La gran banca cierra su peor año desde la crisis financiera por la pandemia y las pérdidas históricas del Santander

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

El año de la pandemia provocó un desplome sin precedentes en los últimos años para los beneficios de la gran banca española. Los seis principales bancos (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter) terminaron 2020 con una pérdida acumulada al cierre del año de 5.536 millones de euros, lastrado por las grandes pérdidas del Santander. Las millonarias provisiones para hacer frente a los posibles efectos de la pandemia en los créditos han llevado a los bancos a cerrar su peor año desde la crisis financiera, en términos de resultado acumulado por las seis principales entidades.

El último en presentar los resultados ha sido Banco Santander. La entidad que preside Ana Botín cerró el ejercicio con unas pérdidas históricas de 8.771 millones de euros, frente al beneficio de 6.515 millones de euros de un año antes. El grupo achaca esta realidad a una serie de ajustes contables que han provocado "un cargo extraordinario sin efecto en caja de 12.600 millones de euros". El beneficio ordinario, sin estas alteraciones, habría sido de 5.081 millones.

El año ha dejado un cambio frente a lo que viene siendo habitual en el sector financiero español y es que, pese a que Santander sigue siendo la entidad con mayor beneficio, CaixaBank ha escalado una posición y ha superado a BBVA como el segundo banco con el mayor resultado: 1.381 millones frente a 1.305 millones. La entidad catalana, que en las próximas semanas culminará la absorción legal de Bankia, es la que mejor ha resistido al año de la pandemia, al ganar un 19% menos pese a haber provisionado más de 1.252 millones de euros para hacer frente a la crisis que pueda provocar el coronavirus en la morosidad de los créditos.

En el lado opuesto se ha situado Sabadell. La entidad que preside Josep Oliu terminó 2020 bordeando las pérdidas, al obtener un beneficio de apenas 2 millones de euros, un 99,7% menos que lo obtenido un año antes. Las importantes provisiones, de más de 1.600 millones de euros, para hacer frente a la pandemia han hundido el resultado del banco. Además, según apuntó este lunes, sin su filial británica el beneficio habría sido de 222 millones y el recorte algo inferior, del 72%. El banco deja atrás un año en el que fracasó su fusión con BBVA y ahora se enfoca en diseñar una estrategia para seguir en solitario, para lo que contará con un nuevo consejero delegado, César González Bueno.

No ha sido un año más boyante para el que iba a haber sido su socio en caso de un acuerdo de fusión, BBVA. La entidad presidida por Carlos Torres terminó 2020 con un recorte del 63% en el beneficio. En su caso, el banco achaca el recorte a un ajuste contable en su filial de Estados Unidos, que fue vendida a finales del año pasado. Sin embargo, teniendo en cuenta exclusivamente el beneficio de la actividad en España, el banco recortó las ganancias un 56%, hasta los 606 millones de euros.

La presentación de resultados del ejercicio 2020 ha sido la última para Bankia. La entidad rescatada se integrará en las próximas semanas en el balance de CaixaBank. El banco se despide como entidad en solitario con un recorte del 57% en el beneficio, hasta quedarse en 230 millones de euros. El sexto banco de España, Bankinter, terminó el año pasado con un beneficio de 317 millones de euros, un 42% menos.

Los ingresos de la gran banca durante el pasado año han sido de 85.761 millones de euros, lo que supone un recorte del 6,9% respecto a los datos de un año antes. En este campo, el margen de intereses (la diferencia entre lo que se paga y se ingresa) fue de 60.000 millones de euros, un 7% menos que un año antes. La otra gran rama de ingresos, las comisiones, ha vivido también un año a la baja, con una caída del 9,6%, hasta los 20.200 millones.

Etiquetas
Publicado el
3 de febrero de 2021 - 08:50 h

Descubre nuestras apps

stats