eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ryanair aplaza la aplicación del cobro del equipaje de mano

Ante las numerosas colas en los aeropuertos, la compañía aérea deja en suspensión "durante los primeros días del mes de noviembre" la aplicación de su nueva política de equipajes

Otro de los motivos, según Kenny Jacobs, director de marketing de la aerolínea sería "facilitar la transición hacia las nuevas normas"

Eldiario.es publicó este jueves que la medida incumple la Ley de Navegación Aérea que establece que "el transportista estará obligado a transportar de forma gratuita en cabina como equipaje de mano los objetos y bultos que el viajero lleve consigo"

- PUBLICIDAD -
Ryanair concede un "periodo de gracia" para aplicar la nueva política de equipajes

Ryanair concede un "periodo de gracia" para aplicar la nueva política de equipajes

Ryanair anunció que comenzaría a cobrar por el equipaje de mano un recargo de seis euros como mínimo y diez como máximo –a partir de este jueves 1 de noviembre– sin embargo, ha dejado en suspensión esta medida durante "los primeros días del mes de noviembre". Eldiario.es publicó este jueves que la medida incumple la Ley de Navegación Aérea española

Kenny Jacobs, director de marketing de la compañía, ha comunicado esta decisión en declaraciones a la cadena pública irlandesa RTE. El motivo: facilitar la transición hacia las nuevas normas. En su primer día de aplicación, según Jacobs, para evitar las colas que se formaban en los aeropuertos, los responsables de las puertas de embarque de la aerolínea permitieron subir al avión equipaje de mano a pasajeros que no habían facturado.

Para poder llevar a bordo del aparato una maleta de mano de diez kilos y medidas estándar (55 - 40 - 20 centímetros), además de la bolsa de mano, los clientes deberán seleccionar la opción de embarque prioritario, que cuesta seis euros. La otra alternativa es pagar un recargo de ocho euros cuando se hace la reserva sin prioridad. El pasajero deberá facturarla en los mostradores del aeropuerto y recogerla después en la cintas de equipaje en su lugar de destino.

Si no elige ninguna de esas opciones, el cliente podrá hacerlo después –hasta 40 minutos antes de la hora de salida del vuelo– pero le costará diez euros, mientras que si se presenta en el aeropuerto sin haber facturado en ninguno de esos casos esa cantidad asciende a 25 euros.

La nueva política de equipaje de la compañía aérea –que únicamente permite subir al avión un bolso de 40 centímetros de largo– ha provocado que las asociaciones de consumidores –como Facua– den la voz de alarma ante posibles "prácticas abusivas" que podrían imitar otras compañías. Este ya es el caso de la aerolínea húngara Wizz Air, que también comenzará a cobrar por el equipaje de mano el 1 de noviembre con la excusa de "reducir los retrasos" y abaratar el coste del equipaje facturado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha