La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada

Diversificación en la inversión: ¿cómo aplicarla?

Una tablet donde se muestran estadísticas.

José Ignacio Recio

A través de la diversificación, una sencilla estrategia en la inversión, no solo se pueden contener las pérdidas en la inversión. Sino que por el contrario, es una excelente ocasión para adentrarse en otros activos financieros que pueden suponer una auténtica oportunidad de negocio.

La diversificación en la inversión es una estrategia que permite a los usuarios ante todo protegerse de escenarios poco o nada deseados para sus intereses. No en vano, es una de las principales recomendaciones que realizan los analistas en los mercados financieros para preservar la valoración de sus carteras. No para un perfil de inversor determinado, sino para todos ellos en general. Debido a que siempre es mejor estar posicionados en varios activos financieros que en uno solo. Para que de esta manera, puedan reducirse o minimizarse las posibles pérdidas en tendencias bajistas.

En cualquier caso, para llevar a cabo una diversificación en la inversión no hay que atenerse a un solo modelo. Sino que por el contrario, hay tantos como zonas geográficas, productos financieros o clase de gestión que se deseen suscribir. En el mercado financiero se pueden encontrar formatos o productos que cumplen con estas características. Como por ejemplo, fondos de inversión o ETFs en los que puede contratarse de forma global y sin cambiar de producto varios activos financieros de diversa naturaleza. Basados en la renta variable, fija, materias primas, monetarios o incluso desde modelos alternativos. Con una ponderación que irá en función del nivel de riesgo y perfil que quiera asumir el cliente en cada momento.

Elegir la inversión en función del área geográfica 

Esta estrategia en la inversión también puede verse potenciada al adquirir, dentro de la misma cartera, activos procedentes de diferentes zonas geográficas. Con la ventaja adicional que están presentes diversas opciones en los mercados financieros: occidentales, asiáticos o emergentes. Para que así se neutralicen los efectos negativos de algunos de ellos y que puede conllevar a una depreciación muy relevante de la cartera contratada. 

Basta recordar que las diferencias entre unos y otros suelen ser muy sustanciales en algunas épocas del año. En estos momentos las divergencias entre el Nasdaq 100 (+36 %) y el Ibex 35 (-18 %) durante los primeros once meses del año alcanzan algo menos del 55 %. No en vano, se mueven bajo ciclos y tendencias que pueden llegar a ser completamente contrapuestas. Al igual que sucede con otros índices bursátiles, y muy en especial los emergentes que destacan sobre todo por su elevada volatilidad. Todas estas incidencias se resuelven a través de una inversión diversificada en varios índices internacionales.

Contratación de una cesta de acciones 

Otro de los sistemas por el que se canaliza la diversificación es optando por una cesta de acciones en vez de invertir en un solo valor en concreto del mercado. Se incluyen diferentes modelos de negocio en las cotizadas que van desde las acciones defensivas a las más agresivas para compensar cualquier cambio de ciclo económico. En este sentido, dentro del primer grupo se puede encontrar compañías como las eléctricas, consumo alimenticio o autopistas que son las más estables y además cuentan con un reparto de dividendo muy rentable. Mientras que en los valores más cíclicos siempre habrá que tener presentes a los bancos, automoción e industria que conforman una apuesta más agresiva para tratar de mejorar los márgenes de rentabilidad. 

Esta alternativa en la inversión presenta varias ventajas para el usuario. Por una parte, el hecho de optar por más valores que le sitúen en un escenario más favorable para revalorizar su capital. Mientras que por otro lado, mitiga las pérdidas en los periodos menos alcistas en los mercados de renta variable. También puede combinarse con otros activos financieros, como por ejemplo, commodities o productos de renta fija para que propicien el incremento deseado en la valoración de la cartera suscrita.

Desde estos objetivos por parte de los inversores, en eToro permiten a las personas llevar a cabo esta estrategia a través de una amplia variedad de instrumentos financieros, desde acciones a  materias primas. Además, se trata de una comunidad global formada por más de 16 millones de usuarios, que comparten sus estrategias de inversión y cualquier inversor puede seguir los planteamientos de aquellos que han tenido más éxito en sus inversiones.   

Precisamente en línea con su misión de democratizar las inversiones, en eToro se hace todo lo posible para compartir la experiencia de los mejores inversores para que todos tengan más conocimiento, comprendan mejor los riesgos y simplifiquen los conceptos de inversión. Su objetivo es conseguir en los próximos años que cualquier cliente pueda dar el salto a la inversión, y no se encuentre ninguna barrera para ello. 

En todo caso, los inversores no deben olvidar nunca que la inversión siempre entraña riesgos. Más allá de la necesaria diversificación como piedra angular de cualquier estrategia de inversión, merece la pena destacar que, como en más de una ocasión ha insistido el célebre gurú Warren Buffet, nunca se debe invertir en algo que no se entiende. Del mismo modo, el inversor tiene que tener siempre claro cuál es su nivel de tolerancia al riesgo y a las pérdidas. Con un planteamiento muy claro: los usuarios deberían invertir únicamente aquel dinero que se pueden permitir. 

*El rendimiento pasado no es una indicación del rendimiento futuro. El historial comercial presentado es de menos de 5 años completos y puede no ser suficiente como base para una decisión de inversión. Este contenido es sólo para fines informativos y no puede ser considerado como un consejo o recomendación de inversión. 

**eToro es una plataforma multi-activos que ofrece tanto inversiones en acciones y criptoactivos, como operaciones con CFDs. Tenga en cuenta que los CFD son instrumentos complejos y que conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. 71% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero al operar CFD con este proveedor. Usted debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse el lujo de asumir el alto riesgo de perder su dinero

Etiquetas
Publicado el
22 de noviembre de 2020 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats