eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El día en que dejé de confiar en Carmen Montón

Con la ya exministra hemos hecho exactamente lo mismo que antes hicimos con Cristina Cifuentes y Pablo Casado. Lo mismo que volveremos a hacer la próxima vez

La independencia de eldiario.es consiste en esto: en aplicar el mismo rasero a todos. En destapar todos los escándalos sin mirar el color

256 Comentarios

- PUBLICIDAD -

La ya exministra de Sanidad Carmen Montón obtuvo un máster en la Universidad Rey Juan Carlos de forma completamente irregular. Sin ir apenas a clase, con notas manipuladas, con convalidaciones no solicitadas y con un trabajo plagiado: un copia y pega sin rubor, con el que obtuvo un sobresaliente que nunca se mereció.

La entonces diputada recibió en el chiringuito académico de Enrique Álvarez Conde y Laura Nuño un claro trato de favor, fuese solicitado o no. Un privilegio por ser vos quien sois: entonces diputada del partido en el Gobierno. Para otras alumnas anónimas, el máster ni se pareció.

En esta investigación de eldiario.es, nos hemos encontrado con el clásico patrón y el comportamiento habitual de los máster regalados en la URJC: cambio de notas fuera de plazo, convalidaciones fantasma, privilegios para los alumnos VIP... No todas estas irregularidades son achacables a Montón. Pero ella sí fue la beneficiada de todas ellas.

También las excusas eran las mismas. "Hice lo que me pidieron". Igual que Cifuentes, igual que Casado. Para cualquier estudiante normal, habría sido evidente que lo que pedían a Montón a cambio de ese título oficial no era el mismo esfuerzo que paga un alumno convencional.

A Carmen Montón le regalaron un título sin merecerlo. Y esto es culpa de Laura Nuño y del resto de los responsables de este chirinquito de la URJC. Pero Montón pudo rechazar ese regalo y no lo hizo. Aceptó ese trato de favor.

Conocía desde hacía algún tiempo a Carmen Montón. Nos llevábamos todo lo bien que se puede llevar un periodista con un político en activo, una relación que nunca puede ser de amistad. Pudo haber sido una buena ministra de Sanidad. Fue ella quien revirtió la privatización de los hospitales valencianos, quien ahorró millones a esa administración autonómica con su apuesta por los genéricos. Era una de las mujeres más progresistas en el gobierno de Sánchez. Era la ministra a la que odiaba todo el sector de la sanidad privada y os confieso que me caía bien.

Confiaba en su palabra, hasta que hace justo una semana me mintió. Fue en su despacho, el pasado martes, en presencia de mis compañeras Raquel Ejerique y Laura Galaup. Primero nos contó que iba a todas las clases. Cuando le explicamos que solo una alumna de cinco la recordaba, y solo por un par de días, nos dijo que se incorporó en octubre. Cuando le contamos que tampoco la recordaban los profesores nos contó que empezó en diciembre.

Una hora después nos admitió que, hasta enero de 2011, por las clases de su máster no pasó.

Siempre es más fácil publicar noticias incómodas sobre alguien al que no conoces, a quien no respetas, a quien no valoras o que te cae mal. Pero la independencia de eldiario.es también consiste en esto: en aplicar el mismo rasero a todos, sin importar quienes son. En destapar todos los escándalos, sin mirar el color.

Con Carmen Montón hemos hecho exactamente lo mismo que antes hicimos con nuestras investigaciones sobre los máster de Cristina Cifuentes y Pablo Casado. Lo mismo que volveremos a hacer la próxima vez. Caiga quien caiga, gobierne quien gobierne, eldiario.es cumplirá con su obligación de fiscalizar los abusos del poder.

Gracias a los socios por confiar en nosotros. Gracias por hacer posible eldiario.es.

--------------------------------------------------

Si no lo eres y quieres apoyarnos, hazte socio o socia aquí. Necesitamos muchos más para seguir haciendo Periodismo a pesar de todo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha