La portada de mañana
Acceder
Un sacerdote del Opus 'compró' el silencio de una víctima de abusos
La contaminación y su efecto para la vida en el Mar Menor
Opinión – Pecados capitales, por Elia Barceló

Que el reciclaje no se vaya de vacaciones

Máquina RECICLOS en el Centro Comercial Los Arcos de Sevilla.

Azahara García

Cuando el sol veraniego empieza a asomar son muchos los que piensan en unas merecidas vacaciones en algún lugar en el que olvidarse del trabajo, las prisas, los madrugones y muchas de las rutinas de nuestro día a día. Sin embargo, hay algunos hábitos que no está nada mal que nos llevemos con nosotros, como el reciclaje. Si viajamos a un hotel, alquilamos una casa o, incluso, si queremos hacer el Camino de Santiago, no hay motivos para no seguir reciclando y, con ello, ayudando al medio ambiente. 

Según los datos del portal de viajes SiteMinder, los niveles de reservas hoteleras para este verano en España están muy cerca de los de 2019, antes de la llegada de la pandemia, y la mayoría de ellas pertenecen al turismo nacional. Por lo que parece que, este verano, los españoles viajaremos, ya sea a la costa o a un rincón perdido de la montaña. Y allí también podremos seguir apoyando el reciclaje si, cuando nos sentamos a tomarnos algo en una terraza o queremos degustar la gastronomía local en un restaurante, nos fijamos en si forma parte de la iniciativa ‘Ecohosteleros’ que incluye ya a más de 18.000 establecimientos del sector HORECA en toda España y que reconoce su implicación en materia de medio ambiente. 

“Debemos dejar ya de hablar de residuos y sí de nuevos recursos”, asegura Javier Rodríguez, consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático del Cabildo de Tenerife. Precisamente en esta isla este proyecto espera sumar a medio millar de establecimientos comprometidos con la sostenibilidad a través de, entre otras, el reciclaje, el consumo responsable y la lucha contra el desperdicio alimentario.

Playas, centros comerciales y estaciones marítimas unidas por el reciclaje

Este sello de reconocimiento de los hosteleros no es la única facilidad que tenemos para reciclar cuando estamos fuera de casa. Por ejemplo, si tus vacaciones incluyen un trayecto en barco, también puedes reciclar en las estaciones marítimas. Al menos en las de Baleària en Denia y Valencia. “Después de más de cinco años colaborando con Ecoembes, nos plantearon situar las máquinas en las estaciones marítimas”, cuenta Isidoro Vicente, responsable del proyecto por parte de Baleària, que se refiere a las máquinas RECICLOS en las que depositar latas y botellas de plástico de bebidas y recibir recompensas sostenibles o sociales al hacerlo y que hay instaladas en los puertos de Valencia y Denia, donde, en el caso de esta última, al año pasan unos 250.000 pasajeros. Muchas de las 62 máquinas que hay repartidas por la geografía española se encuentran en lugares asiduamente frecuentados, tanto por locales como por turistas, como la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, diversos polideportivos o incluso en centros comerciales como el de Los Arcos, en Sevilla, que cuenta con dos máquinas. “No solo como un servicio al cliente externo y al cliente interno sino también para apoyar la iniciativa ambiental de Ecoembes”, explica Pilar Hernández, del equipo de comunicación del centro, que asegura que la tendencia de uso está siendo positiva.

Incluso mientras tomamos el sol se puede reciclar sin problema. Las playas españolas cuentan con cubos perfectamente identificados por colores en los que separar los residuos. “Nosotros tenemos 69 pérgolas [de acceso a la playa] y cada dos pérgolas hay cubos de reciclaje, en total tenemos unos 36 o 37 mini puntos limpios en la misma arena, a la salida de la playa. Entonces el que no recicla es porque no quiere”, afirma rotundo Javier Hidalgo, concejal de la localidad malagueña de Fuengirola que en los meses de verano nota un incremento de sus residuos de entre un 30 o un 35%. 

Se hace camino al reciclar

Y el más difícil todavía ¿y si estamos haciendo el Camino de Santiago? Pues ni eso es excusa para no reciclar porque coincidiendo con el Año Xacobeo 2021 que mejor que ayudar al proyecto Camino del Reciclaje cuyo objetivo este 2021 es que este sea el año más comprometido con el reciclaje. Para ello, cuenta con 359 albergues en Galicia, Asturias, La Rioja, Navarra y Castilla y León que recuperarán mucha de la esencia sostenible de esta experiencia potenciando la concienciación medioambiental y fomentando el reciclaje entre los caminantes. 

Además de eso, se repartirán a los peregrinos más de 142.000 bolsas reutilizables, realizadas con PET reciclado, para evitar la basuraleza, porque no hay nada peor que estar disfrutando de una experiencia única por un paisaje indescriptible y encontrar residuos que la naturaleza no ha puesto ahí. Y por eso, para que el paisaje siga lo más intacto posible, se mantiene este año las “Compostelas del Ecoperegrino” para ayudar a repoblar con árboles autóctonos diferentes zonas de España, entre ellas Galicia y Asturias. Por cada caminante que suba una foto a sus redes sociales de su Compostela del EcoPeregrino con tres sellos, que podrán obtener en los Ecoalbergues, se plantará un árbol autóctono. En febrero del 2020 se plantaron más de 650 de estos árboles en una hectárea de Caldas de Reis (Pontevedra). Así el Camino es más Camino.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats