eldiario.es

9

DESALAMBRE

La Justicia turca pone en libertad con cargos al presidente de Amnistía Internacional en Turquía

El presidente de la rama turca de Amnistía Internacional, Taner Kiliç, fue detenido en la purga del Gobierno turco tras el golpe de Estado

Era el último acusado de la causa que seguía entre rejas después de que el pasado octubre fueran puestos en libertad condicional de un grupo de activistas encarcelados, entre ellos la directora de AI en el país

"Sentimos alegría, pero a la vez indignación porque no debería haber estado nunca en prisión. Ni él, ni el resto de defensores", señala Beltrán, de AI España

Un tribunal turco pone en libertad con cargos al presidente de AI en Turquía

Un tribunal turco pone en libertad con cargos al presidente de AI en Turquía

Un tribunal de Estambul ha decretado hoy libertad con cargos para el presidente de la rama turca de Amnistía Internacional (AI), Taner Kiliç, detenido el pasado junio en la purga contra activistas y abogados iniciada por el Gobierno de Turquía tras el fallido golpe de Estado.

Kiliç fue detenido el pasado junio acusado de vínculos con la cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen, al que Ankara responsabiliza del fallido golpe de Estado de 2016, y desde entonces se halla en prisión preventiva en la ciudad de Esmirna.

El director de la rama española de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, que se halla en Estambul para seguir el juicio a Kiliç y otros diez activistas, señaló en su cuenta de Twitter que el juez había ordenado la puesta en libertad de Kiliç.

Era el último acusado de la causa que seguía entre rejas tras la puesta en libertad condicional, el pasado octubre, de un grupo de defensores de derechos humanos encarcelados, entre ellos la directora de Amnistía en Turquía, Idil Eser.

La delegación internacional de AI presente en el juicio se dispone a viajar a Esmirna para recibir a Kiliç tras su liberación, prevista para las próximas horas. "Sentimos alegría por que esta persona pueda estar con su esposa y sus dos hijas después de ocho meses encarcelada, pero a la vez indignación porque no debería haber estado nunca en prisión. Ni él, ni los otros diez defensores", ha señalado Beltrán en declaraciones a eldiario.es.

Según el director de la rama española, Kiliç, que ha participado en la vista mediante videoconferencia, ha declarado "con mucho ánimo y mucha fuerza" a pesar de encontrarse recluido, dice, "en condiciones penosas" en "una celda que casi duplica su capacidad". "Hoy en la audiencia se ha demostrado que no hay ninguna evidencia de delito, salvo la persecución judicial por ser defensores. Pensamos en cuánta gente inocente está detenida por ser parte de la sociedad civil en Turquía", concluye.

Acusado por tener instalada una app de mensajería

El juez ha tomado esta decisión contra el parecer de la Fiscalía que, al abrirse la sesión de hoy, ha vuelto a pedir que se mantuviera la prisión preventiva, indicó en esa red social Andrew Gardner, investigador de AI en Turquía.

El principal indicio contra Kiliç, según la acusación, era la sospecha de que su teléfono móvil tenía instalado Bylock, un programa de mensajería cifrada que supuestamente fue desarrollado para las comunicaciones de la cofradía. Según apunta la ONG, la Fiscalía turca "no ha presentado prueba alguna que sustente las acusaciones y demuestre la comisión de un delito".

La Fiscalía reconoció en diciembre pasado que, debido al uso de otras aplicaciones, al menos 11.000 personas se conectaban a la IP de Bylock sin saberlo, por lo que ordenó poner en libertad a unas mil personas, pero no a Kiliç.

En la última vista del juicio, celebrado en noviembre pasado, el tribunal decidió unir el caso de Taner Kiliç, encarcelado en Esmirna, con el de los "Diez de Estambul", el grupo de activistas, entre ellos la directora de AI, que fueron detenidos en julio durante un seminario sobre seguridad informática y derechos humanos, pero puestos en libertad provisional en octubre pasado.

En la sesión de este miércoles, se ha juzgado a los once por supuestos vínculos tanto con la cofradía gülenista como con la guerrilla izquierdista Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) y con el DHKP-C, un grupo armado, tres organizaciones enfrentadas entre sí.

"Se enfrentan a cargos falsos de 'terrorismo' en lo que, a todas luces, es un procesamiento por motivos políticos dirigido a silenciar las voces críticas en Turquía. Si los declaran culpables podrían imponerles penas de hasta 15 años de prisión", han alertado desde la organización de derechos humanos, que recuerda que, a pesar de su puesta en libertad, "el juicio contra Kiliç y contra el resto de defensores continúa".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha