La portada de mañana
Acceder
El estigma por la viruela del mono: ni es ETS ni se transmite solo entre hombres
Opinión - 'El circo de los borbones', por Esther Palomera
Feijóo acelera su aterrizaje en Madrid

El Gobierno propone un contrato temporal para trabajos ocasionales de un máximo de tres meses

Laura Olías

0

El Gobierno ha propuesto este miércoles a los agentes sociales habilitar un contrato temporal para trabajos ocasionales aunque estos sean de “carácter previsible y cíclico”. Es una de las nuevas propuestas del Ejecutivo para la reducción de la temporalidad en el empleo que aborda la reforma laboral. También ha suprimido el porcentaje máximo general del 15% de trabajadores temporales que se acabó incorporando a la propuesta gubernamental y vuelve a abordar el límite de la temporalidad desde sus causas.

La negociación sobre cómo reducir el empleo temporal sigue muy abierta y va mucho más allá del porcentaje del 15%

Saber más

La propuesta gubernamental establece que el contrato preferente sea el indefinido, o el fijo-discontinuo para trabajos de temporada, y plantea que se pueda contratar temporal básicamente por dos causas: circunstancias de la producción (picos de trabajos imprevisibles) y por una sustitución. Además, se ha especificado en esta última reunión del diálogo social la posibilidad de contratar temporal en caso de “trabajos ocasionales” pese a su carácter previsible o cíclico. 

¿Qué trabajos “ocasionales” pueden ser estos? Fuentes del diálogo social apuntan, a modo de ejemplo, trabajos como el de las empaquetadoras de regalos en Navidad, o los relacionados a una feria o a fiestas que se producen de manera muy puntual, por ejemplo una vez al año.  

Estos contratos ocasionales tendrán en cualquier caso más límites, según la propuesta del Gobierno. No podrán superar los tres meses de duración y, para un mismo puesto, el límite fijado será de cinco meses. Es decir, que no se pueden estar turnando diferentes personas con contratos de tres meses.

Además, el Ejecutivo propone otra traba, introducir topes máximos a estos contratos para trabajo ocasional en función del tamaño de la empresa, según su plantilla. Para las empresas de menos de cinco empleados, por ejemplo, solo podrán tener un contrato temporal de este tipo al año y se establece un baremo escalonado hasta las de más de 500 empleados, que podrán suscribir solo 30 contratos de este tipo o el 4%.

Un gesto hacia los empresarios

La puerta abierta a esta contratación temporal se lee como un intento de acercamiento del Gobierno con los empresarios, que manifestaban que las propuestas hasta la fecha restringían en exceso la posibilidad de contratar plantilla de manera temporal. Entre sus quejas, una apuntaba precisamente a este tipo de trabajos ocasionales, que consideraban que no podían ser cubiertos por ninguna modalidad temporal de las ofertadas hasta el momento.

En los sindicatos también preocupaba cómo permitir cierta contratación temporal para trabajos “muy ocasionales que son previsibles”, pero sin abrir demasiado la mano para no dar cabida a una temporalidad abusiva.

Nueva propuesta de ERTE

Este miércoles se han producido más gestos del Gobierno para intentar acercar posturas con los agentes sociales. El Ejecutivo se ha comprometido también a llevar a la mesa de negociación del próximo viernes un nuevo texto para los futuros ERTE, tras confirmarse el rechazo del modelo presentado la semana pasada.

La última propuesta del Gobierno sobre los futuros ERTE –apadrinada por Economía y la Seguridad Social–los denominó Mecanismo Red. Los agentes sociales manifestaron su oposición a esta herramienta, que consideran muy compleja para lo que queda de negociación y que en su opinión abordaba demasiadas cuestiones, por lo que el Ejecutivo ha prometido llevar una nueva oferta el viernes.

Esta semana es la primera que se duplican las reuniones de diálogo social, miércoles y ahora también viernes, en un intento del Gobierno de llegar a un acuerdo social en la recta final de la negociación.

Cabe destacar que el Ejecutivo ha reunido en el documento de este miércoles todas las medidas que se han abordado hasta el momento en la reforma laboral y que permanece la propuesta de desmontaje de la reforma del PP en lo referido a la negociación colectiva. Una muestra de que, como pactaron PSOE y Unidas Podemos para resolver la crisis interna sobre la reforma laboral, se respeta el acuerdo de coalición en este sentido.

El Gobierno ha propuesto este miércoles a los agentes sociales habilitar un contrato temporal para trabajos ocasionales aunque estos sean de “carácter previsible y cíclico”. Es una de las nuevas propuestas del Ejecutivo para la reducción de la temporalidad en el empleo que aborda la reforma laboral. También ha suprimido el porcentaje máximo general del 15% de trabajadores temporales que se acabó incorporando a la propuesta gubernamental y vuelve a abordar el límite de la temporalidad desde sus causas.

La negociación sobre cómo reducir el empleo temporal sigue muy abierta y va mucho más allá del porcentaje del 15%

Saber más

La propuesta gubernamental establece que el contrato preferente sea el indefinido, o el fijo-discontinuo para trabajos de temporada, y plantea que se pueda contratar temporal básicamente por dos causas: circunstancias de la producción (picos de trabajos imprevisibles) y por una sustitución. Además, se ha especificado en esta última reunión del diálogo social la posibilidad de contratar temporal en caso de “trabajos ocasionales” pese a su carácter previsible o cíclico. 

¿Qué trabajos “ocasionales” pueden ser estos? Fuentes del diálogo social apuntan, a modo de ejemplo, trabajos como el de las empaquetadoras de regalos en Navidad, o los relacionados a una feria o a fiestas que se producen de manera muy puntual, por ejemplo una vez al año.  

Estos contratos ocasionales tendrán en cualquier caso más límites, según la propuesta del Gobierno. No podrán superar los tres meses de duración y, para un mismo puesto, el límite fijado será de cinco meses. Es decir, que no se pueden estar turnando diferentes personas con contratos de tres meses.

Además, el Ejecutivo propone otra traba, introducir topes máximos a estos contratos para trabajo ocasional en función del tamaño de la empresa, según su plantilla. Para las empresas de menos de cinco empleados, por ejemplo, solo podrán tener un contrato temporal de este tipo al año y se establece un baremo escalonado hasta las de más de 500 empleados, que podrán suscribir solo 30 contratos de este tipo o el 4%.

Un gesto hacia los empresarios

La puerta abierta a esta contratación temporal se lee como un intento de acercamiento del Gobierno con los empresarios, que manifestaban que las propuestas hasta la fecha restringían en exceso la posibilidad de contratar plantilla de manera temporal. Entre sus quejas, una apuntaba precisamente a este tipo de trabajos ocasionales, que consideraban que no podían ser cubiertos por ninguna modalidad temporal de las ofertadas hasta el momento.

En los sindicatos también preocupaba cómo permitir cierta contratación temporal para trabajos “muy ocasionales que son previsibles”, pero sin abrir demasiado la mano para no dar cabida a una temporalidad abusiva.

Nueva propuesta de ERTE

Este miércoles se han producido más gestos del Gobierno para intentar acercar posturas con los agentes sociales. El Ejecutivo se ha comprometido también a llevar a la mesa de negociación del próximo viernes un nuevo texto para los futuros ERTE, tras confirmarse el rechazo del modelo presentado la semana pasada.

La última propuesta del Gobierno sobre los futuros ERTE –apadrinada por Economía y la Seguridad Social–los denominó Mecanismo Red. Los agentes sociales manifestaron su oposición a esta herramienta, que consideran muy compleja para lo que queda de negociación y que en su opinión abordaba demasiadas cuestiones, por lo que el Ejecutivo ha prometido llevar una nueva oferta el viernes.

Esta semana es la primera que se duplican las reuniones de diálogo social, miércoles y ahora también viernes, en un intento del Gobierno de llegar a un acuerdo social en la recta final de la negociación.

Cabe destacar que el Ejecutivo ha reunido en el documento de este miércoles todas las medidas que se han abordado hasta el momento en la reforma laboral y que permanece la propuesta de desmontaje de la reforma del PP en lo referido a la negociación colectiva. Una muestra de que, como pactaron PSOE y Unidas Podemos para resolver la crisis interna sobre la reforma laboral, se respeta el acuerdo de coalición en este sentido.

El Gobierno ha propuesto este miércoles a los agentes sociales habilitar un contrato temporal para trabajos ocasionales aunque estos sean de “carácter previsible y cíclico”. Es una de las nuevas propuestas del Ejecutivo para la reducción de la temporalidad en el empleo que aborda la reforma laboral. También ha suprimido el porcentaje máximo general del 15% de trabajadores temporales que se acabó incorporando a la propuesta gubernamental y vuelve a abordar el límite de la temporalidad desde sus causas.

La negociación sobre cómo reducir el empleo temporal sigue muy abierta y va mucho más allá del porcentaje del 15%

Saber más

La propuesta gubernamental establece que el contrato preferente sea el indefinido, o el fijo-discontinuo para trabajos de temporada, y plantea que se pueda contratar temporal básicamente por dos causas: circunstancias de la producción (picos de trabajos imprevisibles) y por una sustitución. Además, se ha especificado en esta última reunión del diálogo social la posibilidad de contratar temporal en caso de “trabajos ocasionales” pese a su carácter previsible o cíclico.