barcelona, contarán finalmente con 30 días de permiso de estancia legal para tramitar los papeles de Extranjería que quieran, como puede ser la solicitud de asilo, según han explicado fuentes de la Delegación del Gobierno en Barcelona a eldiario.es.

    En un principio tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Barcelona informaron que serían 45 los días concedidos, como sucedió con los 630 rescatados por el buque Aquarius. Fue lo que también la tripulación explicó a los migrantes a bordo. Pero la Delegación del Gobierno asegura que con un mes "será suficiente", dice, para las 60 personas del Open Arms. Estas mismas fuentes añaden que este margen de tiempo será flexible si es necesario, por lo que se podría alargar algunos días más.

    Así, los 60 recién llegados tendrán un mes para descansar de la travesía, recuperarse y realizar los trámites de Extranjería o Asilo, en función de sus circunstancias particulares  sin el miedo a que se ponga en marcha su expulsión,  como sucede con las entradas irregulares  a las costas españolas. Serán informados de ello en el operativo que les espera en el puerto. La medida viene contemplada en la ley de Extranjería para "casos excepcionales".

    La lancha del Open Arms acude al rescate de 59 personas en el Mediterráneo.

    Foto: Olmo Calvo.

  • Los rescatados por el Open Arms ya han terminado de desembarcar en el puerto de Barcelona

    Tras el reconocimiento médico de los equipos de Sanidad Exterior, los rescatados por el Open Arms han comenzado a descender. Abajo les han esperado los miembros de Cruz Roja, que les están proporcionando una primera asistencia en puerto. 

    El primero en bajar ha sido el pequeño Khingsley, de nueve años, al que le ha seguido su familia. El menor se ha emocionado al despedirse de la tripulación. A continuación, han salido las mujeres, los menores no acompañados y los hombres solos. Mientras, a bordo, continuaban los abrazos de despedida con el equipo de la ONG.

    Los médicos de Sanidad Exterior, dependiente del Ministerio de Sanidad, han ido avisando desde el barco a quienes esperan en el otro lado de la nacionalidad de cada una de las personas que han ido desembarcando y del idioma que hablan. Entre ellas están Elvis, de Burkina Faso, y Hussein, el "abuelo" de todos los rescatados. Sus compañeros que aún permanecían a bordo y la tripulación le han aplaudido al bajar. El hombre solo piensa en volver a ver a sus hijos, que viven en Alemania.

    Mustafa, "el traductor" del Open Arms, ha sido otro de los rescatados que ha recibido una ovación a su llegada al puerto de Barcelona. El egipcio se ha ganado a toda la tripulación, que ha roto en aplausos para despedirse de él. A medida que nos aproximábamos a Barcelona, Mustafa confesaba emocionado no creerse aún que todo el sufrimiento de Libia haya terminado.

    Sobre las 14:08 horas, bajaba el último de los hombres a bordo del barco. Ya están todos, por fin, en tierra firme después de cuatro días en el mar. 

    Khingsley bajando del Open Arms

    Foto: Gabriela Sánchez

  • Los rescatados llegan al puerto de Barcelona: "No puedo describir lo que siento"

    Los recién llegados observan desde el Open Arms el puerto de Barcelona. Ahora, más tranquilos después de la euforia inicial, se encuentran reflexivos esperando el momento de desembarcar. Mustafa, de Egipto, está sentado mirando a un punto indefinido. Sus ojos se empañan. "No puedo describir lo que siento".

    Hussein, el mayor del grupo, pide que se acerque un miembro de la tripulación. "Por favor, llama a mi hijo cuando lleguemos. Dile que su padre ya está en Barcelona", dice el hombre sirio. Se emociona. Sus compañeros corren a apoyarle y consolarle. Tras siete años atrapado en Libia, está a punto de pisar Barcelona.

    Hussein llegando a Barcelona

    Foto: Gabriela Sánchez

  • La jefa de Misión de Proactiva Open Arms: "Estar tres días navegando tras un rescate no es la solución"

    La ONG Proactiva Open Arms ha celebrado este martes que España haya autorizado al Puerto de Barcelona el atraco de su barco de salvamento con 60 migrantes, aunque añaden que esta no puede ser la solución. "No tenemos que estar tres días navegando, porque esto implica demasiados días de estas personas a bordo sin garantizar sus necesidades básicas", ha expresado la jefa de Misión de la entidad, Anabel Montes.

    En declaraciones a la prensa, que se ha empezado a concentrar a unos 100 metros de la terminal C a la que llega la embarcación, Montes ha insistido que las ONG que trabajan en los rescates en el Mediterráneo deberían poder dirigirse a los puertos más cercanos, en Malta o Italia. La negativa de estos países les obliga a hacer más días de travesía para llegar a España, en este caso. "Podría pasar que la salud de la gente a bordo empeore de repente", alerta Montes.

  • VÍDEO | Los rescatados cantan "Boza!" (victoria) tras avistar Barcelona desde el Open Arms

  • Día 11. El Open Arms, a punto de llegar: "Me siento libre"

    Hoy han amanecido inquietos, nerviosos, pendientes del horizonte más de lo habitual. Queda poco para llegar y se nota.

    Las primeras señales de la proximidad de Barcelona, el primer rastro de Europa en el horizonte ha roto de emoción a Khondher, de Bangladesh.  El joven de 24 años ha comenzado a llorar cuando ha empezado a creerse que sí, que está a punto de pisar suelo europeo. "El calabozo se acabó, el pasado se queda atrás. Ahora empieza una nueva vida", ha dicho entre lágrimas.

    Elvis acaba de ver a lo lejos la ciudad condal. Está eufórico. "Estoy muy feliz. Me siento libre. Siento muchas cosas diferentes, una gran satisfacción. Pero, sobre todo, siento libertad", dice Elvis, de Burkina Faso mientras se aproxima a Barcelona. 

    Ya tienen todo preparado. Lo poco que llevan consigo, lo poco que les ha quedado en su duro periplo migratorio ya está empaquetado y listo para su llegada a España.

  • 114 muertos en un naufragio frente a las costas libias el pasado domingo, según la OIM

    La tragedia ha vuelto a golpear, una vez más, las aguas del Mediterráneo. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha informado este martes de que al menos 114 personas murieron el pasado domingo 1 de julio tras el naufragio de su patera frente a las costas de Al Khums, al este de Trípoli, según los supervivientes. Un total de 91 hombres, 20 mujeres y 2 niños desaparecieron tras el hundimiento del bote en el que intentaban llegar a las costas europeas.

    El nuevo naufragio se produjo después de que el pasado viernes, según ha detallado el organismo en una nota de prensa, al menos 104 personas, entre ellas tres bebés, perdieran la vida en su intento de cruzar el Mediterráneo central.  M  ientras,   el único barco especializado en la zona, el Open Arms, fue ignorado  por las autoridades libias e italianas en las labores de rescate, tal y como contó eldiario.es a bordo de la embarcación. 

    Seguir leyendo...

    Unas 100 personas están desaparecidas tras un naufragio en Libia, según medios italianos
  • Los rescatados llaman a sus familias: "Estoy yendo a Barcelona"

    Algunos de los migrantes a bordo del Open Arms pudieron comunicar ayer a sus familias por teléfono que estaban bien y que se dirigían a Barcelona. Algunos tienen familiares en países europeos como Alemania.

  • Los rescatados por el Open Arms, tras conocer el permiso de 45 días en España: "Quiero demostrar que puedo quedarme"

    Mientras la mayoría de sus compañeros bailan en el Open Arms, Tagnabou Elvis permanece sentado en silencio ajeno a la fiesta improvisada a escasos metros. No quiere unirse al resto, insiste. Sus dolores en el hombro y la cabeza dificultan que su mente se despida del todo de Libia, pero tiene una pregunta. "Cuando lleguemos a España, ¿cuándo y cómo puedo aprender a hablar vuestra lengua?".

    El joven de Burkina Faso acaba de conocer la noticia. El Gobierno español ha concedido a los 60 rescatados del Open Arms un permiso de residencia legal de 45días, el mismo que otorgó a los migrantes del Aquarius. Hoy respira más tranquilo que ayer. Elvis ahora no piensa en qué pasará tras ese periodo de tiempo. Solo parece centrarse en empezar cuánto antes en el lugar que cree que está dispuesto a acogerle.

    Seguir leyendo...

    La tripulación del Open Arms atiende a los migrantes rescatados.
  • Día 10. El Open Arms, más cerca de Barcelona

    Hoy nos hemos despertado con el mar bastante revuelto. La escasez de combustible y el oleaje mueven el barco de forma notable. Varias personas rescatadas se encuentran mareadas y presentan cuadros de vómitos. Saben que solo queda un día para llegar a Barcelona y eso les anima. En unas 10 horas pasaremos por las Islas Baleares.

    El Open Arms se acerca a Barcelona.

    Foto: Gabriela Sánchez

  • "Aquí estoy feliz, nos alejamos de Libia"

    Zatadina ha visitado la proa del Open Arms por primera vez. Ha estallado de felicidad. "Aquí estoy feliz. Nos alejamos de Libia. Ahora mi mente está relajada", nos cuenta eufórica la mujer eritrea de 20 años.

    Ya es la hora de la comida en el Open Arms. Mientras, los rescatados charlan con los eurodiputados y las dos periodistas que viajan en el Astral. Han venido unas horas de visita.

    Hora de la comida en el Open Arms.

    Foto: Gabriela Sánchez

  • Desayuno en el Open Arms

    Los voluntarios del Open Arms ya han comenzado a repartir el desayuno. Algunos de los rescatados les ayudan a distribuirlo: un vaso de té y varios bizcochos. Los recién llegados esperan en fila como les ha pedido el equipo de la ONG. El pequeño Kisley, de 9 años, ha pegado un salto para intentar ser el primero de la cola.

    Desayuno en el Open Arms.

    Foto: Gabriela Sánchez

  • Día 9. El Open Arms, cerca de Cerdeña

    Estamos acercándonos a la isla de Cerdeña. Los rescatados nos cuentan que han dormido bien, aunque han pasado un poco de frío. Anoche pasamos por una zona de corrientes. Algunas de las personas rescatadas se marearon y vomitaron. Hoy están mejor.

    Hussein (Siria), el mayor del grupo, ha amanecido un poco resfriado. Sus compañeros lo acompañan. "Es nuestro tío", dicen sus amigos egipcios. Algunos han convivido juntos durante su último cautiverio en Libia. Es emocionante ver el cariño con el que se cuidan.

    Los rescatados por el Open Arms descansan en el barco.

    Foto: Gabriela Sánchez

  • El Open Arms pide que los 60 migrantes rescatados que traslada a España no acaben en un CIE

    Ahmed se había dado una última oportunidad. Cuando le preguntaron si quería un chaleco salvavidas para atravesar el Mediterráneo, no lo pensó. El egipcio dijo que no. Tres intentos eran suficientes: "Es como estar en medio del agua y no tener fuerzas para seguir nadando. Prefieres dejarte ir". Si no llegaba a Europa, no quería salvarse, no quería volver a Libia. Esta sería la definitiva. No podía más.

    "O llegaba a Europa, o me tiraba al mar. Yo no podía más", sentencia Ahmed (nombre ficticio por razones de seguridad) mientras observa el atardecer desde la proa del Open Arms. Aquí dice sentir la libertad pero reconoce temer perderla a su llegada a España: "¿Los egipcios tendremos problemas con los papeles?", cuestiona a los voluntarios del Open Arms.

    Seguir leyendo...

    Tres hombres rescatados en el barco del Open Arms. OLMO CALVO.
  • Patrulleras libias interceptan a 115 migrantes en aguas del Mediterráneo

    Mientras el Open Arms se dirige a territorio español, patrulleras libias han interceptado en aguas del Mediterráneo a 115 personas que trataban de llegar a Europa en una embarcación precaria salida desde playas libias, ha informado hoy a Efe el portavoz de la Guardia Costera local, general de brigada Ayub Qasem.

    Según el oficial, la embarcación fue detectada anoche frente a la costa de la ciudad de Sarman, al oeste de Trípoli. "Casi todos procedían de países del África Subsahariana. Todos fueron llevados a una base naval cerca de Trípoli desde la que se les traslado a centros de acogida", ha detallado Ayub.

    Patrulleras libias interceptan a 115 migrantes en aguas del Mediterráneo
  • VÍDEO | Tres refugiados palestinos cuentan su historia desde el Open Arms: "Huimos de Gaza por la guerra y en Libia sufrimos más y más"

  • Música y normas de convivencia la primera mañana tras el rescate del Open Arms

    Las 60 personas rescatadas del Open Arms han pasado la primera noche en el barco español. Están tranquilas y han amanecido con un poco de música a bordo. La tripulación ha reunido a todos en la popa para explicarles las normas a bordo:

    - No derrochar el agua potable, que somos muchos y quedan tres días de viaje

    - No tirar cosas por la borda

    - No fumar en lugares específicos

    - Guardar los vasos y platos que les son entregados para reutilizarlos.

    Todo ha sido explicado en varios idiomas. “Muchas gracias y buen viaje”, ha terminado el jefe de misión del Open Arms. Quienes llegarán a Barcelona el próximo miércoles han dado por finalizado la reunión con un fuerte aplauso.

    Encuentro en el Open Arms.

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha