eldiario.es

9
Menú

EXTREMADURA

Más de un centenar de centros ponen en marcha el programa ‘Alumnos acompañantes’

El programa busca la prevención, detección y solución pacífica de conflictos con el protagonismo del alumno acompañante 

Las personas seleccionadas serán formadas en la detección de situaciones de vulnerabilidad, riesgo o violencia 

- PUBLICIDAD -
Hasta hace poco, meterse con el empollón o las novatadas eran consideradas algo normal en la vida escolar.

EFE

Cincuenta centros educativos extremeños recibirán ayuda económica durante el curso escolar 2018-2019 para desarrollar el programa de convivencia escolar "Ayuda entre iguales. Alumnos acompañantes".

Estos centros son los beneficiarios de la convocatoria abierta por la Consejería de Educación y Empleo, que cuenta con una financiación de 50.000 euros.

Además otros 124 han sido seleccionados para que puedan participar en este programa aunque sin ayuda económica, salvo que la Consejería de Educación y Empleo disponga de crédito suficiente para financiarlos, ya sea procedente de remanentes de cantidades asignadas, renuncias o cualquier otro supuesto.

El programa

Busca mejorar la convivencia escolar y la responsabilidad recae, principalmente, en el alumnado. De forma voluntaria se compromete con el programa, aunque va dirigido a toda la comunidad educativa, bajo la idea de que la convivencia es tarea de todos,  informa la Agencia Efe.

Quiere darse impulso a las medidas de prevención, detección y solución pacífica de conflictos en el que el alumnado asume el protagonismo y la responsabilidad actuando como "alumnado acompañante", según explicado la Junta. Se pretenden favorecer la integración del alumnado que se incorpora por primera vez al centro o el que se encuentra aislado o con poca aceptación en su grupo.

También puede ejercer la función de "alumnado mediador", cuya labor es tratar de encontrar una solución cooperativa y dialogada de los conflictos, basada en el acuerdo y la negociación.

Alumnado seleccionado

Es preciso contar con alumnado debidamente seleccionado y formado de manera voluntaria que se implique, desde una forma preventiva, en la detección de situaciones de vulnerabilidad, riesgo o violencia que puedan surgir en el centro y en su seguimiento.

Asimismo, deberá tener unas cualidades como discreción y confidencialidad, respeto y tolerancia, ser dialogante y con capacidad de escucha, comprometido y solidario. Su ámbito de actuación puede ser el aula, el recreo, o cualquier espacio educativo del centro, así como las distintas actividades que se realicen, incluidas las actividades complementarias, las extraescolares y las actividades formativas complementarias (AFC).

El alumnado acompañante ejercerá sus funciones en centros de Educación Secundaria y será seleccionado entre el alumnado de ESO, a partir de 3º, Bachillerato y ciclos formativos de Formación Profesional.

Ejercerá sus funciones de tutoría entre iguales con el alumnado de 1º de ESO y Formación Profesional Básica que se incorpore al centro educativo y con el alumnado que ingrese durante el desarrollo del curso en un proceso que se puede prolongar durante dos cursos.

Por su parte, las actuaciones del alumnado mediador se iniciarán a requerimiento del equipo de convivencia, tras analizar los conflictos que han sido derivados por el alumnado acompañante, el profesorado o el equipo directivo y que se considera que son susceptibles de resolución a través de una mediación formal. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha