La secretaria del Tesoro de EEUU pide un tipo mínimo de impuesto de sociedades a nivel mundial

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha defendido el lunes un impuesto mínimo mundial sobre las compañías multinacionales para evitar que las empresas evadan impuestos con el traslado de sus beneficios al extranjero. La propuesta de Yellen está dentro de los planes de la Administración Biden para aumentar los ingresos en Estados Unidos ante el fuerte desembolso de dinero público para revitalizar la economía, según ha adelantado The New York Times. El presidente de EEUU firmó el pasado 10 de marzo un nuevo paquete de estímulo económico de 1,9 billones de dólares.

Gabriel Zucman: "Sería legítimo que Catalunya legislara que si una persona se marcha a otra región le van a seguir cobrando impuestos durante unos años"

Gabriel Zucman: "Sería legítimo que Catalunya legislara que si una persona se marcha a otra región le van a seguir cobrando impuestos durante unos años"

"Estamos trabajando con los países del G20 para acordar un tipo mínimo del impuesto sobre sociedades a nivel global que pueda frenar esta carrera sin fondo", ha declarado.

Yellen ha abogado por la coordinación mundial de un tipo impositivo internacional que se aplique a las empresas multinacionales, independientemente de dónde tengan su sede como fórmula para acabar con la competitividad fiscal. Un impuesto global de este tipo podría ayudar a evitar la "carrera sin fondo" entre países ,que intentan superarse unos a otros bajando los tipos impositivos para atraer a las empresas, según ha explicado la secretaria del Tesoro.

"La competitividad va más allá de cómo se comportan las empresas con sede en Estados Unidos frente a otras empresas en las licitaciones de fusiones y adquisiciones a nivel mundial. Se trata de asegurar que los gobiernos tengan sistemas fiscales estables que recauden suficientes ingresos para invertir en bienes públicos esenciales y responder a las crisis, y que todos los ciudadanos compartan equitativamente la carga de la financiación del gobierno", ha argumentado Yellen.

Sus declaraciones se produjeron en el momento en que la Casa Blanca y los demócratas del Congreso comienzan a buscar formas de pagar el amplio plan de infraestructuras del presidente Biden para reconstruir las carreteras, los puentes, los sistemas de agua y la red eléctrica de Estados Unidos. Entre objetivos del programa económico de la administración Biden se sitúa la lucha contra la evasión y los refugios fiscales.

"'America first' nunca debe significar 'America alone'. Porque en el mundo actual, ningún país por sí solo puede proporcionar una economía fuerte y sostenible a su población. Con el tiempo, la falta de liderazgo y compromiso global hace que nuestras instituciones y nuestra economía sean vulnerables", ha subrayado la secretaria del Tesoro.

Yellen no ha mencionado cuál debería ser el tipo mínimo para este Impuesto de Sociedades consensuado a nivel internacional, aunque se especula que el equipo económico de Biden quería subir la imposición a las empresas hasta el 28%, una vez que Trump había reducido la carga impositiva a las empresas del 35% al 21%.

Tres paquetes de rescate

El último paquete de rescate es el tercero aprobado en Estados Unidos desde que comenzó la pandemia hace un año, tras el de 900.000 millones de dólares que el Congreso impulsó en diciembre y el de 2,2 billones de dólares refrendado en marzo de 2020, que fue el mayor de la historia del país.

El conocido como Plan de Rescate Estadounidense incluye nuevos pagos directos de 1.400 dólares a los contribuyentes que tengan ingresos inferiores a los 80.000 dólares anuales por persona, una cantidad superior a los cheques de 600 y 1.200 que se entregaron en los anteriores rescates. "El 85% de los hogares estadounidenses recibirán los pagos directos de 1.400 dólares por persona", aseguró Biden.

Además, el paquete contiene un rescate de 350.000 millones de dólares para Gobiernos locales y estatales, 170.000 millones para la reapertura de las escuelas, 14.000 millones de dólares para fortalecer el plan de vacunación y otros 46.000 para el sistema de tests de COVID-19.

También amplía hasta el 6 de septiembre las ayudas al desempleo por la pandemia, que iban a caducar el 14 de marzo; y contiene subsidios para el alquiler y fondos para programas de comida, además de para aerolíneas, sistemas locales de transporte y la red ferroviaria.

Etiquetas
Publicado el
5 de abril de 2021 - 17:31 h

Descubre nuestras apps

stats