CCOO y UGT entran en la campaña para movilizar el voto de los trabajadores el 4M: "Hay que parar a la extrema derecha"

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez (d) y Unai Sordo (i).

La campaña electoral de Madrid dio un vuelco la semana pasada. La negativa de Vox a condenar la amenaza con balas que sufrió el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, fue un punto de inflexión para los partidos de izquierdas, PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos. Un 'hasta aquí' a la candidata de la extrema derecha, Rocío Monasterio, y al partido liderado por Santiago Abascal, que ya había encendido la campaña con sus carteles contra los menores migrantes basados en datos manipulados. Los sindicatos mayoritarios coinciden en la necesidad de parar en las urnas un posible gobierno de extrema derecha en Madrid, por lo que CCOO y UGT están llamando a los trabajadores a que el 4M voten a los partidos de izquierda y lo harán con varios actos esta semana. "Estamos hablando de unas elecciones para que no se pierda la democracia", subraya Luis Miguel López Reillo, líder de UGT Madrid.

Los mítines de PSOE y Unidas Podemos se convierten en alegatos contra el fascismo tras el plante de la izquierda a Vox

Los mítines de PSOE y Unidas Podemos se convierten en alegatos contra el fascismo tras el plante de la izquierda a Vox

A la luz de las últimas encuestas y ante los postulados de los principales candidatos, los sindicatos más representativos sostienen que la disyuntiva de las elecciones madrileñas es la siguiente: decir sí o no a un gobierno de extrema derecha en Madrid. Así lo advierten tras la negativa de Isabel Díaz Ayuso (PP) a aislar a Vox y visto que, según varias encuestas, parece que el PP necesitaría el apoyo de la extrema derecha para gobernar en Madrid.

"De todos modos, estos años de Gobierno de Ayuso han supuesto una agresión. En Madrid hemos tenido gobiernos de derecha mucho tiempo, que tienen sus políticas que no compartimos. Pero el Gobierno de Ayuso ha dado un giro más, defiende explícitamente posicionamientos de ultraderecha", destaca Asunción Servant, secretaria de Acción Sindical de CCOO Madrid. Este lunes, el sindicato ha lanzado un anuncio en sus redes sociales para movilizar el voto en los "barrios obreros", con un tono sobre todo dirigido a la población más joven. "¿De qué libertad nos hablan con las tijeras en la mano?", proclama el sindicato, una contracampaña clara al lema de Ayuso en estos comicios.

"Estamos trabajando en una doble vertiente. por un lado, la movilización para el voto de izquierda. No solo para la participación en las elecciones, que es lo que solemos hacer, sino que pedimos explícitamente el voto a la izquierda. Que los trabajadores entiendan que el voto a determinados partidos es perjudicial para sus intereses", explica la secretaria de Acción Sindical de CCOO Madrid. "Por otro lado y en paralelo, tenemos una campaña en la que están teniendo un papel muy activo nuestros delegados consistente en garantizar el derecho al voto de los trabajadores, que no tengan problemas para ir a votar en las empresas y, si hay incidencias, denunciarlas", prosigue Asunción Servant.

En UGT destacan varias citas de esta semana como días clave para la movilización sindical, el próximo 28A, Día de la Salud en el Trabajo, así como el próximo 30 de abril y el Primero de Mayo. "En todos los actos que hagamos haremos un hincapié especial para que los trabajadores vayan a votar el 4M, nos volcaremos en estas elecciones", sostiene el secretario general de UGT Madrid. "Es fundamental que los trabajadores vayan a votar para que no se rompa la democracia. El nivel de crispación es elevadísimo. Hemos visto otra amenaza de muerte este lunes contra la ministra Maroto, no sé qué más vamos a ver", denuncia Luis Miguel López Reillo.

CCOO y UGT advierten de que votar el 4M no es solo una cuestión de "salvar la democracia", sino que consideran que los trabajadores perderían derechos con un gobierno de ultraderecha. Vox ha moderado su discurso, pero para las elecciones del 28A de 2019, la formación hablaba en su programa de la "avalancha de pensionistas" y de un sistema público de pensiones que es "un lastre para el crecimiento económico de España, un escollo insalvable para reconducir las finanzas públicas". Así, defendía medidas como el retraso en la edad de jubilación y aumentar el número de años cotizados exigidos para obtener una pensión.

En cuanto a su actividad parlamentaria ya como tercera fuerza política, Vox ha rechazado en ocasiones apoyar la prórroga de los ERTE en el Congreso, ha recurrido ante el Constitucional la derogación del despido por bajas médicas y una de las últimas ocasiones en la que la formación de Abascal se desmarcó del consenso de la Cámara Baja fue al oponerse a la creación de un fondo estatal de compensación para las víctimas del amianto, que tachó de "chiringuito".

Garantizar el voto de los trabajadores pese al día laborable

La campaña de información de CCOO y UGT para los comicios madrileños no solo pretende convencer a la población de ir a votar, sino también explicar a los trabajadores que tienen derecho a hacerlo aunque el próximo martes 4 de mayo trabajen. Los sindicatos mayoritarios critican que Ayuso haya convocado la cita electoral en un día laborable, y además siendo no lectivo para los niños, por el obstáculo que supone en algunos hogares, pero llaman a los ciudadanos a ejercer su derecho al voto.

Para ello, recuerdan el derecho a un permiso retribuido de varias horas para que los trabajadores vayan a votar cuando sus horarios laborales coincidan con la jornada electoral. De cara al 4M y en especial esos días, tanto CCOO como UGT apuntan que pondrán a disposición de los trabajadores números de teléfono para que denuncien los posibles obstáculos que puedan encontrar los trabajadores para ejercer su derecho al voto, que se encontraran con el apoyo de las organizaciones. "Sean afiliados o no", destaca Servant.

"Donde más problemas puede haber es en empresas pequeñas", apunta López Reillo. Las empresas que nieguen a sus trabajadores el permiso para ir a votar se enfrentan a multas de hasta 6.250 euros, explican desde la Inspección de Trabajo, pero además podrían incluso ser denunciadas ante los tribunales por vulnerar un derecho fundamental.

CNT y CGT no llaman a las urnas

La ministra de Trabajo y vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz, pidió este fin de semana en un mitin que "todos los sindicatos" movilizaran "a la gente trabajadora" para parar a la extrema derecha. En concreto, Díaz mencionó expresamente a CCOO y UGT, pero también a CGT. "nos estamos jugando nuestros derechos", clamó la ministra.

En CGT no llamarán en cambio a que los trabajadores acudan a las urnas el 4M, al igual que ocurre en CNT, por su cultura y convicción anarcosindicalista. "Yolanda Díaz también sabe que la CGT es anarcosindicalista y trata de preservar la autonomía de la organización. CGT no hace campaña para la abstención porque hay gente que en el sindicato que vota, lo hacen a título individual, son libres de votar a quien quieran. Pero CGT no va a hacer campañas para favorecer el voto", explica Pepe Aranda, secretario de Organización de CGT. 

En CNT coinciden. "No llamamos al voto porque no creemos en el sistema electoral. La postura de CNT contra el fascismo es muy clara, siempre enfrente. Pero al fascismo no solo se le derrota con unas urnas, sino todos los días y en las calles, en la organización en los barrios, en los trabajos", argumenta por su parte Juan Javier Herrena, secretario general de CNT Madrid.

Las dos organizaciones anarco sindicalistas, no obstante, informan a los trabajadores del derecho que tienen a ir a votar el próximo 4 de mayo. En CGT apuntan, en cualquier caso, que es "inaceptable" lo que está ocurriendo en la campaña electoral madrileña con Vox. "Nos parece que es un peligro el nivel de cómo se está poniendo la extrema derecha, cómo se sube de tono, se están poniendo chulos. Es un peligro para todos. Son violentos, rompen los criterios que representa la democracia", afirma Aranda.

Por su parte, sindicatos como USO y CSIF afirman a este medio que simplemente informan sobre los derechos de los trabajadores para votar, pero sin posicionarse. "Sin hacer un llamamiento a votar una u otra opción política, porque somos un sindicato independiente y apolítico", responden en USO. "Informamos de las horas que tienen derecho para acudir a votar, de manera aséptica sin tomar postura ante las elecciones madrileñas, dado que CSIF es un sindicato eminentemente profesional e independiente", indican en este sindicato.

El que sí están haciendo campaña, en este caso en favor de Vox, es el incipiente sindicato Solidaridad. Lanzado tras el verano por el partido de extrema derecha para acercarse al voto obrero, el líder de Solidaridad (Rodrigo Alonso) está apoyando a la formación de Santiago Abascal en varios actos del partido para los comicios de la próxima semana. "El 4M iremos a votar para expulsaros de la política", respondieron en Twitter desde el perfil de Solidaridad a la llamada de la ministra Díaz para movilizar a la clase trabajadora. Solidaridad ha anunciado, al igual que Vox, que se movilizará el próximo Primero de Mayo, Día del Trabajo.

Solidaridad, como su líder –que tiene un poder casi absoluto en el sindicato–, presenta un discurso propio de la línea dura de Vox. Respecto a estos comicios, ha lanzado mensajes contra los menores migrantes y también han criticado al líder de los empresarios, Antonio Garamendi, por mostrar su apoyo en Twitter a Pablo Iglesias y al resto de miembros del gobierno que recibieron amenazas de muerte. "Tú estás al servicio del gobierno social comunista", le achacaron.

Publicado el
26 de abril de 2021 - 22:45 h

Descubre nuestras apps

stats