Monasterio se niega a condenar las amenazas a Iglesias en el debate de la SER y este abandona el estudio

Captura de pantalla en la que aparecen Angels Barceló y Pablo Iglesias durante el rifirrafe

El candidato de Unidas Podemos en las elecciones de Madrid, Pablo Iglesias, ha abandonado el debate que ha organizado la cadena Ser ante la presencia de la candidata de Vox, Rocío Monasterio, quien ha puesto en duda esta mañana la veracidad de las amenazas de muerte vertidas contra Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. El debate concluyó tras una hora de desarrollo después de que los candidatos de PSOE y Más Madrid, Ángel Gabilondo y Mónica García, dijeran que no querían seguir sentados con el partido de ultraderecha.

Iglesias ha reclamado al inicio del debate que Monasterio se retractase de sus palabras. Esta mañana, en una entrevista en RNE, la candidata de Vox ha sostenido: "Del Gobierno ya no nos creemos nada los españoles, nos han engañado desde el principio de la pandemia una y otra vez, engaño tras engaño, estamos cansados de que nos engañen sistemáticamente". Y ha añadido: "De Pablo Iglesias me creo poco, cada vez que vemos algo que dice Pablo Iglesias lo ponemos en duda, nos ha engañado".

El candidato de Unidas Podemos ya había advertido en una entrevista en TVE que no iba a "compartir espacios" con un partido que no condena "las amenazas terroristas". "Hoy son balas de cetme, mañana ya veremos", había dicho.

Monasterio se ha negado a retractarse, por lo que Iglesias se ha levantado. La conductora del debate, Àngels Barceló, ha intentado que se quedara, pero el candidato de Unidas Podemos ha abandonado el estudio mientras Monasterio le decía "lárguese". "Le animo a que vaya a una comisaría a denunciar estas amenazas", ha señalado Monasterio. "Si usted es tan valiente, levántese y lárguese. Lárguese, es lo que queremos muchos españoles. ¡Que se levante y se vaya de aquí!", le ha gritado. 

Iglesias ha respondido: "Permitir que siga en el debate es blanquear a la ultraderecha. Creo que estáis cometiendo un error blanqueando que esta gente pueda estar aquí defendiendo cosas que van en contra de la democracia. Efectivamente, nosotros no vamos a debatir con la ultraderecha". "Me alegro, fuera del plató y fuera de la política", ha espetado Monasterio.

Barceló ha intentado que Iglesias se quedara en el debate, en el que sí ha continuado Monasterio, pero tras una breve conversación entre ambos el líder de Unidas Podemos ha abandonado el estudio. Monasterio, mientras tanto, atacaba a su vez a la periodista de la SER: "Cogiéndole de la manita la activista política".

Entre tanto, el resto de candidatos intercambiaban críticas a Monasterio por no haberse retractado de sus palabras, así como por las formas con las que ha rechazado hacerlo. "¿No puede hacer algo digno por una vez?", le ha cuestionado la candidata de Más Madrid, Mónica García. "No solo es mala gente, es usted una aberración", ha añadido.

El candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, se ha dirigido a Iglesias para pedirle que se mantuviera en el debate: "Tienes razón, pero no te vayas". Además, se ha dirigido a Monasterio: "Este hecho merece condena y hay que hacerlo. Es un hecho concreto".

Con Iglesias fuera del estudio, los cuatro candidatos que quedaban han retomado el debate. Gabilondo ha reiterado su "condena sin paliativos, sin vuelta de hoja" de las amenazas y ha mostrado su "afecto y apoyo" al candidato de Unidas Podemos. "Esta sociedad del odio, de las amenazas y la confrontación en cuyo caldo de cultivo algunos encuentran espacio para crecer, me parece impresentable. Señora Monasterio, creo que comete un error extraordinario", ha zanjado.

Tras él, el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha mostrado su "condena más absoluta, vehemente y sin matiz". "No pongo en tela de juicio que es una amenaza, una coacción frente al ejercicio de derechos fundamentales que tiene el señor Iglesias como los tiene también la señora Monasterio", ha añadido. Y ha recordado que "hace 14 años, Albert Rivera recibió una carta con una bala de las juventudes de ERC". Los dos responsables fueron condenados a un año y 10 meses de cárcel.

Por último, Mónica García le ha preguntado a la candidata de Vox si "tan mal le van las encuestas" para "hacer turismo de provocación, para tener que sacar permanentemente el odio y la mentira". "Merecen estar en este debate, contrastar las ideas. Lo que no merecen es estar en ninguna institución. Y haremos todo lo posible para que ese odio no vaya a nuestras aulas ni a ningún gobierno", ha zanjado.

Iglesias: "No puedo debatir con quien pone en duda la veracidad de amenazas terroristas"

Ya en la calle, Iglesias ha respondido a los periodistas que esperaban a los candidatos. "Es un error que, cuando la ultraderecha dice estas barbaridades, se les normalice pretendiendo que se puede discutir con ellos. No se puede aceptar el racismo ni el fascismo. No puedo estar en un debate con quien pone en duda la veracidad de unas amenazas terroristas", ha asegurado. "No nos señalan como rivales ideológicos, por rojos. Me llaman rata, chepudo. Van al ataque personal, sin límite. Hay que pararlo en las urnas, nos jugamos la democracia española".

Poco después, la conductora del debate lo dio por concluido cuando había transcurrido alrededor de una hora, la mitad de lo previsto,. Tras una pausa en el programa, el candidato socialista ha asegurado que no iba a seguir en el estudio. "Esperaba que volviera el señor Iglesias", ha dicho Gabilondo. "Tenemos que mandar un mensaje superior. Tenemos que estar con los que han sido amenazados. Estoy con el señor Iglesias, me parece un punto de inflexión. Lo que hay que hacer es abandonar este lugar. "¿Va a abandonar este debate?", ha preguntado Barceló, y Gabilondo ha respondido: "Sí, no podemos seguir manteniendo este discurso del odio".

A Gabilondo se le ha unido Mónica García. "Lo que ha pasado aquí es de una extrema gravedad. No quiero pasar ni un minuto más con usted en ningún plató ni en ningún sitio. Pediría que no siguiéramos con este debate". Por su parte, Edmundo Bal ha intentado que se quedasen en el estudio, pero ambos han preferido no hacerlo. Àngels Barceló ha cerrado el debate, mientras de fondo se oía a Monasterio decir: "Esto es la dictadura de la SER".

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2021 - 11:18 h

Descubre nuestras apps

stats