eldiario.es

9

EXTREMADURA

Miles de trabajadores temporales afrontan la crisis sin trabajo y con más dificultades

Las empresas no están solicitando para ellos los ERTE. Muchos han sido despedidos y otros se van a la calle cuando cumplen sus contratos de una semana o incluso días

Los sindicatos esperan que estas situaciones terminen con la nueva batería de medidas anunciada por el Gobierno, entre ellas la prohibición de despedir a los empleados durante el estado de alarma

España tiene la tasa de empleo temporal más alta de toda la UE, un 26,9 por ciento

EFE

Miles de trabajadores extremeños temporales y fijos discontinuos se enfrentan a la crisis del coronavirus ante la incertidumbre de su futuro laboral, y en muchas ocasiones sin la cobertura suficiente con la que afrontarla.

Los índices de temporalidad son muy elevados en la región, como muestran los datos de la EPA, y para ellos la situación es más compleja si cabe.

Aquellos que tienen empleos más estables podrán disfrutar de un ERTE, que les permitirá incorporarse a su puesto cuando pase la ‘tempestad’ y se reactive la economía. La ventaja de las regulaciones de empleo temporal es que los empresarios son exonerados de pagar cuotas y salarios, y el empleo de los trabajadores se mantiene. A éstos no les computará como tiempo de paro consumido. 

La situación de los temporales es diferente y los sindicatos se muestran muy preocupados por el devenir de miles de trabajadores. En su caso las empresas no están solicitando los ERTE, se ha optado por el despido, el adelanto de la extinción del contrato o simplemente por no renovarles una vez que el contrato concluye.

Los sectores más afectados son el Servicios y el comercio, muchos de ellos con contratos precarios, junto a miles de fijos discontinuos y temporeros de campo.

Estas personas están consumiendo por lo general su prestación por desempleo, mientras que otras no han cotizado lo suficiente y no tienen prestaciones.

Los sindicatos esperan que estas situaciones terminen en los próximos días con la nueva batería de medidas anunciada por el Gobierno, entre ellas la prohibición de despedir a los empleados durante el estado de alarma.

La temporalidad en la región

Desde UGT Extremadura Ricardo Salaya subraya que en los últimos años los contratos eventuales se han multiplicado por diez. Ahora, con la crisis de coronavirus, la situación de los temporales es la peor de todas junto a quienes no tiene trabajo.

Exige de inmediato la entrada en vigor de medidas que palíen su precariedad. “Hay una situación excepcional y hay que respaldar al colectivo más desprotegido”.

En la misma línea Alberto Franco, de CCOO Extremadura, aboga por buscar una solución urgente para los miles de trabajadores que se han quedado hasta ahora al margen de las ayudas.

Explica que ha habido muchos despidos individuales de trabajadores temporales, junto a los que se van a ca calle cuando finaliza sus contratos de semanas o incluso días. “Son personas sin cobertura, que trabajan en campañas específicas y cuya situación es preocupante”.

“Es necesario equiparar sus derechos con los de los trabajadores respaldados por los ERTE, que las empresas los incluyan en las regulaciones temporales de empleo, o en su caso se garantice una renta mínima universal con la que cubrir sus necesidades”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha