eldiario.es

9

EXTREMADURA

Los locales de apuestas deberán estar a 300 metros como mínimo de los centros educativos

El Consejo Gobierno aprueba el decreto ley de Fomento del Juego Responsable

La Asociación Extremeña de Jugadores de Azar en Rehabilitación señala que la regulación llega tarde. Se pregunta qué ocurrirá con el grueso de casas de apuestas que ya están en funcionamiento, y que no respetan la distancia mínima

El riesgo de tener la casa de apuestas enfrente del cole

Local de apuestas en Bravo Murillo, a la salida del metro de Valdeacederas

Mario Escribano

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha aprobado este martes el decreto ley de Fomento del Juego Responsable, que establece una distancia mínima de 300 metros de puerta a puerta entre los locales de apuesta y los centros educativos de la región.

El presidente del Ejecutivo extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha explicado que el decreto ha dado cumplimiento con este decreto ley de Juego Responsable al mandato de la Asamblea de Extremadura, que recientemente aprobó una iniciativa de Podemos en ese sentido.

Con esta nueva normativa se modifica la Ley del Juego de Extremadura de 1998 para abordar los problemas de ludopatía que pueden conllevar la proliferación de las casas de apuesta deportiva y el juego on line, sobre todo entre los menores y los colectivos más vulnerables.

Proliferación de casas de apuestas y juego online

Fernández Vara ha explicado que la aprobación del decreto está motivado por la proliferación de los sistemas de apuestas deportivas online, el incremento de los establecimientos de juego y la consiguiente alarma social ante el riesgo de conductas adictivas, sobre todo en menores y colectivos vulnerables.

El objetivo es promover la protección de los sectores más vulnerables, especialmente de los menores, jóvenes y adolescentes, y evitar conductas patológicas. También garantizar la defensa de los consumidores, reducir, diversificar y no fomentar los mismos, y desarrollar acciones preventivas de sensibilización, intervención y control.

Protección de la juventud

Los hábitos han cambiado por completo y el nuevo adicto es un joven de entre 20 y 25 años enganchado a las apuestas deportivas. Hay un elemento que preocupa especialmente a las asociaciones que atienden a personas ludópatas: la incorporación al juego desde edades muy tempranas, e incluso menores de edad.

La Federación Regional de Asociaciones de Madres y Padres de Centros Públicos (Freampa) alertó semanas atrás de la cercanía de las casas de apuestas a colegios e institutos y de la creciente publicidad en medios de comunicación e Internet de las apuestas online, una situación que puede crear "potenciales ludópatas".

Las asociaciones que trabajan las adicciones al juego en la región aplauden la medida, aunque piensan que llega tarde. El presidente de la Asociación Extremeña de Jugadores de Azar en Rehabilitación (AEXJER), Antonio Regalado, advierte que estos requisitos están muy bien para las casas de apuestas que se vayan a montar a partir de ahora, pero se pregunta "qué hacemos con las que ya están. No las vamos a desmontar".

Piensa que el problema es el gran número de permisos que se han dado en Extremadura, ya que desde 2015 se ha autorizado la apertura de unos 90 establecimientos de este tipo, lo que es una ‘burrada’. "El daño está hecho, sí se atajará un poco, pero los menores que van a las que están al lado de los colegios seguirán yendo o irán a las que estén más alejadas, quizás para evitar ser vistos". 

Distancia mínima

En el decreto resulta especialmente relevante es la regulación de la distancia mínima de los establecimientos de juego de cualquier naturaleza respecto de los centros de enseñanza, además de fijar la distancia mínima entre establecimientos para evitar la concentración de locales de juego.

Se establece que entre los establecimientos y los centros públicos y privados de educación preescolar, centros públicos o privados de enseñanzas educativas oficiales y centros de enseñanza no universitaria y universitaria, la distancia mínima será de 300 m (de puerta a puerta). Por otro lado la distancia mínima entre establecimientos, en los núcleos urbanos, será de 250 metros (de puerta a puerta).

Restricciones y sanciones

El decreto-ley, ha añadido el presidente, prohibirá el acceso al juego a menores de edad, personas inscritas en el Registro de Limitaciones de Acceso (que voluntariamente soliciten su inscripción), directivos y accionistas de las propias empresas de juego, colectivos implicados en acontecimientos deportivos sobre los que se realice la apuesta y funcionarios que ejerzan funciones de control e inspección.

El nuevo texto normativo establece un régimen de sanciones cuya recaudación revertirá en asistencia y demás actuaciones en esta materia. También establece la obligación de un control de admisión en la entrada y otorga la función de inspección, vigilancia y control a la consejería competente en esta materia, que es la de Hacienda y Administración Pública, y a la Policía Local la función de autoridad en esta materia.

Publicidad

Por lo que respecta a la publicidad, ésta debe estar regulada por norma estatal, en base a la Constitución, y respetar la protección de menores. Solo la podrán realizar empresas que cuenten con autorización administrativa y no podrá contener imágenes sexistas, xenófobas o discriminatorias, explica el Ejecutivo extremeño en un comunicado.

Además deberá cumplir con los principios del juego responsable y advertir de que la práctica de juego puede producir ludopatía, así como promover los mecanismos de prohibición en equipaciones, instalaciones, patrocinio o similares de todo tipo de apuestas deportivas.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha