eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno pretende sacar 4.650 millones de euros a las empresas en el impuesto de Sociedades

El impuesto del tabaco de liar subirá el 7% y el del alcohol de alta graduación, un 5%

Montoro dice que en cuatro años tendrá tiempo a cumplir sus promesas de bajar el IRPF pero que por ahora toca pactar

Dice que ha buscado negociar con el PSOE ya que es el partido con el que "suma con holgura" para sacar adelante las votaciones

- PUBLICIDAD -
El Gobierno aprueba ayudas para asociaciones de mujeres, dependencia y para prevenir el VIH

El Gobierno sube impuestos para cumplir con Bruselas. EFE

El Gobierno calcula que aprobará medidas para subir impuestos por valor de 4.800 millones de euros. El grueso, de largo, lo lleva el aumento del Impuesto de Sociedades, que recaudará 4.650 millones más gracias a los agujeros del sistema que prevé cerrar, limitando deducciones y bonificaciones.

Estos cálculos no coinciden con los que dio en un primer momento Cristóbal Montoro en la rueda de prensa del Consejo de Ministros. En rueda de prensa, Montoro cifró en 4.300 millones de euros la mejora en Sociedades, dato que ha corregido un comunicado de prensa del ministerio de Hacienda a las 19:30 de la tarde. En la rueda de prensa, no hubo una presentación ni se facilitó ningún documento a la prensa.

Con la subida de los Impuestos Especial apenas se recaudarán 150 millones. La subida del 5% en el alcohol y de casi el 7% en el tabaco de liar son responsables de esta subida.

La tumultuosa presentación que ha hecho el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras el Consejo de Ministros no permite por el momento concretar el impacto con más precisión en cada uno de los impuestos. De Sociedades solo se ha adelantado que se recortará la capacidad de deducir las pérdidas y otras limitaciones a bonificaciones para empresas.

En principio, el sábado el BOE publicará la entrada en vigor de los impuestos Especiales y también de Sociedades, de forma que los cambios entren en vigor para las cuentas de 2016. El resto de cambios se debatirá en un Pleno el 15 de diciembre y se tramitará con los Presupuestos Generales que se aprobarán a lo largo del primer trimestre de 2017.

Con todo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, presentará este mismo lunes a sus colegas europeos las medidas que se pretenden adoptar y que actualizarán el borrador presupuestario que España había remitido a Bruselas y que a la Comisión le había parecido insuficiente.

Con la prórroga presupuestaria no se cumplía la reducción del déficit comprometida para 2016. El Ejecutivo cree que con estas medidas, incluidas también la subida en las cotizaciones, se cumple con lo pactado con Bruselas. En total, esperan ingresar 7.500 millones de euros más, buena parte fiándose de la mejora económica, los ahorros de la reforma de las administraciones y de la lucha contra el fraude. Todas estas medidas son difíciles de cuantificar.

De Guindos como Montoro no han explicado cómo ha sido el pacto al que han llegado con el PSOE para fijar el techo de gasto de 2017 y que se ha vinculado a la subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta 707 euros al mes para el próximo año. Los ministros, y también el portavoz, Iñigo Méndez de Vigo, han asegurado que han "hablado con todos los partidos políticos", pero solo parecen haber llegado al acuerdo final con el PSOE.

El ministro de Hacienda ha defendido que es mejor buscar el apoyo del PSOE, ya que suma "con holgura" para sacar adelante las iniciativas y "siempre va a ser preferible" que se entiendan los que suman en vez de ponerse a "buscar el voto marginal", en velada referencia a Ciudadanos. 

El acuerdo contempla que en 2017 el límite de gasto será de 118.337 millones de euros, el mismo que para 2016. Esto, según Montoro, evita que el Gobierno tenga que acometer recortes sociales.

El ministro se ha defendido varias veces de las acusaciones de incongruencia por subir los impuestos, cuando su partido en campaña defendía que los bajaría. Según el ministro, este compromiso se refería sobre todo al IRPF y en cierta medida al IVA, pero que en ningún momento este compromiso electoral alcanzaba a los impuestos a las grandes empresas, que son los que asegura haber tocado, ni a los Especiales que afectan a la salud, como tabaco, alcohol y este nuevo impuesto sobre el azúcar.

El ministro también dejó abierto al ámbito de la negociación parlamentaria la subida de los impuestos medioambientales, largamente pedida por Bruselas y que no se ha acometido en este paquete de medidas. La impopularidad de esta subida, que se suele centrar en los hidrocarburos, ha empujado al Ejecutivo a desplazar la toma de decisiones al pacto parlamentario para diluir la responsabilidad.

El ministro ha asegurado que en los cuatro años que dura la legislatura tendrá tiempo de sobra para cumplir con su prometida bajada del IRPF. Por ahora, "cuando se está en minoría para hacer los programas hay que acordarlos" ha aclarado, recordando que la situación de esta legislatura es muy diferente al anterior. Méndez de Vigo ha asegurado que esta es la legislatura "del diálogo"y que con Ciudadanos podrían negociar a lo largo del trámite parlamentario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha