Rías Baixas: un tesoro natural para vivir momentos únicos

Atardecer Cabo

Ver atardecer frente a las Islas Cíes, disfrutar de la belleza de la poderosa cascada de A Toxa, pasear a caballo con las tres Rías como telón de fondo, o divisar el Río Miño desde un mirador con una copa de vino de la Denominación de Orixe Rías Baixas. Todas ellas son experiencias sencillas y al mismo tiempo especiales. La naturaleza de Rías Baixas representa la guía ideal para trazar rutas por la costa y el interior y vivir momentos únicos en torno a su riqueza paisajística, historia, gastronomía y cultura.

El litoral de la provincia de Pontevedra está salpicado de bellos faros, testigos de naufragios, tempestades y leyendas en enclaves de extraordinaria belleza. Su luz ha orientado a los barcos desde la antigüedad y hoy regalan a quienes los visitan una panorámica impresionante. Un recorrido desde la desembocadura del Río Miño hasta la Ría de Arousa siguiendo la estela de estos vigías del mar permite adentrarse en la cultura marinera de la provincia, con encantadoras villas en las que degustar una sabrosa gastronomía.

Las rutas a través de la naturaleza ofrecen la oportunidad de admirar grandes paisajes y disfrutar de pequeños rincones con encanto. Sentarse a observar el encuentro entre el Río Miño y el Océano Atlántico desde el Monte Trega, a escasos metros del yacimiento milenario que habitaban los antiguos galaicos, constituye un momento para recordar, al igual que pasear por los jardines de los pazos de la provincia, repletos de riqueza botánica e historia. La Ruta de la Camelia, que cruza casas señoriales y castillos con esta flor llegada de Oriente como protagonista, es una fantástica guía para descubrirlos.

Por tierra, mar o aire, además, la provincia alberga una amplia variedad de escenarios para ejercitar el cuerpo en fantásticos espacios naturales de la costa y el interior. Surf, vela, esquí acuático, rafting, escalada, bicicleta de montaña y viajes en globo o parapente… Las Rías Baixas componen un completo destino capaz de saciar las ganas de aventura de las y los más exigentes.

Piedra y paisaje

La piedra se aferra al paisaje desde hace miles de años en bellos parajes para convertirse en testigo de la historia. Los castros, poblados autóctonos construidos en la Edad del Hierro, perduraron habitados varios siglos hasta su ocaso tras la ocupación romana.

Las Rías Baixas, además, jugaron un papel importante papel como espacio estratégico de intercambio entre el mundo atlántico y el mediterráneo. Los castros acreditan los intercambios comerciales dentro de la Ruta de los Fenicios.

Paisaje e historia se unen también en el rico patrimonio fortificado de castillos, fortalezas, murallas y torres de la provincia. Guardan un pasado de batallas, invasiones, feudos, revueltas y luchas de poder en Galicia y los demás reinos de España y Portugal durante el medievo. La ruta por As Rías Baixas depara apasionantes relatos tallados sobre estos recintos situados en entornos idílicos.

Los castillos de As Rías Baixas, símbolos de poder en la Edad Media, se convierten hoy en el pasaporte perfecto para iniciar un viaje al pasado y descubrir en primera persona la historia de este destino y de las familias de la alta nobleza que vivieron entre sus muros.

Además, la provincia cuenta con un rico patrimonio etnográfico. Una ruta de senderismo por bosques y fragas no solo permite desconectar del mundanal ruido en un remanso de paz y disfrutar de la naturaleza, sino que descubre en multitud de rincones antiguos molinos centenarios, hoy ya parte de la cultura popular gallega

Caminos de Santiago

Por tierra y mar, las vías para recorrer el Camino de Santiago en As Rías Baixas son espléndidas y variadas, y todas ellas atesoran un encanto especial. Hasta cinco rutas oficiales cruzan este destino y ofrecen experiencias inolvidables. Naturaleza, patrimonio, cultura y gastronomía se dan la mano en estos bellos itinerarios jacobeos.

Dos de ellos proceden de tierras lusas, al sur de la provincia: el Camino Portugués y el de la Costa. Otros dos, la Vía de la Plata y el Camino de Invierno, se adentran en el territorio por el interior. Uno más, la Ruta do Mar de Arousa e do Río Ulla, cubre en barco el último trecho de la legendaria travesía de la barca de piedra con los restos del Apóstol.

Gastronomía excepcional

La gastronomía es una de las principales señas de identidad de la provincia. Pescados, mariscos y vinos gozan de reconocimiento internacional; y carnes, productos del campo, quesos o miel sobresalen por su calidad y llevan consigo la marca Rías Baixas.

Los viñedos definen el paisaje y las tradiciones locales hasta el punto de convertirse en un modo de vida al que se abre la puerta a través de la Ruta do Viño. El objetivo es brindar a las y los viajeros una experiencia enogastronómica completa al tiempo que se sumergen en esta histórica cultura.

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats