Escrivá precisa que no se plantea ampliar la edad de jubilación tras sus palabras sobre trabajar hasta los 75 años

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá (d). EFE/Alejandro Garcia

Nueva polémica por unas declaraciones del ministro José Luis Escrivá sobre pensiones. El responsable de la Seguridad Social afirmó en una entrevista con el diario ARA que en España había que hacer un "cambio cultural" como el que estaba aconteciendo en Europa para que "se trabaje cada vez más" entre los 55 y 75 años, tras ser preguntado por las prejubilaciones en la banca. Sus declaraciones han generado muchas críticas, por ejemplo del líder de UGT, Pepe Álvarez, que las tachó de "despropósito". Este lunes, el ministro ha criticado que sus palabras se hayan "sacado de contexto" y ha recordado que el Gobierno no se plantea "en ningún caso" elevar la edad legal de jubilación, que llegará a los 67 años en 2027.

El responsable de la Seguridad Social ha publicado este lunes por la mañana un hilo en su cuenta de Twitter en el que precisa a qué se referían sus palabras. "Veo con sorpresa que algunas personas han sacado de contexto mis palabras", apunta, después de las críticas recibidas. Unos minutos antes, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, le pedía "prudencia" en una entrevista en la Cadena Ser.

"Es conocida nuestra posición al respecto, lo que tenemos que hacer es mejorar las pensiones públicas", advertía la vicepresidenta y cabeza de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición. De manera clara, ha precisado que la idea mencionada por Escrivá para impulsar que se trabaje más hasta los 75 años "no se contempla en el acuerdo de Gobierno".

Más tarde, desde Santander, Yolanda Díaz ha insistido en este mensaje. "Seamos cautos, prudentes y desde luego no generemos más tensiones en un país que lo está pasando mal", ha afirmado. La vicepresidenta ha criticado directamente la idea de ampliar los años de trabajo más allá de la edad legal de jubilación. "Es muy difícil explicar a un país que tiene a gran parte de sus trabajadores en sectores difíciles, como la construcción, la agricultura, la limpieza, que extiendan su edad laboral más allá de los ya 67 años que nos ha dicho la ley de 2011".

La edad legal de jubilación no se aumentará

"En ningún caso planteo la necesidad de trabajar hasta los 75 años como algunos sugieren, sino fomentar medidas que contribuyan a cambiar la mentalidad de las empresas para que no expulsen a trabajadores del mercado laboral a partir de 55 años", ha sostenido esta mañana el ministro en su hilo de Twitter.

En la entrevista completa, que se puede consultar aquí (minuto 7.30), el ministro llama a ese "cambio cultural" en España para que se trabaje más a edades avanzadas al ser preguntado por qué le parecen las prejubilaciones en sectores como la banca, en los que muchos trabajadores están saliendo de las empresas entorno a los 55 años en procesos de despidos colectivos.

"Yo creo que hay que hacer un cambio cultural en España, lo he explicado varias veces. En Europa hay una tendencia clara para que entre los 55 y 70 y 75 años se trabaje cada vez más", responde el ministro.

Escrivá recuerda que, como suele afirmar, "España tiene una edad de jubilación adecuada, que no es necesario modificar". Es decir, que la edad legal de jubilación, que avanza hasta los 67 años debido a la reforma de pensiones de 2011, no está en cuestión. "En ningún caso", insiste, se plantea aumentar esta edad de acceso a la jubilación.

Eso sí, el ministro defiende el retraso de la edad efectiva de jubilación, es decir, aquella a la que se retira realmente la gente en España y que está situada de media en los 64,6 años. Para ello, la primera pata de la reforma de pensiones acordada con los sindicatos y empresarios apuesta por desincentivar más las jubilaciones anticipadas, sobre todo de los dos primeros meses a los que se puede recurrir a ella. Y, en segundo lugar, por premiar más económicamente a las personas que opten por la jubilación demorada, aquella por la que las personas trabajan más allá de la edad de acceso a la jubilación (66 años o 65 en caso de largas carreras laborales en 2021).

A esta ampliación voluntaria de la carrera laboral es a la que se refería el ministro, ha apuntado, "para que, aquellos que así lo deseen puedan trabajar más allá de la edad ordinaria de jubilación".

Una controversia más

No es la primera vez que unas palabras del ministro sobre pensiones generan un aluvión de críticas. Ocurrió hace unos meses con su mención a lo que podría ser el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional, que planteó que podría suponer un "pequeño ajuste" en la pensión de la generación de baby boom o que estos tuvieran que trabajar algo más para poder jubilarse.

Entonces, el ministro tuvo que rectificar después de que le llovieran los reproches por referirse a una cuestión todavía sin negociar y en el mismo día en el que se firmaba el acuerdo del primero bloque de la reforma de pensiones, que había costado mucho cerrar. "Soy una persona que tiendo a decir que hay que dar certidumbre a los pensionistas y que esta reforma hace justo eso", sostuvo el ministro. "Ayer no tuve mi mejor día y probablemente no transmití adecuadamente esa certidumbre al hablar de algo que todavía está por definir", rectificó.

Tras las nuevas declaraciones del ministro sobre el trabajo hasta los 75 años, los sindicatos mayoritarios llamaron a centrarse en el debate que hay realmente, el de la segunda pata de la reforma de pensiones, y en recordar la importancia de un tema tan sensible como el de las pensiones.

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2021 - 11:00 h

Descubre nuestras apps

stats