Gipuzkoa mueve ficha para 'salvar' Inbiomed

El Diputado General de Gipuzkoa, Martin Garitano, acompañado de Jon Peli Uriguen, Diputado de Innovación, Desarrollo Rural y Turismo, han comparecido esta mañana con el objetivo de mostrar su disposición para intentar resolver la situación de Inbiomed exigiendo la "implicación de Kutxabank en el ámbito económico, y del Gobierno vasco en el plano político", dice Garitano.

Tras una reunión mantenida el pasado martes en Vitoria, a la que asistieron la propia Diputación Foral como miembro del patronato de Inbiomed, una representación del centro, y miembros del Ejecutivo vasco, Gipuzkoa decide destinar 300.000 euros al presupuesto de este 2013 para “hacer frente a la grave situación en la que se encuentra” según afirma Uriguen.

Inbiomed, centro de referencia en el territorio en lo que a la investigación biomédica se refiere, se ha visto obligado a plantear un ERE que dejará en la calle a 12 de sus 43 trabajadores, y frenará además los avances en la investigación del cáncer de mama. Una situación dramática para el I+D+i en Euskadi, que desde la Diputación de Gipuzkoa recuerdan "es competencia del Gobierno vasco".

Dos meses sin cobrar

El Diputado general ha aprovechado para denunciar que "la fusión de Kutxabank la ha centralizado en Bilbao, alejándola de Gipuzkoa, como resultado de la decisión del Partido Popular y en Partido Nacionalista Vasco", provocando además, "duros recortes en el presupuesto, no sólo para Inbiomed, sino para el Instituto Onkologikoa", que "también corre un grave peligro por la falta de palabra de Kutxabank y del Gobierno vasco".

El centro, que cuenta con Obra Social Kutxa como su principal fuente de financiación, fue inaugurado en febrero de 2012 con la proclama de convertirse en “un referente internacional” para 2015. Tan sólo 16 meses después, se encuentra en situación de emergencia, con la amenaza de un ERE en ciernes y dos meses de falta de cobro de salario por parte de sus investigadores.

Desde la Obra Social Kutxa, reclaman a las instituciones públicas un compromiso económico que pueda hacer frente a las dificultades que ellos dicen atravesar y que les "obliga" a recortar su financiación de los 1’4 millones de euros contemplados para el ejercicio de 2013, hasta los 350.000 euros que finalmente aportarán. Un tijeretazo que aleja al centro, de su presupuesto mínimo necesario para poder hacer frente a su actividad en este año, "2,4 millones de euros", según los trabajadores del centro.

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2013 - 14:22 h

Descubre nuestras apps

stats