La portada de mañana
Acceder
Los agujeros del impuesto de Sociedades hunden la recaudación
La competencia fiscal entre comunidades complica el discurso del PSOE
OPINIÓN | 'El fascismo no es una ideología respetable', por Rosa María Artal

Una niña de cinco años muere tras días varada con 38 refugiados en un islote entre Turquía y Grecia

Concertina del campo de refugiados de Moria en la isla de Lesbos, Grecia

Efe/elDiario.es


2

Una niña refugiada de cinco años, ha fallecido en un islote ubicado en el río Evros, después de permanecer varada durante días junto a 38 migrantes en este punto, localizado entre la frontera de Grecia y Turquía, según adelantó el diario griego Efsyn y confirmó este martes el ministro de Migración griego, Notis Mitarakis, a través de los testimonios de los supervivientes. La menor, llamada María, sufrió una picadura de un escorpión.

Los 38 refugiados rescatados, de nacionalidad siria y palestina, permanecieron desde principios de agosto sin agua ni atención médica en el islote hasta que el lunes pudieron ser localizados en la orilla griega del río Evros por las autoridades griegas, según anunció la Policía. Se trata de 22 hombres, 9 mujeres y siete menores.

En medio de críticas al Gobierno de Atenas por no actuar, el ministro de Migración de Grecia culpó este martes a Turquía de la situación sufrida por el grupo de migrantes que acabó varado durante días en el rio Evros, y fueron rescatados el lunes por la policía helena, Mitarakis acusó a Turquía, desde el centro de acogida donde fueron trasladados hoy los 35 sirios y 3 palestinos rescatados, de “empujar” a los migrantes hacia un islote del río Evros, frontera natural entre los dos países, y “presionarlos con la amenaza de violencia para que se dirijan hacia Grecia”.

El ministro señaló además que antes de ello las autoridades turcas habían arrestado a estos migrantes dentro de Turquía, y sin embargo no les dieron derecho a solicitar protección internacional, sino eligieron actuar de esta manera. “Acudiremos a la Cruz Roja Internacional y la Media Luna Roja para que su cuerpo pueda ser encontrado en el islote turco y enterrado dignamente por su familia”, señaló el ministro. Según Mitarakis, los migrantes declararon ante las autoridades que entraron en territorio griego el domingo, y tras esconderse durante un día dieron a conocer su ubicación a través de un móvil, y fue entonces cuando la Policía se movilizó y finalmente los localizó.

Sin embargo, los mismos migrantes denuncian a Efsyn que el 26 de julio fueron devueltos en caliente a Turquía por las autoridades griegas, y fue después de esto que las autoridades turcas les obligaron a tratar de pasar una vez más la frontera hacia Grecia, amenazándolos con deportarlos a Siria.

Los supervivientes gozan de buena salud, según Mitarakis, y solo una mujer embarazada tuvo que ser trasladada preventivamente a un hospital. Aunque los migrantes se encontraban varados en el islote durante días ni las autoridades griegas ni las turcas intervinieron hasta el lunes, lo que provocó la reacción del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR) que el sábado, mediante un mensaje en su cuenta oficial en Twitter, mostró su “preocupación” sobre los refugiados, y recalcó que es indispensable que se tome acción inmediata.

Mitarakis respondió entonces a UNHCR y señaló que también el Gobierno heleno está “sumamente preocupado” pero que el islote donde están los migrantes no se encuentra en territorio griego, sino turco.

La tarde del domingo el ministro recalcó que la policía realizó operaciones de búsqueda “sin encontrar ninguna presencia humana en el islote”.

No obstante, tan solo unas horas después los migrantes fueron localizados en la orilla griega del río por las autoridades helenas, donde pudieron llegar usando una barca, según anunció la Policía.

EL caso ha suscitado numerosas críticas hacia el Gobierno desde el principal partido de oposición en Grecia, el izquierdista Syriza, que se pregunta mediante un comunicado cómo exactamente han podido ser encontrados por las autoridades griegas los hasta el domingo “inexistentes” migrantes en la zona.

En los últimos meses se han repetido numerosos episodios de este tipo en el río Evros y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos emite con regularidad órdenes cautelares que obligan a Grecia a proporcionar agua, alimentos, atención médica y acceso inmediato al proceso de asilo a los migrantes varados en los islotes. Sin embargo, es la primera vez que Mitarakis viaja a la zona para informarse de su situación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats