Vox incendia la campaña al no condenar las amenazas a Iglesias: Unidas Podemos y Más Madrid no participarán en más debates con Monasterio

Debate en la Ser sobre las elecciones del 4M.

El debate entre candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid que ha tenido lugar este viernes en la Cadena Ser ha supuesto un punto de inflexión en la campaña de las elecciones del próximo 4 de mayo por la decisión de Vox de reventar la campaña al negarse a condenar y negar la veracidad de las amenazas de muerte vertidas contra el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

En una entrevista en RNE, a primera hora, Monasterio había puesto en duda la veracidad de las amenazas y ha señalado al propio Ejecutivo: "Del Gobierno ya no nos creemos nada los españoles, nos han engañado desde el principio de la pandemia una y otra vez, engaño tras engaño, estamos cansados de que nos engañen sistemáticamente", ha afirmado. "De Pablo Iglesias me creo poco, cada vez que vemos algo que dice Pablo Iglesias lo ponemos en duda, nos ha engañado", ha zanjado.

Esas declaraciones de Monasterio y su negativa a rectificarlas han provocado que Iglesias abandonara en directo el debate de la SER nada más iniciarse. La conductora del debate, Àngels Barceló, ha intentado que se quedara, pero el candidato de Unidas Podemos ha abandonado el estudio mientras Monasterio le decía "lárguese". "Le animo a que vaya a una comisaría a denunciar estas amenazas", ha señalado Monasterio. "Si usted es tan valiente, levántese y lárguese. Lárguese, es lo que queremos muchos españoles. ¡Que se levante y se vaya de aquí!", le ha gritado. 

Iglesias ha respondido: "Permitir que siga en el debate es blanquear a la ultraderecha. Creo que estáis cometiendo un error blanqueando que esta gente pueda estar aquí defendiendo cosas que van en contra de la democracia. Efectivamente, nosotros no vamos a debatir con la ultraderecha". "Me alegro, fuera del plató y fuera de la política", ha espetado Monasterio. Barceló ha intentado que Iglesias se quedara en el debate, en el que sí ha continuado Monasterio, pero tras una breve conversación entre ambos el líder de Unidas Podemos ha abandonado el estudio. Monasterio, mientras tanto, atacaba a su vez a la periodista de la SER: "Cogiéndole de la manita la activista política".

Tras la primera hora del enfrentamiento, al que no asistió la candidata a la reeeleción por el PP, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y cuando se iba a retomar el debate, los candidatos de PSOE y Más Madrid, Ángel Gabilondo y Mónica García, han decidido también abandonarlo, lo que ha forzado a la conductora del mismo, la periodista Àngels Barceló, a suspenderlo ante la actitud de la extrema derecha.

El candidato socialista aseguró que no iba a seguir en el estudio. "Esperaba que volviera el señor Iglesias", ha dicho Gabilondo. "Tenemos que mandar un mensaje superior. Tenemos que estar con los que han sido amenazados. Estoy con el señor Iglesias, me parece un punto de inflexión. Lo que hay que hacer es abandonar este lugar. "¿Va a abandonar este debate?", ha preguntado Barceló, y Gabilondo ha respondido: "Sí, no podemos seguir manteniendo este discurso del odio".

A Gabilondo se le ha unido Mónica García. "Lo que ha pasado aquí es de una extrema gravedad. No quiero pasar ni un minuto más con usted en ningún plató ni en ningún sitio. Pediría que no siguiéramos con este debate". Por su parte, Edmundo Bal ha intentado que se quedasen en el estudio, pero ambos han preferido no hacerlo. Àngels Barceló ha cerrado el debate, mientras de fondo se oía a Monasterio decir: "Esto es la dictadura de la SER".

En esos últimos minutos del debate, tanto Gabilondo como García habían solicitado al PP una valoración acerca de la actitud mantenida por Monasterio, dado que, según la mayoría de las encuestas, la única opción de los populares para mantener el Gobierno de la Comunidad de Madrid tras el 4M sería con el apoyo de Vox.

Esa reacción del partido que preside Pablo Casado llegaba minutos después a través de un tuit publicado por el PP de Madrid, que después ha sido borrado, y en el que la formación se posicionaba a favor de las tesis de la extrema derecha. "Iglesias, cierra al salir. 4 de mayo", tuiteaban los populares madrileños en alusión al abandono del debate del candidato de Unidas Podemos. "Si se ha puesto habrá sido para decir que en los debates es bueno estar, y cuando se han enterado de la razón por la que se ha ido lo habrán borrado porque no condenar este tipo de agresiones es muy grave", ha justificado después el líder del PP, Pablo Casado, la actitud del PP de Madrid.

Los debates que quedan en el aire

Ante lo sucedido este viernes, Unidas Podemos y Más Madrid han anunciado su intención de no participar en ningún otro debate en el que esté presente la extrema derecha. Fuentes del PSOE indican que el "requisito para cualquier debate" es que haya una condena "sin generalidades y de manera concreta" a los "criminales", informa Irene Castro. "Se hacía apología de valores no democráticos permanentemente", ha asegurado Gabilondo tras el debate. "Que nuestros hechos estén a la altura de lo que decimos. Nuestro valor está por encima de todo por la democracia. Eso es lo que quiero que voten los ciudadanos. Lo que sea, pero por la democracia", ha zanjado, informa Cristina Armunia.

Con todo, han quedado en el aire el resto de citas televisivas que había programadas para que los aspirantes a gobernar en la Puerta del Sol confrontaran sus propuestas. Mónica García (Más Madrid) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos) avanzan que no acudirán. "No se dan las condiciones para celebrar más debates, la ultraderecha es incompatible con la democracia", ha expresado la candidata de Más Madrid. La candidatura de Iglesias asegura que tampoco accederá a debatir si Vox está invitado.

La Sexta tenía todo preparado para su emisión el próximo lunes mientras el debate en Televisión Española estaba fijado para el jueves.

La ministra de Trabajo y vicepresidenta tercera, Yolanda Diaz, ha condenado a través de twitter la actitud de la candidata de Vox, Rocío Monasterio, en el debate de la SER, declarando que "el papel de la extrema derecha, haciendo de la provocación, la confrontación y el odio su seña de identidad, abochorna profundamente a la sociedad democrática". La diputada por Unidas Podemos también ha querido mandar un mensaje de ánimo al líder de la formación, Pablo Iglesias, por las amenazas de muerte recibidas, que dice, "no podemos tolerar ni normalizar amenazas, ni violencia verbal en el debate político".

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2021 - 12:41 h

Descubre nuestras apps

stats