Iberdrola inaugura en Portugal uno de los mayores sistemas de almacenamiento de energía de Europa

A la izquierda, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, junto al primer ministro de Portugal, Antonio Costa, durante la inauguración de la gigabatería hidroeléctrica de Tâmega

Iberdrola ha puesto en marcha uno de sus principales proyectos en Portugal: Una gigabatería hidroeléctrica, con tres presas y tres centrales, con una capacidad de casi 1.160 megavatios (MW). La compañía ha inaugurado este lunes el proyecto situado en la localidad de Tâmega, que ha conllevado una inversión de 1.500 millones de euros y cuya construcción se ha prolongado a lo largo de ocho años.

Las eléctricas se rebelan contra los caudales obligatorios de los ríos y avisan de que pedirán indemnizaciones

Las eléctricas se rebelan contra los caudales obligatorios de los ríos y avisan de que pedirán indemnizaciones

El megacomplejo hidroeléctrico se encuentra al este de Oporto y ha sido inaugurado por el primer ministro de Portugal, António Costa, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. La gigabatería del Tâmega está considerada el mayor proyecto de energía limpia desarrollado en Portugal. Está integrado por tres embalses, con capacidad de bombeo reversible, y tres centrales (Alto Tâmega, Daivões y Gouvães), que supondrá un aumento del 6% de la capacidad instalada del país vecino.

En concreto, el sistema electroproductor del Tâmega es capaz de almacenar 40 millones de kWh, equivalente a la energía que consumen 11 millones de personas durante 24 horas en sus hogares, convirtiéndose en uno de los mayores sistemas de almacenamiento de energía de Europa.

Esa capacidad de bombeo reversible conlleva que pueda almacenar la energía para ser empleada, por ejemplo, en momentos de pico de demanda y supondrá, según ha explicado Iberdrola, evitar la importación de más de 160.000 toneladas de petróleo al año.

La energía “eólica y la solar son competitivas pero son intermitentes por naturaleza. Requieren infraestructuras de alta tecnología, como esta gigabatería, capaz de utilizar el exceso de energía generada en momentos donde los recursos renovables son abundantes para bombear agua para convertir ese agua, de nuevo, en electricidad, cuando los recursos naturales son escasos”, aseguró Galán.

Diálogo con el Gobierno portugués

Durante la inauguración, el presidente de Iberdrola ha señalado que el desarrollo del proyecto de Tâmega ha sido posible gracias al entorno de estabilidad jurídica y buen diálogo logrado por el Gobierno de Portugal en los últimos años. Además, ha indicado que esta infraestructura evidencia que las dos grandes metas de la política energética de Europa, la independencia energética y la descarbonización, son perfectamente compatibles, siempre y cuando se trabaje en la electrificación del sistema económico y productivo.

Ignacio Sánchez Galán también ha anunciado que la compañía podrá duplicar en los próximos años las inversiones realizadas en la gigabatería, alcanzando los 3.000 millones de euros, que destinará a nuevos parques eólicos y plantas solares ya en desarrollo o construcción. De entrada, al proyecto se le sumará la futura construcción de dos parques eólicos ligados a la gigabatería.

“Infraestructuras de esta dimensión requieren colaboración entre las administraciones. Eso es lo que siempre hemos encontrado en Portugal. Un planteamiento claro, un ambiente regulatorio previsible, que nos permite traer el capital necesario para el desarrollo de grandes proyectos”, recalcó el presidente de Iberdrola durante la inauguración.

“Primer ministro”, señaló Galán a Costa, “me gustaría agradecer a su Gobierno su empeño. Aquí siempre encontramos voluntad de diálogo, compartimos la misma vocación de construir un sistema energético fiable, limpio y autosuficiente”.

Precisamente, el primer ministro portugués ha destacado la apuesta del país por las renovables para reducir su dependencia del exterior. Una inversión a lo largo de los últimos años de 17.000 millones de euros que les ha permitido tener “cero” dependencia de Rusia.

“Vamos a ser solidarios, pero la solidaridad significa también que no vamos a hacer pagar a los portugueses para compensar el atraso en el que otros se colocaron cuando podían haber hecho una inversión en renovables de 17.000 millones que nosotros sí que hicimos”, indicó Costa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats